Publicado el 12 de Marzo del 2011 por Boss en Sin categoría
FR.S.A con Japón

A estas alturas de la película, a nadie le resulta desconocido que el pais del sol naciente está pasando por momentos duros desde que ayer se vió sacudido por un terrible Terremoto de aproximadamente 8.8 grados en la escala de Richter, con sus correspondientes réplicas de hasta 7 grados (que aún continúan) y un gigantesco Tsunami (con sus respectivas réplicas). Es irónico tener que decir que al menos, la humanidad puede dar las gracias de que esto sucediera en Japón y no en otro lugar, ya que se trata de un pais acostumbrado a los temblores (aunque no con tanta intensidad) y cuya población está entrenada para casos de emergencia.

 

 

Desde esta redacción hemos estado pegados a la red, siguiento el desarrollo de los acontecimientos de manera constante y podemos contaros que a esta hora, los destrozos son considerables, y se han perdido muchisimas vidas (sin contar los desaparecidos), pero poco a poco el pais se va “normalizando”. Las réplicas continúan (en un terremoto de tal magnitud, es previsible que continúen durante toda una semana) y hay cierta alerta nuclear (por un pequeño problema en un reactor, que no parece ser de gravedad), pero parece ser que la situación de momento está bajo control y normalizándose. Se están reestableciendo los transportes y la gente está pudiendo volver a sus casas, o a lo que queda de ellas. Hubo momentos en que las comunicaciones por teléfono no funcionaron, aunque sí la red (afortunadamente), y en este momento en muchos lugares no hay gas, o luz, o agua corriente. Pero los japoneses se lo están tomando de una manera muy racional y no está habiendo incidentes. Desde el gobierno japonés se ha hecho una llamada a la unión y a la calma, para conseguir entre todos salir adelante.

 

Queremos hacer llegar desde aqui todo nuestro apoyo y nuestra solidaridad al pueblo japonés, asi como a los familiares y amigos de todos los extranjeros que se encontraban (y aún se encuentran) en el pais del sol naciente. Deseamos de todo corazón que todos vuestros familiares y amigos se encuentren bien y confiamos en que el buen hacer de los japoneses facilite, como ya está haciendo, que este desastre termine lo antes posible y de la mejor manera.

 

ANIMO!