Publicado el 12 de Julio del 2011 por Germánico en Libros
Hablemos de Libros: “Crónicas del Mago Negro.”

4.5 (5)

Heme aquí, amiguitos de lo épico, sentado frente a un hermoso paisaje germano, de verdes llanuras y grandes árboles, iluminado por un tímido sol que se refleja en el rubio cabello de las teutonas sosteniendo un libro de Trudi Canavan, escritora de fantasía épica australiana que se ha hecho con un fan más desde el momento el que cogí el primer libro de la saga.

Y es que esta saga (formada por El Gremio de los Magos, La Aprendiz y El Gran Lord) trae un poquito de frescura a lo que estamos acostumbrados a leer sobre magos, hechiceros y demás, y el planteamiento es bastante interesante. Su mundo quizá peque de poco original, pero es bastante divertido encontrarte pequeños paralelismos con nuestro mundo, y quizá tampoco parezca muy bien definido al principio… Sin embargo, con cada libro (que desde mi punto de vista hasta se hacen cortos) descubrimos nuevos usos y costumbres que nos alegran la lectura.

Pero hablemos de la historia en sí: ¿de qué va? ¿cuál es la trama? Pues bien, todo comienza cuando (otro año más) se da la purga en la capital de Kyralia, Imardin, en la que echan de la ciudad a todos los rateros, ladrones, asesinos y mendigos (y otra gente de poco presupuesto) a unas barriadas exteriores llenas de suciedad. Esta purga la llevan a cabo los magos, y de repente, una chiquilla flacucha y sin futuro lanza una piedra y ¡Plaf! mago al suelo. Descubre así sus poderes mágicos y comienza una huída de esta casta de hechiceros, hijos todos de familias poderosas. Pero los magos no quieren hacerle daño, como ella y sus amigos piensan, sino que quieren instruirla… Y para ello ingresa en la Universidad. Hay novatadas, putadas, tramas interesantes, intrigas, traiciones que no son tales, oscuros secretos, magias prohibidas y ataques mágicos. No quisiera especificar más para no destripar la historia a nadie, así que lo dejaremos así.

Historias de amor, pocas y lo justo, se conoce que la señora Canavan no es muy dada a los romanticismos, así que en ningún momento se nos hace empalagoso… Hay quien dice que son muy sosas, a mí me parece que, aunque con cuentagotas, son más que suficiente.

Ahora en cuanto personajes: mmmm, pues bastante interesantes, la verdad. Los principales podrían ser (y son) Sonea, la chiquilla pobre que descubre su magia; Cery, amigo de la anterior con contactos un tanto extraños; Rothen, mago que será su tutor al principio y que es un amor de hombre; Dannyl, amigo de Rothen (y antiguo alumno suyo), muy cotilla pero que también cae bastante bien. Y luego el que para mí es el gran personaje, como una especie de Raistlin en Dragonlance: Akkarin, el enigmático Gran Lord.

¿Recomiendo leerla? Ohhh sí, frikis míos, sobretodo si amáis la magia, las muertes no previstas, lo épico, y la fantasía.

Además, Canvan no se ha quedado en esta triología, sino que tiene otras dos (una de ellas está en ello): Age of The Five, sobre una curandera cuya historia en principio parece interesante, y The Traitor Spy Triology, en la que vuelven a aparecer personajes como Cery, Dannyl o Sonea, y que promete estar muy bien. De momento, sólo he leído el primer libro y no me ha decepcionado en absoluto… Pero esa es otra historia que ya será contada.