Publicado el 3 de Mayo del 2012 por Germánico en Cine
Estuvimos viendo: Los Vengadores.

(5/5) 

Título original:The Avengers.

Dirección: Joss Whedon.

País: USA. Año: 2012. Duración: 142 min. Género: Acción, aventuras, ciencia-ficción.

Interpretación: Robert Downey Jr. (Tony Stark / Iron Man), Chris Hemsworth (Thor), Scarlett Johansson (Natasha Romanoff / Viuda Negra), Chris Evans (Steve Rogers / Capitán América), Jeremy Renner (Clint Barton / Ojo de Halcón), Cobie Smulders (agente Maria Hill), Samuel L. Jackson (Nick Furia), Mark Ruffalo (Bruce Banner / Hulk), Stellan Skarsgård (Dr. Erik Selvig), Tom Hiddleston (Loki), Clark Gregg (agente Phil Coulson), Gwyneth Paltrow (Pepper Potts).

Mucho habíamos estado esperando: desde allá por junio del 2011 este equipo se había mantenido a la espera hablando poco a poco de esta superproducción que reuniría a algunos de los superhéroes más famosos de Marvel. Habíamos enseñado portadas de revistas, fotos de rodaje, carteles promocionales de la ComicCon e incluso comentarios sobre los distintos tráilers que iban llegando a nuestros ojos. Y por fin, gracias a los dioses que se alimentan de Chochas de agua, el 27 de Abril se estrenaba en nuestros cines “Los Vengadores“.

El 28 ahí estaba este vuestro redactor en las colas del cine de su ciudad para disfrutar de tan insigne película. Y disfruté de los lindo.

Todo comienza porque enemigo ¿ inesperado? amenaza con poner en peligro la seguridad mundial, un Loki con aires de grandeza que quiere “continuar” con el trabajo de Hydra. Así pues, Nick Furia, director de la agencia internacional para el mantenimiento de la paz conocida con el nombre de SHIELD, decide reunir a un grupo de hombres y mujeres un tanto especiales para salvar al mundo de la inminente catástrofe… y si no salvarlo, vengarlo.  ¿Quiénes serían los encargados de semejante hazaña? Pues muy fácil: Bruce Banner, quien cuando se pone un poquito nervioso pierde el control y se transforma en un enorme bicho verde que tiene mucha mala leche y que responde al nombre de Hulk; Tony Stark, de los Stark de Invernalia de toda la vida (chiste fácil, no he podido evitarlo), poseedor de una armadura de acero que le convierte en Iron Man;  Steve Rodgers, también conocido como Capitán América. Por último, dos personas que no tienen realmente ningún superpoder pero sí grandes habilidades: Ojo de Halcón (un Legolas cualquiera) y la Viuda Negra, una mujer de armas tomar (rusa tenía que ser). A ellos se les une, viniendo de la lejana Asgard, Thor, el hijo de Odín, hermanastro de Loki y Protector de la Tierra. Este extraño equipo, que al principio tendrán algún que otro problema de trabajo, pronto encontrarán la causa común que les une para detener la invasión proveniente de un lejano mundo exterior, situado a universos de distancia que solo una piedra azul muy bonica (que ya vimos en la película del Capitán América) puede atraer. Tenemos bichos rarunos, explosiones, peleas, tiros, muerte, sangre, desolación y mucho humor, un humor fino fino (filipino! Sí, estoy en modo festival cómico) que normalmente viene de la mano de Tony Stark con su carácter que tan bien conocemos (gracias a las dos entregas de Iron Man) y de un Hulk que se hace hasta entrañable (aunque no dan muchas ganas de abrazarlo. A Scarlett Johansson, sin embargo, sí dan ganas de abrazarla). Así pues tenemos una historia típica de superhéroes pero que trae frescura, buen ritmo, unos efectos increíbles y que nos asegura unas risas durante las dos horas aproximadamente que dura la película, con golpes tan buenos que hacen que mucha gente quiera aplaudir durante la película.

¿Recomendable? Por supuesto, no conozco a nadie que diga que no le haya gustado o que no se lo haya pasado en grande viendo la película. Como recomendación os diré que atentos al cameo de Stan Lee (¡enorme! y hasta aquí puedo leer)… Y cuando acabe la película, no os marchéis de la sala, poco después de los primeros créditos viene esa escena en forma de épilogo que tanto les gusta a Marvel y he de decir que tiene mucha chicha.

¡Dioses a mí!