Publicado el 28 de Mayo del 2012 por wraith81 en Ludoteca
Colonos de Catan

Hoy os voy a hablar del Colonos de Catan, de uno de los juegos de mesa que han marcado una época en el mundo de los juegos de mesa modernos y que no puede faltar en las ludotecas de ninguna casa o asociación que se precie.

Este juego, ideado por Klaus Teuber y publicado en 1995, se ha convertido en el juego de mesa de origen alemán mas jugado en todo el mundo, donde se calcula que lo juegan habitualmente unos quince millones de personas en todo el mundo

El objetivo del juego básico es construir sobre un tablero que es distinto cada vez, pueblos, ciudades y caminos y acumular varios tipos de cartas. Todos estos elementos proporcionan distintas puntuaciones, ganando la partida el primer jugador que llega a los diez puntos.

El juego ha alcanzado la fama y algún premio (juego de año en 1995 en Alemania), debido principalmente a su mecánica simple, pero a su vez, compleja estrategia y desarrollo. Además, la temática y aspecto visual, le hace apto para todos los públicos y géneros, usándose en muchas ocasiones para la iniciación al mundo de los juegos de mesa.

Otro aspecto a destacar de mismo es su alto grado de interacción entre los jugadores, y es que en Colonos de Catan puedes (y debes) negociar los recursos que obtienes, con los de otros jugadores para conseguir los materiales que necesitas para construir tus pueblos, caminos, ciudades y puntos necesarios para ganar la partida.

Los recursos se obtienen con un sistema muy simple y original, y es que tan solo hay que sumar el resultado obtenido al lanzar dos dados de seis caras y comparar este resultado con el numero que hay en el centro de cada octógono, haciendo esto una vez por turno de jugador, tal y como podemos ver en la fotografía de abajo.

Está pensado para jugar entre tres y cuatro jugadores, aunque en siguientes expansiones se sacó una para jugar hasta seis jugadores. Tras su éxito, se han sacado numerosas ampliaciones, que dan un nuevo aliciente para los jugadores más experimentados, sin perder por ello ni un ápice de jugabilidad y diversión.

Teniendo en cuenta su éxito, no es de extrañar que también haya versión para múltiples plataformas digitales, como consolas, móviles, u ordenadores.

Por todo esto, y tras haberlo jugado en numerosas ocasiones, puedo asegurar que es un juego capaz de cumplir las expectativas de cualquier aficionado a los juegos de mesa, ya sea iniciado o experimentado, y todo por tan solo unos 35-40€ en su versión básica.

En resumen, ¡un juegazo!

 

Wraith.