Publicado el 1 de Junio del 2012 por Germánico en Libros
Hablemos de Libros: La Marcha Zombi, de Max Brooks.

2.5/5

Acababa de leerme Robopocalipsis ( una novela de ciencia ficción cuya reseña podéis leer pinchando aquí) y de volver a disfrutar de La Guerra de los Espíritus (triología de fantasía épica perteneciente a la saga Dragonlance). Con ese vacío interior que se queda tras leerte un buen libro y deseoso (tras leer la noticia de una nueva Antología Z) de sumirme en mundos de cuerpos putrefactos y ansiosos muertos vivientes, me pregunté qué podría poner antes mis ojos para disfrutar de otra sana lectura… No dejaba de darle vueltas hasta que, al pasar por una librería llegó a mí como una revelación divina: La Marcha Zombi, de Max Brooks, el mismo autor de las inigualables Zombi: Guía de Supervivencia (de la que podéis leer una pequeña reseña en el Especial San Valentín) y Guerra Mundial Z.

Cuatro relatos terroríficos sobre el colapso de la civilización

Sonreí como un maniático al leer esa simple frase en la contraportada: sería todo un placer volver a leer ese realismo macabro que usa Max Brooks en sus libros y que te hace desear estar preparado para el posible ataque de zombis y zombificados.

Los relatos son los siguientes:

El desfile hacia la extinción: el apocalipsis zombi visto desde el punto de vista de un vampiro que, preocupado, ve como un futuro incierto recae sobre ellos y los de su raza al poder quedarse sin su alimento. Este relato ocupa prácticamente la mitad del libro y es, sin duda, el mejor del libro tanto por curioso como por calidad.

La Gran Muralla: es un relato que podría ser parte de los recuerdos de una superviviente china a la Guerra Mundial Z, que se ve obligada a realizar trabajos forzados en la muralla para proteger a los suyos de las hordas de No Muertos. Es mínimamente interesante, aunque de zombis tiene, la verdad, poco.

Steve y Fred: un relato extraño y desafiante, que mezcla dos realidades (o dos ficciones) en el mundo Zombi. Por una parte, Steve es un marine valiente e intrépido que vaga por el mundo armado y listo para la acción; por otra parte, Fred está encerrado en un baño público y empieza a sufrir grandes problemas mentales.

Punto Final S.A.: nos presenta a un terapeuta danés que, tras la plaga, lleva a cabo una terapia (bastante cara) para “curar” a los supervivientes. Sólo puedo calificarlo de inquietante.

En fin,  la verdad es que ha resultado decepcionante para mi gusto. No es que sean malos relatos, ni mucho menos, pero no son tan redondos ni tan “terroríficos” como cabría esperar. Da la sensación de que están escritos con desgana, que son esos esbozos de relatos que no sabes qué hacer con ellos y que decides ponerlos todos juntos… ¿Lo recomiendo? Sí y No. Sí a aquellos que ya sean lectores consagrados del mundillo Z, más que nada porque no deja de ser Max Brooks y los relatos son, cuanto menos, curiosos (en especial “El desfile hacia la extinción”); para los que aún no habéis disfrutado de la lectura de relatos y novelas sobre muertos vivientes… casi mejor que os lo reservéis para más adelante y coged otro, porque con este podríais perder toda la curiosidad e interés en un santiamén (que es lo que se tarda en leer el libro).

Que los gemidos de los no muertos no perturben vuestros sueños, frikis míos.