Publicado el 25 de Junio del 2012 por Capitan_Melenas en Cómic
Comentarios desactivados en La Hermandad de la biblia Perry
La Hermandad de la biblia Perry

Las tiras cómicas, esas grandes desconocidas. En España, desde luego, su tradición no es tan esencial como al otro lado del charco. Siempre ha habido humor gráfico en los periódicos, sí, pero con una idea totalmente opuesta al simple entretenimiento que los diarios y dominicales estadounidenses ofrecen. Aquí se tira más por el contenido político o la crítica social, y en ese aspecto gozamos de una salud más que  de hierro. En todos los periódicos contamos con una buena selección de humoristas gráficos, e incluso tenemos publicaciones que resisten contra viento y marea a pesar de los vaivenes de todo tipo que soportan, como el jueves, cantera inagotable de mitos de la viñeta española. Quizá sea esta revista el último bastión.

Hubo un tiempo, incluso, que la tira cómica tuvo su momento. Recuerdo con cariño el “Pequeño País”, donde nacieron personajes como Mot (algún día hablaré del entrañable monstruo en el armario y las reediciones estupendísimas que se realizaron hace unos años), en cuyas páginas algunos tuvimos nuestro primer contacto con el arte secuencial. Los que tienen entre veintimuchos y treintaytantos espero que recuerden esos momentos del domingo por la mañana a la espera nerviosa de lectura enviñetada.

Pero como decía, nada que ver con la excelsa producción USA. Unos cuantos nombres, como Calvin y Hobbes, la imprescindible Liberty Meadows, Zip… una lista casi interminable de publicaciones que forman parte de la leyenda del cómic americano.

Una base sencilla, pero difícil tarea la de contar una historia en tres o cuatro viñetas, que tenga trascendencia. Porque eso es lo importante. Contar mucho en muy poco espacio. Y nos saldrán genios como Quino y su Mafalda, que son una lección en cada una de sus tiras.

Como todo evoluciona, la tira cómica no se queda atrás. Lo que traigo hoy es el nieto gamberro de aquellas tiras cómicas dominicales, en cierto modo inocentes. Gamberro, sí, pero con ese toque intelectualizado de universitario porrero, el mismo espíritu independiente que tanto ruido hizo en los 90, y que tanto marcó cierta producción cultural venida de Estados Unidos. La hermandad de la biblia Perry… regocijaos, hermanos, y extended la palabra.

Estas tiras cómicas se publicaron en su origen en el periódico universitario The Daily orange, donde Nicholas Gurewitch encontró alguien tan inconsciente como para dar el visto bueno a sus divagaciones, alucinaciones y pajas mentales. Porque eso es lo que vamos a encontrar aquí. Una obra tan personal como salida de madre, tan introspectiva como desquiciada, tan divertida como terrible. Hace un tiempo se empezó a hablar de post humor (bueno, se empezó a hablar de post-todo), una forma de hacer gracia a partir de cosas que no la tienen en absoluto. Digamos que, en ese aspecto, La biblia de la hermandad Perry es una ejemplificación clara de ese concepto. La existencia de Dios, la infancia, el amor, la cultura, el sexo (mucho sexo) (muchísimo sexo) (Toneladas ingentes de sexo), y otras decenas de conceptos que definen la existencia humana, son la base que sustenta la filosofía que subyace tras un dibujo completamente naif, que quizá pretenda restar trascendencia el terrible mapa del mundo que nos regala el autor. Un dibujo desenfadado y ágil, intencionadamente infantil, colorista y llamativo, que hace mucho más impactante la naturaleza de los chistes, habitualmente más negros que el ojete de un grillo, o revestidos de un surrealismo que pondrá nuestras neuronas en modo suicidio.

Así que sumerjan sus mentes en la palabra, en las enseñanzas que esta biblia psicótica nos ofrece, acerca de eso tan difícil de ser humano. Una radiografía de nuestras almas tan alucinógena que el viaje será como una montaña rusa con raíles construidos con cadáveres de cachorritos. Espero que lo disfruten. Espero que les escandalice. Espero que piensen, que se rían, que se pregunten en que narices se han gastado su dinero, o que no entiendan cómo era su vida antes de topar con la hermandad de la biblia Perry. Publicada por Astiberry, la encontrarán ustedes en su antro favorito.

Pero extiendan la palabra. Bienvenidos a la hermandad.