Publicado el 17 de Agosto del 2012 por Boss en Cine
Estuvimos viendo… Brave (Indomable)

4’5/5 (¡podría ser más larga!)

 

 

A estas alturas todos sabemos ya que Pixar es sinónimo de calidad.  Por eso cuando vi el primer trailer de Brave y pensé “tengo que verla” sabía que no me arrepentiría. Lo que no me esperaba (criaturilla inocente) es que en esta ocasión el corto que precede a la película es otra joya de coleccionismo. “La Luna” un corto de aire italiano que nos descubre un mundo de fantasía de aire infantil y nos cuenta una historia sencilla pero tierna sobre tres generaciones de… bueno, mejor verlo que contarlo. Vamos a por Brave.

 

La mayoría de los lectores de este artículo ya conocerán la historia a grandes rasgos: un reino celta en el que hay una princesa que no tiene ningunas ganas de cumplir con su rol y que está permanentemente enfrentada con su madre, la reina, quien trata de devolverla “al buen camino”. La joven Mérida clama por su libertad, y anhela entre clases de etiqueta, historia y música que llegue el día que tiene asignado para ir por el bosque montada en su caballo a disparar flechas con su arco… a sentirse libre por fin.  Sin embargo, sigue siendo una princesa, y se acerca la hora de que se case con un heredero de los otros tres clanes que conforman el reino. Como el trailer no dice mucho más, no voy a seguir. Sólo os diré que interviene la magia y que empiezan a suceder cosas que parecen “típicas” pero que resultan no serlo en absoluto, con giros argumentales muy bien hilados que dotan a la historia de mucha frescura. Todo esto mezclado con un genial sentido del humor – que sabe llegar tanto a niños como a adultos (personalmente creo que estos últimos se van a reir mucho más) – una ambientación celta muy “Skyrim” y momentos realmente trepidantes, hace que Brave sea una de esas películas que bien merece una entrada de cine.

A nivel técnico, también es estupenda. No hay más que observar el pelo de Mérida (o el de su caballo) , que tiene una textura realmente bien conseguida y , si te fijas,  los ojos de los animales son tan reales que impresionan.

 

En resumen, Pixar lo ha vuelto a conseguir, en una película que, además, dedican a la memoria de Steve Jobs, su fundador. Para mi gusto, podemos añadir Brave a la colección de joyas Pixar como “Up” o “Wall-E”. Ya me contaréis.

 

¡Y no lleguéis tarde al cine!