Publicado el 1 de Septiembre del 2012 por Germánico en Cine
Estuvimos viendo: Los Mercenarios 2.

5/5

Título original:The expendables 2.

Dirección: Simon West.

País: USA. Año: 2012. Género: Acción (y yo incluso diría que comedia)

Interpretación: Sylvester Stallone (Barney Ross), Jason Statham (Lee Christmas), Jet Li (Yin Yang), Dolph Lundgren (Gunnar), Chuck Norris (Booker), Terry Crews (Hale Caesar), Randy Couture (Toll Road), Liam Hemsworth (Billy El Niño), Jean-Claude Van Damme (Jean Vilain), Bruce Willis (Church), Arnold Schwarzenegger (Trench), Yu Nan (Maggie).

 Jodidamente épica

Un par de noticias ya os había escrito, frikis míos. Un par de impresiones sobre el tráiler, sobre los actores… Y supongo que más de uno notó entre mis palabras el oscuro deseo que se apoderaba de mi alma, un deseo irrefrenable que, en cuanto he podido, he ido a saciar. Sí, queridos lectores, hoy he ido a ver al cine: Los Mercenarios 2.

En cuanto a la historia, no hay mucho que decir, la verdad. El guión de la peli es lo que esperamos, algo sencillo y simple que es la base para poder irle acoplando escenarios y escenas típicas de las películas de acción. Así, como resumen, podría deciros que Barney Ross (Stallone) es contratado por el Señor Iglesia (Bruce Willis) para llevar a cabo un trabajo que, a simple vista, parece fácil; pero cómo no, la cosa se tuerce y uno de sus hombres, por desgracia y “ante todo pronóstico”, muere. Como no puede ser de otra forma, es el momento perfecto para buscar vendetta y, con ella, explosiones, disparos, sangre, muerte y desolación.

Lo sé, ahora mismo estaréis pensando: ¿Si el guión es tan sencillo, tan poca cosa, cómo es que Germaster (un hombre atractivo, elegante, inteligente y con apenas ego) le da las cinco estrellas? Pues bien, todo tiene una explicación y ésta es sencilla: la peli es jodidamente épica. ÉPICA, sí, en mayúsculas. ¿Cómo si no definir una película que reúne a tal elenco de actores? ¡Si es que sale hasta Chuck Norris! ¡Y Van Damme! Es como juntas The Transporter, con La Jungla de Cristal, Rambo, Predator y Soldado Universal. Es un film hecho para entretener, para reunir a las viejas glorias del cine de acción (algunos incluso parecen estatuas de plástico) para pasar un buen rato y soltar mil y un guiños tanto a sus antiguas películas como a historias y leyendas urbanas de otros de ellos. Sólo hay que ver la escena del primer cameo el mítico mitiquísimo Chuck Norris, que aparece entre explosiones al son de la banda sonora de algún western de los 70; y no pongo más ejemplos porque son dignos de verlos, de disfrutarlos; son para sorprenderse . Sólo diré que en varias ocasiones no pudimos reprimir el aplauso, las risas y frases como: Qué enooooooooooooorme!!

En esta segunda entrega, se han esforzado muy mucho de que nadie se la tome como una película seria, y lo han conseguido hasta tal punto de que los efectos especiales parecen de Serie B… Hasta lo que se podrían considerar fallos de guión, realmente son exageraciones de los clichés de este tipo de películas. Eso sí, eso no quita que haya escenas tan buenas (aunque siempre algo flipadas, claro) como la de Statham repartiendo “amor” vestido de monje, o ese Crews cogiendo a un hombre de una pierna y lanzándolo contra una columna como si fuera un saco de patatas.

¿La Recomiendo? Todo depende de vosotros. Yo diría que sí, pero hay que saber ver estas películas y si no te han gustado ninguna de las películas míticas de estos actores… pues en fin, no te recomiendo verlas. Eso sí, si disfrutaste de esas patadas de helicóptero de Van Damme, si viste Rambo, si alguna vez has dicho cosas como “Yipikiaie” o “Sayonara Baby”… entonces, caro lector, entonces sí, has de verla. Y lo mejor de todo: la disfrutarás.