Publicado el 11 de Septiembre del 2012 por Germánico en Libros
Hablemos de Libros: La Saga de Tiffany Dolorido, de Terry Pratchett.

Ya puedo decir con orgullo y satisfacción que he leído los 39 libros que pertenecen a la saga del Mundodisco, escrita por el inigualable Terry Pratchett. Es curioso, bastante curioso, la verdad, como por alguna extraña razón la saga de Tiffany Aching (en castellano, Tiffany Dolorido; en alemán, Tiffany Weh) la había ido dejando apartada. ¿Era porque eran novelas juveniles? No parecía probable ya que, sin dudarlo, leí El Asombroso Mauricio y sus Roedores Sabios nada más salir al mercado. Entonces, ¿a qué se debía esa dejadez por mi parte? Sinceramente, no lo sé. Pero, en fin, ya sabéis lo que dicen, más vale tarde que nunca… Y este verano, mientras el aire germano me envolvía en su cálido, frío, seco y húmedo abrazo (tenemos un clima raro por el norte, qué queréis) me hice con los libros, con los cuatro (dos en inglés y dos en alemán, así que pido disculpas por adelantado, ya que los nombres en castellano no los conozco) y me puse a leerlos.

Hace apenas unos minutos, he terminado con el cuarto, I shall wear midnight… Mis manos aún están temblorosas, una lágrima, furtiva, recorre mis mejillas buscando una salida a tanta emoción concentrada. Mi cerebro está en llamas, y recuerdo esa profecía: “The hare runs into the fire”. Así, en este estado mental, decidí no sólo hablaros de él, del cuerto, sino de todos, encima gratis… ¡Y voy a la Ruina!

Every land needs its own witch. Enter Tiffany Aching…

Bien, comencemos por el principio: The Wee Free Men. Tiffany, una niña de 9 años nacida y crecida en The Chalk, es nieta de Sarah Aching, una mujer que, quizá sin saberlo, actuaba como la bruja de la zona; era amiga de un clan de pequeños hombrecillos azules, los Nac Mac Feegles, quienes (tras la muerte de su abuela) se hacen amigos de la pequeña Tiffany, quien para ellos es la Bruja de las Montañas. Poco después, su hermano es secuestrado por la Reina de las Hadas y va en su busca. Y hasta aquí puedo leer. La novela que, por su estilo, me recuerda a la de El Asombroso Mauricio y sus Roedores Sabios: es decir, en ocasiones infantil, en otras se ve una determinación en las narrativa cautivadora. Eso sí, ni con mucho es la mejor de las cuatro. Diría que es la introducción, la presentación de este personaje que será protagonista de una saga y que necesita un porqué, una activación para que las partículas de Narrativium se fijen en ella.

We see you. Now, we are you…

Seguimos con A Hat Full of Sky. Tiffany es una bruja en potencia, y en su lucha contra la Reina de las Hadas lo ha dejado claro, tan claro que Ceravieja la tiene en el punto de mira y ella, y más brujas, deciden que alguien deberá enseñar a Tiffany los caminos de la brujería. Así, pues, pasa a ser alumna de Miss Level. Mas hay algo raro, algo extraño que va trás la pequeña Tiff (ahora ya de 11 años). Puede salir de su cuerpo y observarse peeeero, atención, nadie le enseñó a protegerse. Así pues, se encuentra con un “hiver” que toma su cuerpo. Lo mejor de la novela, que Ceravieja tiene su protagonismo y, sin querer, lleva a esta saga a ser parte de la Saga de las Brujas; por supuesto, los Nac Mac Feegles no abandonarán a su “hag o´the hills” y continuarán protegiéndola. La historia está genial, el suspense va en aumento, eso está claro. Y por supuesto, la joven aprendiz de bruja aprende, vamos que si aprende.

Saying it with frozen roses and icebergs…

Sin embargo, eso no es todo. En la siguiente, “The Wintersmith“, Tiffany estará estudiando bajo la tutela de Miss Treason. Sin querer, genera un interés romántico en The Wintersmith al bailar, en otoño, la Danza Morris ocupando el puesto de Lady Summer. Todo genera un desequilibrio en el mundo y podría llegar a ser un invierno perpetuo en la Tierra. Con ayuda de los Nac Mac Feegles, Ceravieja y la señora Ogg, intentarán devolver todo a la normalidad. Es una novela muy curiosa, muy divertida (estaba leyendo en el aeropuerto y atraje las miradas de varios viajeros sobre mí al escuchar mis carcajadas, soy así de escandaloso) y la historia, por alguna extraña razón, me recordó un poco a algunas novelas de las Brujas, como si hubieran cambiado a Margrat por b. De todas formas, cualquier novela en la que la Señora Ogg hable más de dos lineas, va a ser divertida sí o sí. Adoro a esa mujer.

A man with no eyes. No eyes at all. Two tunnels in his head…

Por último llegamos  a la que creo yo es la obra cumbre de esta pequeña saga: I Shall Wear Midnight. Tiffany Aching se ha convertido, en pleno derecho, en la bruja de The Chalk. Su trabajo es duro, apenas descansa, apenas come, siempre está ocupada… Y todo parece empezar a ponerse en su contra: acusaciones, malas miradas, más acusaciones… Contaría mucho más de la historia, pues tiene que contar. Sin embargo, cualquier cosa sobre la trama que quisiera adelantaros no tendría sentido, es un conjunto de pequeñas cosas que hacen un todo; por tanto, por dónde podría empezar. Lo que sí puedo decir es que esta es, desde mi humilde punto de vista, la mejor sin lugar a dudas de las cuatro. No la consideraría en absoluto dentro de las novelas juveniles, pues llega casi al punto de tener ese toque oscurantista que tiene Thud! o Snuff. Es una joya, rotunda, envolvente, con los personajes de siempre y con unas “colaboraciones” dignas de mención, como lo es Eskarina (alguien se acuerda de ella? La pequeña niña maga de Ritos Iguales, pero ahora ya no tan niña), Samuel Vimes, Angua, Zanahoria incluso el ligero cameo de Margrat y Lance! Una joya, sin lugar a duda.

En fin, es difícil ponerle una nota coherente, así que esta vez no lo haré. ¿Recomendables? Por supuesto, en especial si ya has leído varias novelas del Mundodisco: hay cosas que, por muy independientes que sean, gustan más a lo que ya somos fans. Otra cosa que me ha encantado ha sido la evolución de la protagonista, pasando de ser una niña de 9 años a una jovencita de 16/17 que ha tenido que madurar demasiado pronto. Entre las lineas se ve como evoluciona y eso es, sin duda, una delicia para el lector.

Esperemos que, quizá en un par de años, tengamos una 5ª novela con la que disfrutar (ahora que tenemos noticias de que la enfermedad que sufre el Maestro no ha avanzado tanto como se pensaba, más esperanzas todavía!).