Publicado el 29 de Octubre del 2012 por Boss en Cine
[Estuvimos viendo…] Looper, asesinos del futuro

 

En 2074 existen los viajes en el tiempo. Y, siendo la humanidad consciente de lo que implican fueron rápidamente prohibidos. Sin embargo, las mafias los utilizan de forma clandestina para deshacerse de sus víctimas sin dejar rastro. Para ello, envian los cuerpos vivos 30 años atrás en el tiempo para que unos asesinos del pasado contratados por las mafias del futuro, los Loopers, se encarguen de matarlos y deshacerse después de los cuerpos. De este modo, los Loopers no son realmente asesinos, pues matan a gente que técnicamente no existe y las mafias quedan libres de toda responsabilidad por los asesinatos, pues no cometen (técnicamente) ninguno. Sin embargo, los acontecimientos giran inesperadamente cuando algo cambia en el futuro, y repentinamente todos los Loopers comienzan a verse obligados a matar a sus propias versiones futuras.

 

AÑO

2012

DURACIÓN

118 min.

PAÍS

DIRECTORRian Johnson
GUIÓNRian Johnson
MÚSICANathan Johnson
FOTOGRAFÍASteve Yedlin
REPARTOJoseph Gordon-Levitt, Bruce Willis, Emily Blunt, Pierre Gagnon, Paul Dano, Piper Perabo, Jeff Daniels, Garret Dillahunt, Tracie Thoms
PRODUCTORASony / TriStar Pictures / MG Entertainment / Endgame Entertainment / FilmDistrict
PREMIOS2012: Festival de Toronto: Nominada al Premio del Público (Mejor película)
GÉNEROCiencia ficción. Thriller. Acción | Thriller futurista. Viajes en el tiempo

 

 

Levitt

 

Sin grandes expectativas me dirigí el pasado domingo a mi cine para ver esta película de ambientación futurista-realista-decadente en la que se nos presenta el dilema de los viajes en el tiempo desde el punto de vista de sociedades criminales y asesinos a sueldo. Realmente se trata de una película interesante, con un gran argumento y en la que el señor Levitt hace una excelente interpretación mimetizando a la perfección a la versión de Bruce Willis de entre dos y tres décadas de edad. Una gran caracterización ayuda, sin duda, hasta el punto en que, entre unas cosas y otras, raro es que el espectador no dude en algún momento del film si verdaderamente es Levitt quien tiene delante. El señor Willis por su parte nos muestra una nueva faceta de su papel habitual de tipo-duro-apaleado llena del humanismo propio del que hace lo que hace por estar desesperado, y más aún a sabiendas de que está mal. Más dramático que de costumbre, pero también más directo, se mete en el papel de un hombre que pasados los cincuenta ha visto y vivido prácticamente de todo, y que regresa al pasado para cambiar el futuro.

 

Levitt, en Looper

 

La película está muy bien presentada, sin cabos sueltos y con el punto justo de realidad y de ficción para hacerla creíble. De principio a fin se pone al espectador en el papel del presente y del futuro del protagonista, y se le plantea un dilema moral del que aparentemente es imposible salir bien parado. Incluso viéndose venir el final, hasta el ultimo momento te preguntas qué es lo que va a suceder, y se te hace francamente dificil ponerte plenamente del lado de Willis o de Levitt. Quizá tanta decadencia resulte, eso sí, un poco cargante para el espectador no preparado mentalmente para 118 minutos de dureza sin chistes de Willis a lo “jungla de Cristal”  y ello puede hacer que a ratos el ritmo se haga un poco lento; pero sin duda es una pelicula interesante. De lo poco que merece la pena pagar por ver hoy en dia.