Publicado el 15 de Diciembre del 2012 por Ninja Zone en Cómic
Antes de Watchmen – Ozymandias

Este diciembre hemos visto publicarse en castellano los primeros números de la esperada colección Antes de Watchmen, que va a continuar el universo creado por Alan Moore en 1986. Dada la importancia, para bien o para mal, que tiene esta revisión-continuación del clásico, desde Frikis Reconcidos vamos a ofreceros una review  del primer número de cada una de las series que compondrá Antes de Watchmen: Ozymandias, Minutemen, Espectro de Seda, Buho Nocturno, El Comediante, Rorschach, Moloch y Dollar Bill. Además también trataremos La Maldición del Corsario Carmesí, la aventura de piratas basada en la narrada originalmente en Wathcmen, que estará distribuida en todos los números de todas las colecciones ( y a la que dedicaré una review independiente).

Me enfrento a Antes de Watchmen como me podría enfrentar a cualquier otra obra. Tiene un trasfondo muy fuerte, sí, pero independientemente de eso creo que podemos fijarnos en el trabajo de guión y dibujo aquí realizado, sin tener que entrar en comparaciones. Me hace gracia de todas maneras que Watchmen parezca intocable cuando nunca nada en el cómic lo ha sido. Los personajes de cómic siempre han sido la base sobre la que los guionistas y dibujantes durante varias generaciones han creado sus propias historias; son franquicias, y olvidar eso es abrazar de una manera demasiado ciega la idea de la Novela Gráfica como obra terminada, con tapa dura, como el cómic en su máxima expresión. Alan Moore ha propiciado mucho esta idea con obras como Watchmen, V de Vendetta, From Hell etc. pero no olvidemos que él también es un guionista de comic puro y duro, y ha depredado la obra de otros continuándola a su imagen y semejanza, y no pasa nada, el cómic es así.

Vamos a empezar con Antes de Watchmen – Ozymandias

 

Guión (SIN spoilers)

En este nº 1 de Ozymandias no pierden el tiempo en sutilezas: es la historia de la creación del superhéroe, como Adrian Alexander Veidt llegó a ser Ozymandias. Eso ya nos indica algo: La colección va a tratar sobre la vida de superhéroe de Veidt, ya que el proceso está ya narrado en un sólo número. Es una historia que parece clásica pero tiene un desarrollo fuera de lo común. El mismo personaje exigía, debió pensar Len Wein (guionista y editor del Watchmen original, creador de La Cosa del Pantano en los 70) tratar antes al monstruo que al héroe, y de esta manera nos cuenta el camino que sigue Ozymandias hacia la divinidad, la auto-deificación. No es el camino de un héroe al uso, de un Batman que pierde a sus padres o de un Spiderman que pierde a su tío, es el camino del loco hacia la dictadura. En este proceso Veidt paga por sus pecados convirtiéndose en Ozymandias para hacer el bien, pero ese nunca ha sido su objetivo.

Ozymandias nos cuenta en primera persona su historia y nos traslada de esta manera de un momento a otro de su vida. Len Wein logra un pulso narrativo in crescendo que sólo pierde algo de fuelle al final cuando se ve obligado a dejar de hablar del fascinante monstruo que es este personaje y se obliga a generar el héroe. La transición de uno a otro estado queda muy forzada y poco creible, y eso desluce el resultado final.

Len Wein trata con gran respeto el personaje de Moore y sabe crear una historia totalmente compatible con la original. No es raro, ya que estamos hablando de alguien que no sólo editó Watchmen, sino que cedió su creación La Cosa del Pantano en manos de Moore en los 80 para que reconfigurase la serie. Wein trata este Watchmen con el respeto y el cuidado de aquel que recibe de un amigo algo muy valioso, y eso se nota.

 

Dibujo

Una de mis decepciones constantes al comprar colecciones actuales de cómic es el dibujo. Esta colección es la excepción. El trabajo de Jae Lee es magnífico, hacía mucho tiempo que no veía un cómic actual que me alimentase tanto la mirada como este número. La distribución de algunas viñetas en círculos y semicirculos dan a cada página una sensación de retablo o vidriera, en el que vemos el crecimiento del Dios Ozymandias tal y como las personas del medievo veían las historias de los santos o de la biblia en sus Catedrales. El dibujo de Lee nos permite ver a través de los ojos de Ozymandias, y vislumbrar su vida como él lo haría: épica, magnífica y monumental.

Conclusiones

Siendo Ozymandias tan fascinante y dado el trato que el guionista y el dibujante le han dado pongo a esta colección en mi punto de mira ineludible. No es perfecto, ya que como he comentado el guión no es redondo, pero después de leerlo y releerlo es probablemente la colección de Antes de Watchmen que tiene mejor pinta.