Publicado el 1 de Enero del 2013 por Ninja Zone en Cómic
Supergods: Los superhéroes desde la óptica de Grant Morrison

Supergods es el nombre de este ensayo en el que Grant Morrison, guionista escocés famoso por obras como la novela gráfica Arkham Asylum, nos ofrece una historia del mundo de los superhéroes, sus influencias, su desarrollo y las intenciones de sus creadores, desde sus inicios en los años 30 hasta 2010. Si aun tenéis pendiente alguna compra de reyes, este libro editado en castellano en Octubre de 2012, puede ser una buena opción.

Supergods / Editorial Turner

Por sus páginas se pasean todas las creaciones de DC y Marvel, además de otras estrellas invitadas como las creaciones de Image y otras editoriales estadounidenses y británicas, proporcionando una panorámica muy completa de lo que ha sido y es ese mundo extraño de personas (o monstruos) con mallas y superpoderes que ha sido una de las creaciones más particulares del Siglo XX. Y es que, si lo pensamos bien, el superhéroe es el máximo exponente de los  nuevos Dioses creados el siglo pasado (junto a la estrella de rock, el deportista de élite, la superestrella de celuloide y el ejecutivo triunfador), y aunque tiene influencias muy claras de las historias mitológicas occidentales es, sin duda, un producto original.

Nunca me han atraido los ensayos sesudos sobre los cómics de superhéroes. Siempre me ha dado la impresión de que si nos ponemos a analizar demasiado esas páginas de colores que tanto amamos perderán la magia, diseccionadas por pedantes reinterpretaciones que citarán a teóricos de la psicología para esconder carencias de lo más básico: disfrutar de los cómics. Así que me acerqué a este libro con cautela, y sólo me decidió a adquirirlo el hecho de que estuviese escrito por Grant Morrison; si alguien tenía que mostrarme el mundo del superhéroe de manera culta, prefería que fuese él.

Este libro nos muestra el mundo del cómic desde tres perspectivas distintas: como Historiador, Fan y Guionista. La perspectiva del historiador nos informa de todo lo que tenemos que saber sobre los cómics y sus creadores. Es un repaso cronológico de todo que aconteció desde el primer Superman hasta los cómics contemporáneos, comentando las principales características de cada época o autor. La perspectiva de fan se manifiesta cada vez que Morrison rememora el impacto personal que le provocó cada cómic y lo más positivo y negativo que extrajo de cada colección. Y por último, la perspectiva del Morrison guionista protagoniza buena parte del final del libro, en el que muestra sus ilusiones y dificultades a la hora de escribir historias de superhéroes.

Estas tres posiciones hacen de Supergods una mezcla entre historia de los cómics, crítica especializada y biografía del autor, en el que tan pronto nos está contando las repercusiones de Watchmen, la amistad/colaboración/rivalidad de Morrison con Warren Ellis y Mark Millar o sus viajes alrededor del mundo conociendo culturas distintas y otras perspectivas de la realidad.

Las extrañas obras en cómic de Grant Morrison siempre me han parecido escritas en medio de un viaje lisérgico en el que la percepción humana está al mismo tiempo distorsionada y más clara que nunca. Este libro ha confirmado mis sospechas sobre su relación con las drogas al tratar parte del mismo el viaje introspectivo del autor a base de éxtasis, setas y todo lo que pillase a mano. También te acerca a las experiencias mágicas del autor, sus creencias en la influencia de los ciclos solares sobre la creatividad y demás vivencias que pueden ser extravagantes, pero son contadas con humildad y honestidad y más que extrañar, interesan y te hacen comprender mejor al personaje, su obra, y los tiempos que ha vivido dentro del mundo del cómic. Morrison demuestra que es como mínimo peculiar, pero ningún guru.

También es muy destacable el nulo carácter comic-endogámico de este libro. Parte del hecho de que los superhéroes son patrimonio del cómic, pero destaca muy a menudo su relación con el cine y la mutua influencia de los dos medios. De esta manera Morrison habla tanto del Watchmen de cómic como de la película, del Batman de Nolan como del de Frank Miller, de Matrix, de El Protegido…Este aspecto enriquece muchísimo la obra y nos demuestra que el autor está siempre atento a la realidad, a la actualidad, y que bebe de ella y la analiza muy certeramente.

Es un libro muy personal, que te acerca tanto a los cómics como al autor. Es un ejercicio sincero, un auténtico viaje en el que se aprende sobre los superhéroes, pero también sobre las personas y sobre el cambio de los tiempos. Es un libro, en definitiva, de cabecera. No es perfecto ( hacia el último tercio del mismo puede hacerse pesado) pero para mí es ahora mismo imprescindible. Compra obligada para amantes del cómic y fans de Morrison en particular.