Publicado el 21 de Enero del 2013 por Germánico en Ludoteca
Jugando que es Gerundio: ZOMBIES!!!

4.7/5

Tres signos de exclamación, un claro signo de locura. En este caso bien podría ser la mía, pero no, frikis míos, en esto caso la locura viene dada por un divertidísimo juego de tablero en el que nosotros, ingenuos supervivientes sumidos en los nervios y más acojonados que un Stark en una boda, nos encontramos como supervivientes en la mitad de una ciudad sumida en el caos, en el horror de muertos que vuelven a la vida y que sólo tienen una cosa en mente: comernos.

Y mira que un servidor quiere que le coman, algo, pero no el páncreas. O el cerebro… un órgano precioso cuando lo tienes en la mano loncheado.

Precaución: la exposición prolongada a este producto puede producir necrobiosis, necrolatría, necrofagia y/o necrofobia. Consulte con su forense.

En fin, sea como fuere, este juego cuanta con un mapa modular de múltiples configuraciones, unas bolsicas repletas de zombies, contadores de bala, de vida, 6 tíos con escopeta que se parecen a Chuck Norris y un mazo de cartas muy interesantes para hacer la vida imposible a otros jugadores. Durante una partida, los jugadores se turnan para jugar las fichas de mapa, situar zombies, avanzar esquivando a estos seres infectos o reventarles el cráneo de un balazo y, como no, escondernos en la maleza (maleza porque somos malos, frikis míos) y fastidiar (por no decir otras palabras como por ejemplo “joder”) al resto en mitad del apocalipsis.

Objetivo: llegar al Helipuerto o, si ves que está un tanto lejos, matar 25 zombies con saña y mala leche.

Con este juego, Edge nos sumerge en el mundo de los zombies a lo grande. La diversión está asegurada, las risas y los piques también. No es un juego complicado, más bien es muy sencillo, con unas reglas fáciles de memorizar y que será la delicia de una tarde de sábado para ir abriendo boca pues tampoco requiere una destreza o una estrategia para llegar a la victoria: quizá sólo un poco de picardía y mucha suerte. La duración aproximada es de 1 hora, de ritmo trepidante y con la posibilidad de morir varias veces durante la misma partida y regresar al tablero para continuar para bingo, incluso ganando gracias a ello.

Otro punto a favor de este juego, además del tablero que cambia en cada partida, es la cantidad de expansiones que tenemos a nuestra disposición que le darán más epicidad al asunto, y que harán cambiar un poco la posible monotonía del juego: seremos presos en una cárcel llena de no-muertos, buscaremos sobrevivir en un centro comercial, lucharemos contra payasos zombies e, incluso, seremos estudiantes en una universidad con redaños.

En fin, si queréis pasar un buen rato con los colegas sin tener que pensar mucho, este es vuestro juego. Y en caso de ser zombificados no se os olvide:

el jamón es la nueva nata.