Publicado el 24 de Enero del 2013 por Boss en AniManga
Estuvimos viendo… Rurôni Kenshin: Meiji kenkaku roman tan [Live Action]

Puntuación FrikisRSA: 4’5/5

Origen/año: Japón/2012

Estreno en cines de España: Febrero 2013

Estreno en DVD (venta en España): Marzo 2013

Director: Keishi Ohtomo

Guión: Nobuhiro Watsuki (manga), Kiyomi Fujii, Keishi Ohtomo

Casting: Takeru Sato (Kenshin), Emi Takei (Kaoru), Yû Aoi (Megumi), Teruyuki Kagawa (Kanryuu), Yôsuke Eguchi (Saito)

 

 

Me lo venían comentando: “Tienes que ver el live action de Kenshin. Es brutal“. Pues bien, finalmente lo vi. Y tenían razón: es brutal. Los japoneses nos vienen mostrando en los últimos tiempos algunos live action (películas basadas en manga realizadas con actores reales) que, mejor o peor adaptados, son muestra de una seriedad y un buen hacer fuera de toda duda. Incluso han pulido hasta eliminarla esa sobreactuación que hacía que la mayoría de la gente occidental no fuera capaz de ver más de 10 minutos de sus películas. Es el caso del live action que nos ocupa: una adaptación al cine del manga del mítico samurai pelirrojo, de nombre Kenshin Himura, conocido como Hitokiri Battōsai (Battōsai el Asesino).

 

 

Tras la guerra Bakumatsu y coincidiendo con la transición japonesa a una nueva era (la era Meiji), Kenshin, un legendario y despiadado samurai, decide no volver a asesinar nunca más.  Se convierte en vagabundo, y viaja portando con él una sakabatō, katana donde el filo y el lado rombo están invertidos y le permite utilizar su estilo de kenjutsu, el Hiten Mitsurugi Ryū, sin riesgo que el mismo sea mortal. Sin embargo, la nueva era no está exenta de peligros ni de antiguos enemigos, que tratarán de que el samurai vuelva a matar para hacer justicia y proteger a los suyos. En esta película se nos narra la lucha interna que vive Kenshin, así como sus primeros encuentros con personajes como Kaoru, Megumi o Sanosujke, así como el origen de la cicatriz de su rostro. Y no os cuento más, salvo que hay enemigos poderosos, escenas de combate impresionantes y actuaciones absolutamente creíbles en prácticamente todo el reparto, que hacen de esta película una película totalmente vendible en occidente, muy entretenida y asequible a cualquier espectador, conozca o no el manga y sea o no fan del cine oriental. Los personajes están muy bien representados en sus actores, tanto físicamente como interpretativamente y Kenshin realmente resulta creíble como samurái. En cuanto a la banda sonora, es otro aspecto muy bien tratado y cuidado, apareciendo de manera muy representativa en cada momento, con elementos muy dramáticos y elementos más ligeros, para dar un toque algo humorístico a algunas escenas y relajar la tensión.

 

 

¿Qué cosas malas tiene? quizá falten algunos detalles de algún que otro personaje secundario, quizá algún actor secundario o algún extra sobreactúe en algún momento. Pero en fin, nada destacable, a mi juicio. Casi lo peor han sido los subtítulos de la versión a la que he tenido acceso que, en alguna que otra ocasión, no tenían sentido (pero si lo buscas lo encuentras). Aunque hay que reconocer a las personas involucradas en dichos subtítulos el mérito de introducir algunos de los nombres de las técnicas de lucha de Kenshin durante el combate final.

 

En resumen, una buena película de poco más de dos horas de duración, bien interpretada, bien dirigida, muy entretenida y recomendable.