Publicado el 4 de Febrero del 2013 por Germánico en Libros
Hablemos de Libros: American Gods.

5/5

Desde que comencé mi andadura por el mundo de Frikis Reconocidos, os he hablado de libros, de juegos de rol, de juegos de mesa. Os he confesado mi amor por Pratchett y por los Zombies, pero a veces, me doy cuenta de que me dejo mucho material fuera de mis reseñas, que hay libros que es posible que, aunque me enamoraron, jamás os hable de ellos. Algunos de esos libros están firmados bajo el nombre de Neil Gaiman, un Escritor con mayúsculas, un genio de la pluma que me ha regalado grandes historias y grandes noches entre sus páginas.

Entonces, un día pensando en ello, me dije: Germaster, tienes que hablar de este hombre y hacer reseña de alguna de sus novelas, como en su día hiciste con Buenos Presagios, pero algo que sólo sea suyo… Pero claro, ¿por cuál de ellas empezar? Después de deliberar en solitario en mi habitación mientras comía un helado supe que tendría que ser con American Gods, la primera novela de Gaiman que leí.

La trama el libro gira en torno a Sombra, un ex presidiario que sale de la celda debido a la muerte de su esposa. Y junto a ella murió también su mejor amigo. Sin saber qué hacer, se encontrará siendo el guardaespaldas de Sr. Miércoles, con quien viajará por toda América conociendo a viejos amigos de éste. Sin embargo, Sombra descubre algo que podría parecer imposible: su jefe es ni más ni menos que una reencarnación de Odín. Y éste busca una guerra, reclutando a los viejos dioses para acabar con los nuevos que parecen ir tomando el control.

Y, como siempre, hasta aquí puedo leer.

En esta novela, Gaiman mezcla distintas mitologías con algo del folclore americano y una historia adictiva, aliñada por la figura sombría y enigmática de su protagonista, Sombra. Con destreza, nos veremos sumergidos en tórridas escenas sexuales, en juicios divinos (este capítulo es mi preferido sin duda alguna, me parece poseedor de una magia incomparable) y en derramamientos de sangre injustificados. Conoceremos a Anansi, a Thot, Ibis, Kali, Loki e incluso a las Nornas.

Además, podemos seguir a algunos de sus personajes con otras novelas de Neil Gaiman: volveremos a saber de Sombra gracias a un relato incorporado en la antología gaimiana de Objetos Frágiles (repleta de curiosidades exquisitas), y Anansi volverá a deleitarnos (aunque no como protagonista) en Los Hijos de Anansi (otra delicia).

Recomendable: por supuesto. Creo que Gaiman es uno de los mejores escritores de Fantasía y Ciencia Ficción de nuestro momento, y sus libros tienen todos, absolutamente todos, ese toque suyo personal que encandila a cualquiera: tenemos amor para los románticos, sangre para los épicos, intriga para los detectivescos y locuras para los esquizoides. Nadie está a salvo de enamorarse de este autor.

Y como despedida, os dejo con una cita de este libro:

Gods die. And when they truly die they are unmourned and unremembered. Ideas are more difficult to kill than people, but they can be killed, in the end.

Enorme.