Publicado el 12 de Febrero del 2013 por Germánico en Ludoteca
Jugando que es Gerundio: BANG!

4.5/5

Una larga calada al cigarrillo, sientes como el humo llega a tus pulmones y lo sueltas lentamente. Con un giro de muñeca, tiras el cigarrillo a la polvorienta calle. Apartas tu poncho a un lado para que no te moleste, y tu mano desciende lentamente hacia la cartuchera donde descansa, impaciente, tu Colt 45. Una zarza cruza la calle. Él te mira, su estrella de sheriff brilla. La música de un reloj de cuerda llega a tus oídos. Miras hacia el reloj del ayuntamiento, sereno, y sonríes.

– En la frente, Corvet, en la frente…

Una campanada. Otra… y a la tercera, todo acaba. Sostienes en tu mano un humeante revólver y ves como tu contrincante cae al suelo. Alguien se acerca al recién caído y aparta su negro sombrero de la cara para contemplar, horrorizado y fascinado a la vez, el agujero que le atraviesa la cabeza.

Y eso, Frikis Reconocidos, es lo que ocurre en este divertido juego, el Bang!, donde los Forajidos dan caza al Sheriff, el Sheriff va tras los Forajidos, el Alguacil ayuda al Sheriff y el Renegado hace un poco lo que le viene en gana. Para ello, cada persona juega en un papel representando un famoso personaje inspirado en el Lejano Oeste, al más puro estilo Spaghetti Western, donde incluso nos encontraremos a Paul Regret.

Bang!, que ha llegado a nosotros gracias a Edge, ha obtenido los Premios Origin Awards 2003 como mejor juego de cartas y mejor diseño y también ha sido Juego italiano del año en 2002 (italiano tenía que ser, como grandes películas como El Bueno, el Feo y el Malo, Django, Le Llamaban Trinidad, El Halcón y la Presa, Voy, lo mato y vuelvo,..). ¿Cómo se juega? Pues de forma muy sencilla.

El Sheriff empieza. Cada turno consta de tres fases:

  • 1. Robar dos cartas del mazo.
  • 2. Jugar cartas, tantas como se quiera y se pueda, para ayudarse a sí mismo o perjudicar a otros personajes.
  • 3. Descartar cartas, hasta quedarse con una mano de cartas cuyo número sea igual a los puntos de vida actuales del personaje.

Y así hasta que, o bien el Sheriff muera, o bien mueran todos los demás.

Bang! es un juego para echarse unas risas. Sirve como comienzo de una jornada de frikismo, como final para desconectar un poco, para jugar sin pensar durante un rato e, incluso, como juego Party Hard y reírse. Viene muy bien cuando los que están ahí para jugar son varios: entonces toca el Bang! o un Time´s Up. Además, el género western, un género de los de toda la vida, le da un toque totalmente divertido y si ya, además, te pones a interpretar un poco el personaje, eso se convierte en una delicia (Véase coger una pistola en plan Colt, ponerse un sombrero, un cigarrillo en la boca y ponerte la estrella de Sheriff en el pecho). No sólo eso, que como juego introductorio a personas consideradas no-frikis que pasan de zombies, fantasía épica y esas cosillas, viene muy bien además de tener unas reglas fáciles fáciles y ser rápido.

Vamos, que es recomendable 100%.

Y recordad que si os preguntan: ” ¿Tendrías misericordia de un hombre Inocente?

La respuesta es:

No existen hombres inocentes