Publicado el 13 de Febrero del 2013 por Capitan_Melenas en Cómic
[San Valentín Friki 2013] Parejas de cómic

San Valentín, amigos, esa época en la que puedes solucionar con unos bomboncillos esos mensajitos sospechosos que tu chica encontró en tu WhatsApp el domingo por la mañana. Vosotras, podéis desviar la conversación que sigue a la frase “últimamente quedas mucho con David, ¿No?” gracias al ruido que provoca ese juegazo de tiros para PS3 que tan bien hipnotiza al género masculino. Porque sí, amigos, el amor mueve montañas, pero el género humano se aburre rápido incluso ante esa posibilidad. La hiperactividad de los tiempos modernos, así que lanzo mi discurso lleno de venenoso rencor, mi cínico interior escupe al suelo y digo…!Yo te desprecio, Cupido, maldito angelito mofletudo!

Hola, ¿Qué haces? (Así lo dice Superman, que es muy correcto)

Hola, ¿Qué haces? (Así lo dice Superman, que es muy correcto)

Mi plan era contaros la historia del auténtico San Valentín en un tostón híper cultureta de cuatro hojas, pero me da miedo la venganza de Boss (me imagino atado en plan la Naranja Mecánica visionando episodios aleatorios de la nueva serie de “Mi pequeño pony”). Mejor, hacemos un paseo por el amor en viñeta, amigos, porque nuestros tipos en pijama favoritos también se enamoran. Es más, muchos de ellos han tenido tantos problemas partiéndose la tibia y el peroné contra Zarrko, el hombre del mañana (no os riáis, mentecatos, que es un maloso que existe de verdad) como lidiando con esas pequeñas cosas del día a día. Repasemos, pues, la vida sentimental de nuestros superchicos y superchicas, con algunas de las parejas más entrañables y reconocibles del planeta viñeta.

Parejita reshulona Nº 1: Peter Parker y MJ… hechos el uno para el otro

La vida amorosa del trepamuros ha sido poco menos que convulsa. Desde el principio, los problemas de la vida real han sido comedero de cabeza constante para el bueno de Parker. Stan Lee quería un héroe con el que cualquiera se sintiese identificado. No sólo se las veía con gente como el Buitre o Rhino, se las veía crudas con sus cuentas a fin de mes, su tía estaba siempre al borde del patatús, y, cómo no, estaban las chicas. Y qué chicas.

La sufrida chica del héroe

La sufrida chica del héroe

Las novias de Spiderman siempre han tenido un toque especial. Desde Betty Ross, la secretaria de Jameson y primera novia de nuestro héroe, hasta las últimas chicas que han pasado por su vida. Incluso se ha enfrentado a la tragedia, cuando Gwen Stacy murió en sus brazos tras un enfrentamiento muy definitivo contra el Duende, uno de los hechos que más ha marcado a los seguidores del personaje.

Pero MJ siempre ha estado allí. Nunca olvidaremos su primera aparición. “Reconócelo, Tigre, te ha tocado el gordo”. Si no te enamoras de una chica así con 17 años, probablemente estás muerto, o una raza alienígena te cambió la sangre por horchata. Pero con el tiempo, descubrimos que había mucho más detrás de esa fachada de alocada adolescente, despreocupada e incluso un tanto irresponsable. Uno de los episodios que más recuerdo de mis primeras lecturas de Spiderman es el momento en el que Mary Jane se abre definitivamente a Peter, y cuenta su pasado, escabroso, traumatizante y lleno de sin sabores. Su único modo de supervivencia es ese muro de pasividad y huida del conflicto. Por eso salió por patas la primera vez que Peter la pidió matrimonio, porque se sentía incapaz de formar una familia con los antecedentes con los que había crecido. Desde ese momento, nuestra percepción de MJ cambió por completo. Seguía siendo nuestra pelirroja explosiva favorita, pero de repente, había muchos más. Había un corazón roto, secretos, mucho que dejar atrás.

Con el tiempo, la relación maduró tanto que la cosa acabó en boda. Y la llegada de un montón de nefastos guionistas incapaces de lidiar con una situación adulta, llevaron la relación al traste, con la eclosión en el famoso MEFISTAZO (J. Michael Straczynky, me aseguraré de que mi odio pase a mis hijos, y a los hijos de mis hijos, y a los hijos de los hijos de mis hijos, y así todo el rato). Ahora son colegas y residentes en Manhattan, aunque tienen un rollito raro, claro, que eso de llevarte así de bien con tu ex es tope sospechoso, y más si sabe el asuntillo ese de que te subes por las paredes, literalmente. Incluso hay nueva chica en la oficina, Carly Cooper, una nerd de categoría superior como el propio Peter, aunque también han tenido ya sus problemillas de pareja. El caso es que, algo nos dice, MJ y Peter acabarán de nuevo juntos. Incluso un destroyer de mi categoría lo espera y lo desea. Porque conectan, se complementan, se entienden, incluso por encima de todos los desastres y desencuentros. Porque no nos imaginamos a Peter Parker envejeciendo al lado de nadie más. Porque eso es amor, tíos. Del bueno, del que hace que te levantes sonriendo por las mañanas, del que si pones en la balanza las cosas buenas y las cosas malas (cuando las cosas malas son muy muy muy chungas), la balanza revienta por el lado bueno. Así de bonito. Así de especial.

Te voy a dar yo a ti telaraña, tigre

Te voy a dar yo a ti telaraña, tigre

Parejita Reshulona nº2: Superman Y Lois. Los clásicos

Amigos, la pareja súper por excelencia. La intrépida periodista, el boy scout definitivo. Se han enfrentado a casi todo. Han superado incluso la muerte. Algo estaba escrito para ellos dos, y su relación ha dado para ríos de tinta, incluso para que Kevin Smith haga chistes sobre si el útero de Lois sería capaz de aguantar una descarga de amor Kriptoniano, en uno de los momentos estelares de Mallrats. Además, ha protagonizado uno de los momentos que más han encogido el corazón de este desalmado melenudo. All Star superman, nº 3. Os he prometido una crítica de la colección entera, y no me extiendo mucho porque me boicoteo a mí mismo. Pero qué final de número, señores.

Ahora, las cosas han cambiado. La nueva continuidad DC los ha separado. No hay ni atisbo de noviazgo. Pero esto acaba de empezar, y tarde o temprano, volverán a estar juntos. Porque hay cosas que deben ser, con independencia de la innovación o los vientos del cambio. Como grabadas en piedra.

 

Parejita Reshulona Nº3: Batman Y Talía: Amor destructivo

La vida sentimental del murciélago, también ha dado de sí lo suyo. Pocas aguantan la cruzada nocturna de nuestro héroe más solitario, y a pesar de la fama de playboy conquistador del señor Wayne, todos sabemos que es una fachada que muy pocas han cruzado con éxito. Recuerdo especialmente a Silver St. Cloud, mujer de armas tomar, independiente, segura, inteligente y guapa como un pecado, por la que el cruzado a punto estuvo de colgar la capa, en la memorable etapa de Steve Englehart y Marshall Rogers. Mi novia favo del murciélago, aunque las cosas se torcieron cosa mala, y acabó todo de manera trágica en la no menos definitiva “The dark detective” de los mismos autores.

Sí, ya sé que estáis pensando todos en Catwoman, pero la señorita Kyle es un punto y aparte en la vida amorosa del murciélago, ya que ninguno de los dos se ha definido explícitamente acerca de los sentimientos reales del uno por el otro. Así que vamos con la mujer definitiva en el batmundo… Talía Al Guhl, la hija del demonio. La relación siempre ha sido muy compleja, ya que Talía se ha visto dividida por la lealtad hacia su padre, el famoso ecoterrorista Ra´s Al Ghul, y el amor que siente por Batman. Todo se resolvió en la fenomenal obra “El hijo del demonio”, en el que Batman, por una serie de catastróficas desdichas, forma equipo con Al Ghul y su liga de asesinos. Bien es sabido que Al Ghul respeta a Batman como un igual, y considera al héroe el único digno como heredero de su imperio. Pues ocurre lo que ocurre, el roce hace el cariño, poco hay que hacer en medio del desierto, y se dan bat-gustirrinín de lo lindo. Es más, el final nos deja ver claramente que de tanto intercambio de batfluídos, nacía un batchurumbel. Pero los guionistas posteriores de la serie decidieron ignorar este hecho, hasta el punto de que dicho encuentro acabó por desaparecer del canon oficial de la continuidad del personaje.

Batsi también tiene su corazoncito... aparte de otros órganos

Batsi también tiene su corazoncito... aparte de otros órganos

Hasta que llegó Grant Morrison. Su idea, que todos, absolutamente todos los momentos del murciélago, han ocurrido dentro de la continuidad oficial. Hasta los más extraños y ridículos. Su titánica obra al frente de la colección durante años, nos trajo de vuelta a Talía, con un regalito: Damian, el hijo del murciélago.

Así que de ahí la importancia capital de esta señorita por encima de todas las demás aspirantes al corazón del caballero oscuro. Y lo que queda…

 

Parejita reshulona Nº 4: Reed y Sue Richards: La familia unida…

Irme sin un comentario acerca de la primera familia Marvel sería un insulto en un artículo como éste. Si hay una pareja que sobrevive contra viento y marea son estos dos tortolitos, con sus especialidades, sus cositas, sus crisis y sus momentos de tensión. Es que formar parte de uno de los mayores grupos de superhéroes del mundo no pone las cosas fáciles para formar una familia. Si hablamos de su versión Ultimate, ni os cuento. Pero centrémonos en la continuidad tradicional de esta pareja. Sobre todo, el papel de Sue ha evolucionado de manera espectacular, hasta que ahora mismo es un referente femenino dentro del cómic book americano, y un personaje de lo más interesante. Sus poderes eran una chusta enorme comparado con el potencial de sus compañeros masculinos, así que al final era la damisela en peligro de turno, para lucimiento de su maridito y amigotes. Pero tras un lento peregrinar por un mundo formado esencialmente masculino, sus poderes actuales la hacen el miembro más poderoso del equipo, además de ser esposa y madre en la vida. De niños raritos, claro, que ahí tenemos a ese minigenio en forma de renacuajo rubio que es Valeria, su hija pequeña. Por supuesto, no todo han sido vino y rosas, y más de una vez han estado a punto de lanzarse las piezas del colisonador de hadrones. Lo típico de cualquier familia. Pero ahí siguen. Eso, también es bonito. A pesar de lo cansinos que se ponen los príncipes atlantes. Deben tener algún gen italiano (jur jur jur).

Cariño, te voy a explicar OTRA VEZ lo de subir la tapa

Cariño, te voy a explicar OTRA VEZ lo de subir la tapa

 

Parejita Reshulona Nº 5: Green Arrow y Canario Negro: Cariño, no es lo que parece

Otros que tela. Son la típica pareja de amigos que siempre están discutiendo, que rompen constantemente, que tienen broncas de niveles épicos (pero épicos nivel Olimpo) y por alguna extraña razón, vuelven una y otra vez. Además, tienes la sensación continua de que no puede ser de otra forma.

Así son Oliver y Dinah. También han pasado por mucho, incluso por la muerte de nuestro arquero bocazas favorito. Kevin Smith lo retornó de su letargo en una muy buena etapa. Previamente, amor del bueno, del difícil. Más que nada, porque ambos tienen un carácter de aquí te espero, a lo que además añadimos cierta incapacidad del bueno del señor Queen para tener la bragueta cerrada todo el tiempo.

Con la nueva continuidad no tengo nada claro cómo anda el percal, pero la relación se ha puesto de moda gracias al pelotazo de la serie de TV Arrow. Aquí, la señorita Lance no tiene espíritu de súper heroína, y encubren su nombre con un práctico “Laurel”. Pero ya la hemos visto dando alguna patada que otra. Ahí dejo eso.

Nos llevaremos como el ojete, pero somos muy estilosos

Nos llevaremos como el ojete, pero somos muy estilosos

 

Hasta aquí por mi paseo romántico por el mundo súper. Y lo de romántico es un decir, porque básicamente he hecho una colección de relaciones tormentosas, rupturas, corazones hechos añicos y montañas rusas emocionales. No soy Meg Ryan, maldita sea. Así que os recomiendo una cosa… dejad de leer esta mierda, salid corriendo, iros a buscar a vuestro chico o chica, y antes de que medie palabra le decís que cierre el pico. Continuamos con beso de película y fundido en negro. ..

… u os vais al frigorífico, cogéis el cubo de helado, y os ponéis a ver vídeos de baladas “jebis” mientras lloráis como descosidos…

o cerráis todas las persianas de vuestra habitación, os ponéis Canibal Corpse a tope, y planeáis vuestra venganza…

A mí dejadme en paz, estoy deprimido.