Publicado el 11 de Marzo del 2013 por Germánico en Cajón Desastre
7º Salón del Cómic y del Manga de Castilla y León.

Los días 9 y 10 de Marzo se celebró en la capital castellana la séptima edición del Salón del Cómic y el Manga y allí se presentó vuestro Germaster, con pluma, papel y un móvil que tiene hasta cámara de fotos para intentar contaros un poco lo que se coció allí, al menos el sábado.

A las 11:30 del día 9 se inauguró oficialmente el Salón, con la presencia de los profesionales invitados, asociaciones y alguna que otra autoridad. Poco después, llegué yo.  Junto con la entrada me dieron una bolsa que contenía un manga (El Arma Definitiva, una especie de historia rosa que nada tiene que ver con sangre muerte y desolación), un periódico del Norte de Castilla y la Programación. Teniendo en cuenta que It´s Free!, tampoco podré quejarme mucho.

Poco después se reunió conmigo un amigo (el dueño del juego de tablero de Juego de Tronos fotografiado para su reseña en esta web) y ya con él pude comentar los pormenores del Salón, observar y disfrutar de algunos de los disfraces que pudimos observar (desde aquí quiero mandar un saludo a un currado Tony Stark y en especial a la Viuda Negra que paseaba por el Salón: fue tema de conversación de absolutamente todo el mundo, especialmente hombres que se quedaban embobados viendo ese traje de cuero negro… ¡Más quisisera la Johanson!) y  de vez en cuando, comprando alguna cosilla (peluches de Hulk, camiseta Targaryen, gorra de Super Mario, Rol…)

Nos dimos más de una vuelta por ahí a ver qué encontrábamos entre los distintos Estands. Entre los Expositores estaban los de Norma Editorial, Hokuto Cómics, Castilla Cómic, El Hombre del Sombrero, Bar Ramen (allí comimos para reponer fuerzas y continuar respirando frikismo), Ediciones Babylon (Mimitos is coming!), KontraKamisetas, Museo del Naipe… Y bueno, para mi sorpresa en uno de ellos (cuyo nombre no recuerdo) tenían cosillas baratas (Un Manual de Aquelarre, unos módulos de Séptimo Mar y Aquelarre, el Manual de El Señor de los Pardillos...) y arrasé con todo un poco.

También había alguna que otra asociación, como Salamanga, Megasima, Reika, Japan Town… Pero de entre todas ellas, me gustaría destacar a dos en concreto:

La primera es La Asociación Cultural Vallisoletana de El Anillo Único (su web:  www.acvelanillounico.es), especializada en juegos de mesa y miniaturas. Con uno de sus socios estuve charlando y me informó un poquito de los horarios y funcionamiento de la Asociación. Como curiosidad, los días 22 y 23 hay una especie de jornada de puertas abiertas, y frikismo a raudales. Con suerte, vuestro Germaster estará allí.

La segunda asociación que quiero nombrar es Andergraün (su web: http://andergraunfzn.blogspot.com), cuyos editores son Diego Núnez y Jesús Bartolomé, dos zamoranos que se definen como un dúo wonderfuloso. Presentaban en esta 7ª Edición su  Número 5 de Andergraün, 100 paginillas A TODO COLOR cargadas de humor, super héroes, Ci-Fi y manga por sólo 5 eurillos. Son también los autores del divertidísimo cómic de Juego de Tronados, una parodia de Juego de Tronos en la que, por ejemplo, Robert Baratheon es Bud Spencer Bananajoe, y los Stark, en vez de wargos, tienen pokémons.

Hernán Migoya

A las 12, dibujantes e ilustradores firmaban ejemplares y dedicaban material. Allí estaban, entre otros, Jesús Redondo, conocido en especial por ser el dibujante del Capitán Trueno; el también escritor Hernán Migoya (quizá os suene por la reseña que hice para esta página de Una, Grande y Zombi); Luis Núnez de Castro, que destacó cmo ilustrador en los juegos de rol y cartas de Anima y Leyenda de los Cinco Anillos; Cris Ortega, autora de Nocturnia; Henar Torinos, Santiago Bellido, Agustín Espina, Mique Beltrán

Al lado se encontraban también los actores de doblaje Fernando Cabrera y Jesús Alberto Pinillos, que aunque también han doblado en Braveheart, Pokemon y Padre de Familia, son conocidos por sus doblajes de Sheldon y Leonard, para The Big Bang Theory. Éstos, más tarde, dieron una charla sobre su trabajo en el mundo del doblaje y aseguraron, con pesar, que parecía un trabajo en peligro de extinción ya que, cada vez más, la gente prefería ver las series en Versión Original (lo que tacharon de ser una moda).

Sheldon Y Leonard

El sábado también pudimos encontrarnos con tornes de juegos de mesa, talleres de dibujo, hamas y dibujo libre, una exhibición de artes marciales, videjuegos y una interesante Ludoteca (donde también se encontraba la asociación pucelana de ajedrez japonés).

Además, había unas actividades permanentes que si bien algunas no eran  gran cosa, otras sí que eran un tanto curiosas.

Un hombre (por desgracia no recuerdo su nombre), diseñador 3-D, trabajaba en una figura de Hulk que vimos cómo pasó de ser una bola verde a un impresionante Vengador Verde y Musculado.

Teníamos tres exposiciones: “30 años de Transformers”, Figuras y Maniquís (de Cosplay) y Retales con historia, una colección de kimonos antiguos que eran realmente impresionantes.

Por otra parte, podíamos jugar a la lotería sagrada tradicional japonesa, Omikuji, donde probé suerte y me gané una preciosa taza rosa fucsia del Patito Feo (que supongo que es una serie adolescente al estilo Betty la Fea o algo). También teníamos un Foto-Croma (Ay, verme a mí en el Trono de Hierro no tiene precio!) y a su lado lo que llamaron Otaku´s Marriage, donde parejitas felices se sacaban una fotico para verse en pareja como si hubieran sido recientemente declarados marido y mujer.

Por último, me gustaría hacer un pequeño comentario sobre una conferencia, que fue muy interesante, la verdad,  sobre “La industria del videojuego y sus entresijos”, con un divertido y magistral Juan P. Ordóñez, profesor de la Universidad Complutense de Madrid y Consultor de Empresas, que repartiendo caramelos, interactuando con el público y no manteniéndose callado, se ganó el aprecio de todos los que le pudimos escuchar.

Germaster

En fin, entre unas cosas y las otras, tras varias horas deambulando entre Estands, haciendo cola para conseguir un autógrafo o un dibujo, observando y maravillándome ante tanta belleza acumulada, llegó el final de la 7º Edición del Salón del Cómic y del Manga de Castilla y León (al menos acabó uno de sus dos días). Con la cartera vacía y las bolsas a reventar, marché a mi casa.

El año que viene, más y mejor.