Publicado el 1 de Abril del 2013 por Germánico en Ludoteca
Jugando que es Gerundio: Humanos!!!

4.6/5

Y seguimos con los tres signos de exclamación, frikis míos, pues la locura nos acompaña siempre en nuestro tortuoso camino en busca de cerebros frescos. Mmmm, cerebros… Porque ahora no somos unos supervivientes al más puro estilo Chuck Norris, no, no somos tíos con escopetas. Un día no muy lejano ejercíamos la medicina blandiendo un escalpelo con maestría, o protestábamos en todos los juicios; fuimos animadoras de nuestro equipo y cantamos el “soy minero” como Antonio Molina… Pero ahora… ahora somos el enemigo, somos los no-muertos, los zombificados, los caminantes, los podridos, los rabiosos… Tenemos tantos nombres como países hay en el mundo, y nuestro hambre es infinito.

Necesitamos cerebros… Necesitamos… Humanos!!!

Como en su hermano mellizo, Zombies!!!, este juego cuenta con un mapa modular de múltiple configuración, , 6 cartas de Personaje (Médico, músico, animadora, abogada, luchador y minero), 40 cartas de Evento (para tocar la moral al personal, más que nada), 40 cartas de Herida, 30 cartas de Infección, 36 indicadores de “Sin Barricada”, 36 indicadores de Dado, 60 figuras de víctimas Humanas (en posición de “mierda mierda hay que salir por patas”) y 60 figuras de zombie de seis nuevos modelos (muy majicos ellos todos). Durante una partida, los jugadores se turnan para jugar las fichas de mapa, situar humanos, avanzar buscando presa y comer o infectar a los aún vivos, para luego fastidiar (por no decir otras palabras como por ejemplo “joder”) al resto en mitad de nuestro banquete de vísceras y fluídos corporales. El objetivo, en este caso, consiste en conseguir un número de puntos especificados en cada carta de personaje (9 ó 10, dependiendo). Cada zombie en juego es un punto, y cada humano comido es otro punto, fácil, no?

Con este juego, Edge nos sumerge otra vez en el mundo de los zombies a lo grande. La diversión está asegurada, los piques, los cabreos (véase “sólo a mí me huyen” o “a este no le tiráis ninguna mierda, pero a mí todos, eh?” (cualquier parecido con la realidad es puuuura coincidencia). Sin embargo, el juego es un poco más complicado que su mellizo (sólo un poco, tampoco nos pasemos) pero también es verdad que es bastante más abierto y quizá un poco más dinámico por el hecho de que o puedes infectar, puedes comer, pueden huir o puedes luchar contra el humano ( y recibir así heridas en cabeza, brazo, pierna, o torso). La duración es de aproximadamente una hora, aunque la primera partida se hará un poco más larga solo porque no se le ha cogido el ritmo.

Otro punto a su favor es el hecho de la posibilidad de jugarlo simultáneo con el Zombies!!!, dividiéndose los jugadores en dos grupos: los zombies y los tíos con escopeta. Este modo de juego aún no lo he podido probar, pero parece que será un verdadero caos con tanta figurita y tan variada de por medio, y las risas seguro que también será de órdago. Algún día habrá que jugar en este modo hardcore, a ver qué ocurre.

En fin, frikis míos, huelo a humanos por ahí. Especialmente humanas… iré a ver si me como a alguna.