Publicado el 28 de Abril del 2013 por Germánico en Libros
Hablemos de Libros: Mundodisco.

En algún lugar del Multiverso existe un mundo plano y circular que reposa, tranquilamente, sobre los lomos de cuatro elefantes que se encuentran, a su vez, sobre el caparazón de un gigantesco astroquelonio. Un mundo como ese es, sin duda, un lugar propicio para la magia. Y por eso hay dioses, hechiceros, rechiceros, brujas, héroes y antihéroes. Por haber, incluso hay un Nobby Nobbs. Quizá en la ciudad más grande y apestosa de ese Mundodisco, en AnkhMorpork, estén de celebración: hace 30 años de Mundobola que fue creada para deleite de lectores y criaturas varias.

Hasta es posible que Lord Vetinari, tal día como hoy, esté felicitando en un elaborado discurso al creador de su mundo, a Sir Terence Davis Pratchett que hoy, 28 de Abril del 2013, cumple años.

Cumpleaños y 30º Aniversario del Mundodisco… ¿Cómo no hacer un pequeño homenaje repasando todos los libros y personajes de este universo que tanto nos ha hecho disfrutar? ¿Cómo pasar por alto tamaña oportunidad para, como de costumbre, desvariar un poco en este nuestra sección Hablemos de Libros, que con tanto cariño os dedico? Así pues, con mi camiseta de Unseen Academicals, observando mi colección de libros Pratchettianos y pensando en Susan Sto-Helit (¡Ay! Ven y bésame, bandida!), me pongo a escribir.

Antes de nada, y aunque no lo vaya a leer en la vida: Feliz Cumpleaños, Maestro. Happy Birthday. Alles Gute zum Geburstag. Espero que puedas escribir mil y un libros más; me arruinaré con gusto comprándolos.

Ahora, tras momento emotivo con el que se me ha saltado una lagrimilla (Ya podría venir Adora Belle Dearheart a consolarme…), comenzaré el repaso de toda esta saga. Mucho he pensando en cómo hacerlo, frikis míos, si hacer reseñas de cada uno de los libros (lo cual sería devastador para mí, un humilde vago), o hablar por sagas… Ya sabéis, las sagas dentro de la Gran Saga. Dedicido por esto último, iré desde la saga de Rincewind y los Magos hasta los libros independientes que no son verdaderas novelas de Mundodisco, aunque esa es su base; pasando, por supuesto, por la Guardia de AnkhMorpork, las brujas de Lancre, la Revolución Industrial y la Muerte ( ¡Y otra vez la hermosa Susan! Siempre guardo bombones con crocanti por si viene a visitarme…).

Tomad asiento, comeos una salchicha que os haya vendido YVALR Escurridizo y leed tranquilimante, que tenemos para rato.

 

Saga de Rincewind y de los Magos.

“El asunto de los magos y el sexo es complicado, pero como ya se ha indicado, en esencia se reduce a esto: cuando se trata de vino, mujeres y canciones, a los hechiceros se les permite emborracharse y desafinar tanto como deseen.”
Rechicero.

Así conocimos el Mundodisco y así conocimos AnkhMorpork. Rincewind, un mago sin capacidad alguna para la magia, cobarde y huidizo, fue el primer protagonista del Mundodisco. Por alguna razón, aunque el pobre Rincewind anhela una vida aburrida y monótoma, el mundo conspira para que se vea envuelto en aventuras y peligros. Otros personajes que han acompañado a este peculiar mago por sus viajes a través del disco son Dosflores, el primer turista del Mundodisco y funcionario del Imperio Ágata; el Equipaje, un baúl con patas hecho de Peral Sabio que es bastante agresivo; Cohen el Bárbaro, un héroe viejo con espíritu salvaje y que, en alguna que otra novela, va a acompañado de la Horda Plateada, un compendio de héroes bárbaros artríticos y reumáticos que saquean como en sus tiempos mozos.

Sin embargo, ese protagonismo absoluto que conoce en las primeras novelas como El Color de la Magia o La Luz Fantástica, se va encogiendo poco a poco con la presencia del resto de magos de la Universidad Invisible. Con la llegada del nuevo Archicanciller, Mustrum Ridcully, la UU gana importancia y sus otros magos, como el Decano, Ponder Stibbons, el Tesorero y el Bibliotecario (¡Nuestro amado simio! Un antiguo mago que debido a un accidente se convirtió en Orangután y que se comunica a base de Ooks) se suman al elenco de personajes, no sólo en las novelas que pertenecen a esta saga, la de Rincewind y los magos, si no que a todos los libros del Mundodisco. Así pues, el Bibliotecario ayuda a la Guardia con el Dragón, el Archicanciller cede un carro a Vimes en Thud, o le presta ayuda en Ronda de Noche; los magos se ven influenciados por la música con Rocas dentro en Soul Music, sobreviven a duras penas en un Centro Comercial y tienen encuentros más o menos satisfactorios con las Brujas. Sin embargo, su protagonismo se vuelve casi absoluto en Unseen Academicals, no quizá por los magos per se, si no por su Universidad, para llegar a ser completo en La Ciencia del Mundodisco, de la que hablaremos después.

Los libros que componen esta saga son:

El Color de la Magia: Rincewind y Dosflors se conocen.

La Luz Fantástica: ay que el octavo se escapa…

Rechicero: ya sabemos por qué los magos no tienen hijos.

Eric: Eric y Rincewind visitan el Infierno.

Tiempos Interesantes: Cohen y su Horda Plateada Atacan de Nuevo.

El País del Fin del Mundo: Rincewind conoce a Cocodrilo Dundee. Y a los Canguros.

El Último Héroe: La última batalla de Cohen el Bárbaro.

Unseen Academicals: el fútbol llega al Mundodisco.

 

Saga de las Brujas.

Tata Ogg se sentía avergonzada incluso de pensar en ello, y esto era muy extraño porque la vergüenza acudía tan naturalmente a Tata como el altruismo a un gato.
Maskerade.

Tres son las brujas: la Madre, la Doncella y la Arpía. Tres, digo, siempre vestidas de riguroso luto y acompañadas de sus escobas. Las brujas del Mundodisco trabajan en sus antiguos roles de herboristas, parteras, sabias y juezas. La bruja principal (y la que más miedo da, de lejos) es Yaya Ceravieja, una mujer solitaria, taciturna, amargada pero impresionantemente poderosa y con un don para la Cabezología increíble; además, gusta de tomar prestado el cuerpo de varios animales mientras ella queda en su casa con un cartelito que pone No hestoi muerta. A su lado siempre está Tata Ogg y su gato Greebo, una bruja con una familia bastante extensa (medio Lancre es descendiente directo), amante del buen licor, la buena comida y de las noches apasionadas. Es la antítesis de Ceravieja, pero es también la que consigue mantener en su lugar a su buena amiga. Al principio, Margrat Ajostiernos será la tercera de ese aquelarre particular, pero tras convertirse en Reina de Lancre (en Lores y Damas), Agnes Nitt pasa a tomar su lugar en Maskarada. Sin embargo, Yaya Ceravieja y Tata Ogg, que son exclusivas de su saga, se vuelven a ver envueltas en problemas y aventuras gracias a Tiffany Aching, quien aunque es una bruja, los cuatro libros que cuentan su historia se podrían considerar una saga a parte.

Otro personaje que merece mención en esta saga es Eskarina, coprotagonista con Ceravieja en Ritos Iguales, una novela que explica el por qué Gandalf y Merlín siempre fueron hombres y no mujeres.

Como consejo, si conseguís aprender a jugar a Mutilar a Doña Cebolla (muuuuy complicado, a mi parecer), no juguéis nunca con Yaya: aunque diga que no, hace trampas.

Pertenecen a esta saga:

Ritos Iguales: Eskarina se pone cabezona.

Brujerías: Ser o no ser, esa es la cuestión.

Brujas de Viaje: las Hadas Madrinas existen, frikis míos.

Lores y Damas: Yaya vs Reina de los Elfos.

Mascarada: Las Brujas y el fantasma de la ópera.

Carpe Jugulum: Si Carpe Diem significa disfruta el día, Carpe Jugulum… ¡Directo a la Yugular!

 

Saga de la Muerte.

“Mi abuela dice que morir es como ir a dormir”, añadió Mort, con una cierta esperanza. “NO TE SABRÍA DECIR. NO HE HECHO NINGUNA DE LAS DOS COSAS”.
Mort.

A esta saga le tengo especial cariño pues su primer libro, Mort, fue el primer libro del Maestro que leí. Sí, amigos, tanto había oído hablar de este autor que un buen día me fui a mi tienda friki habitual y le dije al dueño: quiero leer algo del Mundodisco, ¿con qué empiezo? Y él, tan sabio, me dio ese primer libro de la Saga de la Muerte, ese Mort que tanto disfruté y que abrió ante mí un mundo lleno de posibilidades, de historias épicas, de aventuras, de suspense, con pensamientos trascendentales y además, con humor, mucho humor. ¿Cómo no podía amar esa mezcla? Ese primer libro de Pratchett me pareció una verdadera delicia y conocí así, también un de los personajes favoritos de la Gran Saga: La Muerte.

Muerte es un esqueleto de dos metros y medio de altura que, además de hablar en mayúsculas, va envuelto en una túnica negra ysostiene en la diestra una enorme guadaña, tan afilada, que puede cortar el sonido. Ama a los gatitos, no puede emborracharse, no puede olvidar, no tiene imaginación ni tampoco mucho sentido del humor. Si bien es una representación antropomórfica de un hecho que ocurre constantemente, Muerte va adquiriendo personalidad a través de todas las novelas (salvo en The Wee Free Men, de la saga de Tiffany Aching, Muerte aparece en todas y cada una de las novelas del Mundodisco, normalmente hablando con un personaje que acaba de morir y facilitando el paso de “fase”).

El protagonismo de esta saga está compartido con su nieta, Susan Sto Helit (¡Háblame en Mayúsculas y hazme tuyo!), en especial en las últimas novelas. Otros personajes que aparecen son Mort (el padre de mi Susan), su mayordomo Albert, la Muerte de las Ratas (Iiik!), su caballo Binky y los Auditores de la Realidad, sus antagonistas, aquellos que odian el pensamiento individual.

¿Y dónde aparecen como protagonistas Muerte y Susan (qué bien te asienta el negro, querida)?

Mort: el aprendiz de Muerte.

El Segador: Bill Puerta y su pasado como Hombre de la Guadaña.

Soul Music: Sexo, Drogas y Música con Rocas Dentro.

Papá Puerco: Ya llegó la Navidad.

El Ladrón del Tiempo: Tic, tac, tic, tac…

 

Saga de la Guardia de Ankh-Morpork.

A veces es mejor encender un lanzallamas que maldecir la oscuridad.
Men at Arms.

Y he aquí, Frikis míos que seguís leyendo, mi saga favorita. La Saga de las Sagas, los Personajes, las Historias. No hay libro del Maestro que no me guste, pero la saga protagonizada por la Guardia de la Ciudad, tiene un nosequé y un queseyó que me vuelve loco, casi tanto como Susan (¿Te he dicho que te quiero?).

Las historias tienen todas (si no todas, la mayoría), un alto contenido político, social, ético y moral. Vamos desde la lucha por la libertad de un pueblo, al odio racial, pasando por tramas 100% policíacas, poder y corrupción.

En ¡Guardias! ¿Guardias? nos muestra una guardia acabada, insuficiente, compuesta por hombres asqueados de la vida, borrachos  e incluso corruptos. En ese momento llega un tal Zanahoria Fundidordehierroson, un enorme pelirrojo que fue criado por enanos, con un sentido del deber y del honor superior. Con su presencia, y ante la amenaza de un dragón, el cuerpo policial comienza una revolución. Zanahoria, con la colaboración de Nobby Nobbs, el Sargento Colon y su capitán Samuel Vimes, salvarán la ciudad y al patricio de la amenaza. Gracias a la trama que envuelve a un dragón, Vimes conocerá a Lady Sybill, una noble multimillonaria, buena y amable que cuida de pequeños dragones, cederá una casa a la Guardia y ayudará en todo lo que pueda, para acabar por avatares del destino, casada de Sam Vimes, quien asumirá el rol protagonista a partir de esta novela en la Saga y se convertirá en Su Ilustrísima Su Excelencia el Duque de Ankh, Sir Samuel Vimes, Comandante de la Guardia de la Ciudad. Sin embargo, a pesar de esos títulos, él seguirá siendo un policía a la vieja usanza, un Clint Eastwood del cuerpo que entrena de tal forma a su Guardia, que comienzan a llamarlos los Sammies, muy apreciados por otros países; detendrá ejércitos enteros, luchará por la igualdad de derechos de varias criaturas y será temido no sólo en Ankh-Morpork, si no más allá de sus fronteras.

La guardia se irá modernizando a pasos agigantados, contratando a un número ingente de agentes entre los que destacan el Sargento Detritus, un enorme troll bastante bobalicón a temperatura ambiente pero que es el guardaespaldas perfecto; la Agente especial Culopequeño, una enana que se atreve a revelar su sexo; un Igor que ejercerá de médico y forense de la Guardia; la sargento Angua, una mujer loba que tendrá una historia con Zanahoria (ya capitán) y varios más que, de momento, no tienen tanta importancia.

Lady Sybill (esposa de Vimes) irá tomando también un papel más importante e incluso decisivo para la vida de Vimes, al igual que el hijo de ambos, un niño que se crió escuchando el cuento de Dónde Está mi Vaca, que se lo leía su padre, para más tarde tener una pequeña obsesión por las heces gracias a un libro titulado The World of Poo.

Es en estas novelas junto a las de Mois von Lipwig (al que veremos más tarde) en las que el Patricio (otro de mis personajes favoritos, antes de Muerte y justo después de Vimes) Havelock Vetinari, va haciendo acto de presencia, en ocasiones casi como co-protagonista (su papel en Ronda de Noche es una delicia), otras veces como el causante de la trama; sin embargo, siempre será un personaje a la sombra, ese maestro que mueve los hilos… Pues Vetinari es así, un genio.

Si queréis saber cosas de la Guardia, tenéis que leer:

¡Guardias! ¿Guardias?: Dracarys… ¡Ah, no, que eso es de otro libro!

Hombres de Armas: Parece que alguien quiere matar al Patricio…

Pies de Barro: ” Sus piernas de hierro; sus pies, en parte de hierro, y en parte de barro. […] Y por ser los dedos de los pies en parte de hierro, y en parte de barro, en parte será el reino fuerte, y en parte será frágil.”

– ¡Voto a Bríos!: Perdonad mi Klatchiano peeeeeroooo…

El Quinto Elefante: Vimes viaja a Überwald.

Ronda de Noche: Vimes se monta en el Delorean. Y un huevo duro.

– ¡Zas!: Trolls vs Enanos.

Snuff: Vimes jamás descansa.

 

Saga de Tiffany Aching.

Aquí volvemos con la pequeña bruja, casi protegida por Tata Ogg y la todopoderosa Yaya Ceravieja. La historia versa sobre una niña que, tras mostrar una capacidad innata para la brujería, se convierte en aprendiz de bruja. Recibe la ayuda constante y no deseada de los Nac Mac Feegles, unos hombrecillos de 10 centímetros de estatura  recubiertos de tatuajes azules, bebedores, pendencieros y dotados de un extraño sentido del deber capaces de robar una vaca entre cuatro de ellos. Aún siendo joven (una niña en la primera novela) se ve luchando contra la reina de los Elfos, contra el destino que impuso el Dios del Invierno y contra otros espíritus extraños.

Podría deciros varias cosas más sobre esta saga, pero no hace mucho (poco después de vacaciones de verano) escribí la reseña de sus cuatro libros. Creo que, mejor que lo que escribí ese día, no podría hacerlo, así pues, os dejo aquí el link para que disfrutéis de su lectura: Saga de Tiffay Aching .

 

Saga de Moist von Lipwig.

El segundo dato interesante sobre los ángeles, señor Mustachen, es que solo se te aparece uno en la vida.

Cartas en el Asunto.

Y he aquí otro de mis favoritos (sí, lo sé, a este paso todos los personajes son mis favoritos: que si el Bibliotecario, que si Vimes, que si Vetinari, que si Muerte, que si Susan… ay Susan…).

Moist von Lipwig (Húmedo von Mustachen, en castellano… nombre que siento decirlo, no me pega) es un criminal profesional, un alegre y divertido estafador que no es partidario de la violencia, pero que muestra un carisma y una labia que encandila al mundo. De rostro y rasgos tan comunes que se vuelve olvidadizo, Moist se ve por primera vez en su vida detenido. Tras ahorcarlo una primera vez por sus crímenes (sin llegar a matarlo), Vetinari le da una segunda oportunidad de salvar su vida. Para ello, se convertirá en funcionario del Estado y deberá rescatar, reflotar en mitad del apogeo de los Clacs a la Oficina de Correos de Ankh-Morpork. Así será como conocerá a Adora Belle Dearheart, las colecciones de Alfileres y a Groat. Luchará con todo su ingenio, vestido de dorado, para salvar a la decadente Oficina Postal. Tras ello, se convierte en uno de los hombres de Vetinari, de esos a los que utiliza a pesar del disgusto de ambos. Por una parte, Vetinari tiene a Vimes, por otra, a Moist von Lipwig y en su despacho, a su secretario.

Después de las aventuras de Going Postal, Moist vuelve a la carga con otro encargo: tomar el contro de la Casa de la Moneda y modernizar AnkhMorpork.

Las dos novelas protagonizadas por este figura son:

Cartas en el Asunto: tienes un nuevo mensaje en el buzón.

Dinero a Mansalva: el dinero no da la felicidad, no?

 

Otras novelas de Mundodisco.

“Está enamorado”, dijo Gaspode. “Es muy complicado”. “Sí, ya sé a qué te refieres”, dijo el gato. “La gente te tira botas viejas y cosas”.
 Imágenes en Acción.

En esta sección he metido a todas esas novelas que no entran en ninguna otra saga. Hay quién crea dos sagas distintas: la Saga de las Culturas del Mundodisco y la Saga de la Revolución Industrial. Incluso otros hablan de Saga de los Dioses. Sea como fuere, como personalmente no me convencen en absoluto, he decidido no clasificarlas en ningún lado y ya que cada cual juzgue. Son estas:

Imágenes en Acción: en algún lugar de Ankh-Morpork, el Gremio de Alquimistas descubre el proceso de mostrar imágenes en movimiento. Este descubrimiento, al ser mostrado, da lugar a una revolución en la que mucha gente sigue la llamada de este mundillo y llegan hasta un lugar llamado Holy Wood, donde la industria de las imágenes en movimiento ha creado una ciudad de la nada. Como protagonistas tenemos a Victor Tugelbend, un eterno estudiante de Magia, de Theda Ginger Withel, una joven aspirante a actriz; YVALR Escurridizo, un hombre con nariz para los negocios que se convierte en productor cinematográfico y, por último, un perro que debido a las perturbaciones que crea esta nueva industria en en el entramado de la realidad, puede hablar: Gaspode, El Perro Maravilla.

La invasión cinematográfica  genera pequeñas rupturas en el espacio- tiempo, abriendo un portal a las Criaturas de las Dimensiones Mazmorra contra las que sólo los magos pueden luchar (Ese final es, como suelo decirlo, jodidamente épico)

Pyrómides: Pteppic, príncipe del pequeño reino estancado en el pasado llamado Dejelibeibi, es un estudiante del Gremio de Asesinos que, tras la muerte de su padre, debe volver a su país para asumir su papel de Rey-Divinidad. Allí en su país se verá en problemas: un sumo sacerdote quiere hacerse con el poder, Pteppic huye y regresa para ver como una enorme pirámide ha roto la malla de la realidad y la locura se apodera de su pueblo…

Dioses Menores: el poder de los dioses depende de la cantidad de seguidores que tengan y de la fé de éstos. Así pues, en el viejo país de Omnia cree en el dios Om, pero sin verdadera fé. Sólo un joven llamado Brutha, un chico simplón y bueno, cree de verdad, y se convertirá en el fiel seguidor del dios tortuga. Brutha, junto a la tortuga que es la reprensentación de su dios, luchará contra la jerarquía eclesiástica de Omnia que priva de libertad y lucha por su dios sin creer realmente en él.

Esta novela es impresionante. A la par de divertida, ese trasfondo religioso te hace recordarla más como una lectura que pone en la mesa toda la hipocresía humana y hace un repaso de varias corrientes de pensamiento. Si bien a mí, personalmente, me costó meterme en la novela, una vez lo haces fluyes por ella enganchado como si fuera droga.

La Verdad: esta novela me encantó. En ella, presenciamos el nacimiento del primer periódico de AnkhMorpork, The Ankh-Morpork Times. Conoceremos a William de Worde, a Sacharisa, a Otto Alarido, un vampiro perteneciente al Movimiento de Templanza de Überwald, y seremos testigos del poder la prensa, de cómo a Vetinari lo acusan de asesinato y la Guardia debe detenerlo, y demás aventuras. Porque, frikis míos, la Verdad os hará libres.

Regimiento Monstruoso: Todo comienza en Borogavia, un país que vive bajo las leyes, bastante aburdas muchas, de Nuggan. Como éste no hace más que decir que los reinos-estado vecinos son una abominación, Borogavia se encuentra constantemente en guerra. La protagonista es POlly Perks, hermana de un chico que ha desaparecido en acción mientras estaba en el ejército de Borogavia. Así, con todas las de la ley, Polly se traviste (Abominación ante Nuggan)  y se alista en el ejército con la firme intención de encontrar a su hermano.

En la compañía del corpulento Sargento Jackrum, se le unen un vampiro llamado Maladict, un Troll, un Igor y varias personas más, todas con un oscuro pasado. Este grupo variopinto se verá envuelto no sólo en la guerra, sino en una trama que va mucho más allá, más allá de Nuggan y de todas las ideologías desfasadas.

El Asombroso Mauricio y sus Roedores Sabios: juvenil y alegre, en esta novela Pratchett cuenta, según su punto de vista y el punto de vista del Mundodisco, la historia de El Flautista de Hamelín. Tenemos ratones parlanchines, un gato soberbio y en principio egoísta y un muchacho que intenta ganarse la vida por las tierras de Überwald como cazador de ratas.

 

Otros Libros del Mundodisco.

El Mundodisco está basado en una mezcla de mitos antiguos, que alcanzan su forma más ‘refinada’ en la mitología hindú, la cual por supuesto derivó del episodio original de Star Trek ‘El Planeta de Rocas Inestables donde Dispararon al Guardia de Seguridad’.
Terry Pratchett

El universo creado por Terry Pratchett ha dado mucho de sí, tanto que no sólo tenemos 39 novelas dignas de disfrutar, sino que además podemos ser testigos de un compendio de libros escritos por Pratchett con colaboradores sobre aspectos específicos de la vida en la gran pizza geológica en la que viven tantos personajes. Algunos así, otros son colofón de ciertas historias y otros libros… bueno, otros son frikismo puro y duro. Tenemos los siguentes:

La Ciencia del Mundodisco, cuatro libros (el cuarto ha salido a la venta en inglés hace poco más de un mes), escritas con la colaboración de Ian Stewart y Jack Cohen. En estas novelas, aprovechan a los magos para explicar la historia cientifícia de nuestro Mundobola, obras de ciencia divulgativas y divertidas (¡Cómo nunca habíais visto la ciencia, amigos!).

El libro de Cocina de Tata Ogg, con la colaboración de Stepehn Briggs, Tina Hannan y Paul Kidby: un divertido recetario en el que encontramos las formas de cocinar ratas con ketchup, pan de guerra de enanos, el postre de bananananana y la comida favorita de Lord Vetinari, Pan y Agua. Entre chistes, divertidas opiniones de Ogg sobre las distintas razas del Mundodisco, encontramos también alguna que otra receta de cocina interesante para llevar al horno. Las ilustraciones de Paul Kidby, como siempre espectaculares, dan más vida, si cabe, a este pequeño libro.

El Folklore del Mundodisco: este libro, con la colaboración de Jaqueline Simpson, nos ayuda a entender, por novelas, todas y cada una de las alusiones que hace el Maestro a través de sus novelas, ya sean los mitos de las Brujas europeas, las obras de Shakespeare o mitologías en las que se pueda basar. Un libro muy interesante que te ayuda a comprender, un poco más si cabe, la gran obra de Pratchett.

A estos se les suman otros muchos, como Turtle Recall: The Discworld companion… so far, con Stephen Briggs; The Pratchett Portfolio, con Paul Kidby; The Discworld Almanak, con Bernard Pearson; The Useen University Cut-Out Book, con Alan Batley y Bernard Pearson; Where´s My Cow, ilustrado por Melvyn Grant (si alguna vez tengo un hijo, se lo leeré todos los días a las 6); The Art of Discworld, con Paul Kidby; The Wit and Wisdom of Discworld, un libro de citas compilado por Stepehen Briggs, que es como repasar todas las novelas en una; The World Of Poo, la pequeña obsesión escrita por Miss Felicity Beedle´s que supone un anexo a la novela de Snuff y, además, varios mapas que van desde el mapa de Ankh-Morpork y el Mundodisco (mu bonicos para admirarlos cuanto estás solo en casa), a una guía turística de Lancre, los Dominios de la Muerte y una Guía de Ankh-Morpork.

 

En fin, frikis míos, esto ha sido mi repaso por las páginas (muchas, como se ve) que componen el Mundodisco y que, de vez en cuando, me da por releer, ya sean citas, libros o relatos cortos. Si sois fans de la saga, espero que os haya gustado recordar algún que otro personaje, alguna que otra historia que podría haberse quedado en una esquina de vuestra mente. Para los que aún no habéis leído ningún libro Pratchettiano, espero que este artículo os anime a ello: hacedlo, disfrutad y sonreíd, que la vida a veces es corta y sólo las páginas de un buen libro nos pueden obsequiar con un momento de felicidad.

Y Recordad: Cuius testiculos habes, habeas cardia et cerebellum

¡Susan, dame amor!