Publicado el 6 de Mayo del 2013 por Isithrade en Tecnología
Nuevo lanzamiento: Samsung Galaxy S4

Érase una vez, en una galaxia no muy lejana… Bueno, qué narices, en la tienda más cercana dentro de unos días.

Nos acribillan con nuevos smartphones, intentando introducirles más y más funcionalidades, ¿pero para qué? Dentro de poco van a llevar hasta váter incluido para que no tengamos ni que movernos xD

El caso, el nuevo modelito viene de la mano de Samsung, sí, un nuevo Galaxy, esta vez el S4. Quieren superar a su competencia, que por otra parte es algo normal en esto del mercado, y lo mejor que se les ha ocurrido para destacar el cacharrito, es que es resistente al agua y al polvo. No sé vosotros, pero a mí personalmente el polvo nunca se me ha comido un teléfono y tampoco se me ha ocurrido bañarme nunca con él. Aunque va a ser estupendo para los adictos al móvil, no van a tener que soltarlo ni para ducharse oiga.

Hay que reconocer a Samsung que la campaña es atractiva, pues han hecho un vídeo a modo de documental en el que cuentan las inspiraciones a la hora de hacer el teléfono y un poco la mentalidad de la compañía, aunque lo que más ha emocionado a esta telekita de pega es al momento en el que aparecen trabajando en el teléfono, toqueteando los componentes, creando el diseño… Bueno, que el vídeo en cuestión podéis verlo y opinar por vosotros mismos, yo os dejo en enlace:

Se preveen un éxito y unas ventas espectaculares para el nuevo miembro de la cada vez más amplia familia de los Samsung Galaxy, y seguro que es cierto, pues de todos es conocido las colas y las locuras que generan en la población los nuevos gadgets de estas marcas, sobre todo cuando han tenido la publicidad y la expectación adecuada previa al lanzamiento.

Yo, por mi parte, me moriré de envidia y de probar el telefonillo, pero viendo los precios prefiero quedarme con las ganas, que al menos son más baratas, y es que el precio de salida al mercado es ni más ni menos que 699€, ahí es nada…

Señores, señoras, entes variados, queda presentado el Samsung Galaxy S4. Bueno, bonito y nada barato.