Publicado el 11 de Mayo del 2013 por Capitan_Melenas en Cómic
Marvel Now: La nueva cara de la Casa de las Ideas!!!

 

Las geniales portadas de Skottie Young, un puntazo super cuqui

Las geniales portadas de Skottie Young, un puntazo super cuqui

La casa de las ideas patas arriba, chavales, inmersos en la enésima reestructuración a cuenta de las consecuencias que ha producido en la realidad de nuestros súper favoritos el mega evento del año. La titánica y desesperada lucha en la que desembocó el enfrentamiento entre los Vengadores y los hombres X ha dejado al mundo más posicionado que nunca respecto a los mutantes. La decisiva confrontación contra la fuerza Fénix ha devuelto a los hijos del átomo el status anterior a la ida de olla de la Bruja Escarlata, que en un momento de enajenación había condenado al homo superior a una extinción inevitable. Los últimos años de las colecciones X se han visto supeditadas a este terrible destino, y nos han dado sagas memorables como la imprescindible “Complejo de Mesías”, donde aparecía por primera vez la bautizada como mesías mutante, la pelirroja favorita de niños y niñas (sí, nostálgicos de las narices, Jean Grey está muerta!!!), Hope. Entrenada por Cable para un destino más grande que ella misma, al final su papel ha sido fundamental, pero bastante más lejos de la idea que ella misma y todos los que la rodeaban tenían en mente.

El universo conocido estuvo en jaque ante el posicionamiento de los mutantes poseídos por la fuerza Fénix, liderados por un Cíclope salido de madre. Por fin, el señor Summers explotaba y daba de lado a la imagen de perfección moral, al mismo tiempo que se convertía en una especie de radical iluminado dispuesto a casi cualquier cosa con tal de que su utopía cobrase forma. De acuerdo, estaba poseído por una fuerza cósmica de destrucción y cambio, armado con las mejores intenciones. Pero de intenciones ya se dice que está pavimentado el camino hacia el infierno, y Summers se entregó con alegría destructora a su coronación como líder mesiánico.

Como es evidente, con un conflicto de esa magnitud no vale pasar página, y traerá consecuencias. Como principio, una apuesta editorial de proporciones monstruosas, que sirve para que MARVEL recoja el guante que DC lanzó desafiante con otra de las burradas más definitivas en el mercado de los últimos 30 años: los ya famosos nuevos 52, que establecían una nueva continuidad en el universo DC, aparte de que resultaba en un nuevo modelo de negocio al más puro estilo Starbucks.; satura el mercado como punto de partida, luego ya hablamos de poner orden.

He hablado largo y tendido de los nuevos 52, no quiero entrar en comparaciones y polémicas, pero está claro que MARVEL necesitaba algún tipo de reacción que pusiese de nuevo en el candelero su marca, amén de una recuperación de esos primeros puestos que las colecciones de la casa de las ideas solían ocupar en las listas de ventas, copadas en el último año por la propuesta megalómana de la competencia. Así que, primero, un evento de proporciones épicas que cambie los cimientos de la continuidad MARVEL. Luego, una adecuación de los personajes clave de la editorial, junto con unas cuantas propuestas novedosas y atractivas. Lo más interesante, una numeración desde 1 para las cabeceras veteranas, lo que servirá de llamada a nuevos lectores, asustados ante las numeraciones imposibles de algunas colecciones, que se publican desde hace décadas. Así que vamos con un vistazo general sobre lo que se publica ahora mismo en España, así como un pequeño viaje hacia el futuro que nos permita un visionado rápido del plan editorial de los próximos meses.

Cable es un fugitivo otra vez

Cable es un fugitivo otra vez

Los Vengadores: Uno de los grupos, junto con los X-MEN, que más cambios sufrirá a partir de ahora. Como punto de partida, tenemos Imposibles Vengadores, la fusión de ambos grupos, en un intento desesperado por mejorar las relaciones públicas de los mutantes, ahora que medio planeta quiere la cabeza de Scott Summers en lo alto de una lanza. El Capitán América siente la necesidad de hacer algo por el homo superior después de que Cíclope le acusase de permanecer ajeno a la problemática mutante. Es por ello que, a pesar de la opinión pública, decide reclutar nuevos miembros mutantes para los héroes más poderosos de la Tierra. Personajes como Pícara o Kaos han encontrado en esta colección su nuevo hogar, y han llegado para quedarse, más ahora que ha regresado nada más y nada menos que Cráneo Rojo. En uno de los actos de profanación más definitivos que se recuerdan, ha robado el cerebro de Charles Xavier (anda, ¿No he dicho que Cíclope lo liquidó en uno de los momentos álgidos de Av vs X? Ejem… pues nada, ya lo sabéis), parte de un terrible plan para eliminar a los mutantes de la faz de la tierra. Rick Remender es el encargado de las historias de este nuevo grupo, tras el excelente sabor de boca que ha dejado con su X-Force, una de las mejores colecciones mutantes que hemos leído en los últimos años. A los lápices, toda una leyenda: John Cassaday, uno de los tipos más espectaculares con un lápiz en la mano. Por eso, digo que en esta colección me está dejando más bien frío. Si recapitulamos la carrera de este señor, me quito el sombrero, porque me ha regalado momentos brillantes como su etapa en “Astonishing X-Men” junto a Joss Whedom (sí, nenes, el director de la peli de los Vengadores. Corred a una librería especializada y haceros con este puñado de tebeos porque son únicos en su especie), y ha dibujado una de mis colecciones favoritas, la iconoclasta y extremadamente divertida Planetary, junto con un loco visionario como Warren Ellis en su mejor momento (¿Tampoco lo habéis leído?… oye, tíos, a lo mejor deberíais buscaros un nuevo entretenimiento, como hacer calceta, o algo) (Ei, no me miréis mal;  hace mucho que no era condescendiente con vosotros). Ahora mismo, parece que dibuja sin ganas, cumple la papeleta, y poco más. Puede que esté peleado con las fechas de entrega, pero a un dibujante de su nivel le pido mucho más de lo que ofrece en este inicio de colección.

Los chicos de Samuel L. Jackson

Los chicos de Samuel L. Jackson

Más. Vengadores secretos se enmarca en Marvel Now como una de las colecciones clave en el futuro de la franquicia. S.H.I.E.L.D continúa su renovación de la mano de Samuel L. Jack…digo… Nick Fury Jr. Es la colección que quizá más se acerque al universo cinematográfico de la casa. La protagonizan algunos de los secundarios de lujo de las películas, como Maria Hill, o el agente Coulson. De hecho, cuidadito con la señorita Hill, que tiene pinta de ser una de las omnipresentes en esta nueva etapa. El primer número correspondiente a Marvel Now  (nº 28 de la edición española) sirve como punto de arranque a casi todas las colecciones que están por venir en los próximos meses, desde el nuevo Nova, los nuevos 4F, los nuevos X- Force dirigidos por Cable… la que nos espera, amigos.

X-MEN: La parte más dramática de las consecuencias del enfrentamiento con los vengadores recae en la raza mutante. Por un lado, leemos en La imposible Patrulla X “Consecuencias”. La caída hacia el infierno de Cíclope, encarcelado y señalado como un terrorista mutante. Entre el sacrificio y la megalomanía, busca su fin para que el criminal se convierta en mártir. El futuro del señor Summers es de lo más oscuro, renacido como un radical de la causa mutante que ríete tú de Magneto en sus tiempos más guerreros.

Tal es la situación que la Bestia, enfrentado a sus propios fantasmas, decide que es hora de unos cuantos truquitos de viajes a través del tiempo, al mismo tiempo que se pasa por su peludo escroto azul todas las leyes respecto a las paradojas espaciotemporales. En plena desesperación moribunda, se planta enfrente de la patrulla X original en sus inicios, apenas unos adolescentes, y les suelta, con una falta de tacto alarmante, que han de viajar hacia el futuro para que Scott Summers recuerde la razón por la que un día crearon el grupo, bajo el ideal del sueño de convivencia pacífica que siempre defendió Charles Xavier. Así que los cinco hombres X originales se convierten en Marty Mcfly y se plantan en la actualidad. Imaginaros que marrón para Jean Grey enterarse, por ejemplo, de que es un bonito cadáver desde hace años. La nueva patrulla x tiene pinta de ser una de las colecciones más interesantes de Marvel Now, con Brian Michael Bendis de maestro de ceremonias, y uno de los mejores dibujantes de la actualidad, el muy sobrio pero muy espectacular Stuart Immonen.

Ciclope y sus amiguitos... nunca los invitarás a tu cumple

Ciclope y sus amiguitos... nunca los invitarás a tu cumple

Como decía al principio, el futuro de los mutantes es de nuevo esperanzador y glorioso, a pesar de una opinión pública un tanto mosqueada con el tema ese de que un grupito de ellos casi destruye el planeta (ya ves que quejicas). Por no decir lo que piensan en Wakanda ahora mismo sobre eso de los genes exóticos. De una extinción casi segura, han pasado a una explosión demográfica sin precedentes. El instituto Jean Grey regentado por Lobezno se ha llenado de nuevos alumnos a un ritmo infernal. Si ya era complicada la gestión de un centro educativo tan especial cuando eran un puñado de estudiantes, imaginad el caos que se masca en el condado de Westchester. No hay cambios significativos en Lobezno y la patrulla X, salvo la falta acuciante de personal y la masificación en el aula, como si Wert se hubiese convertido en súper villano de tebeo (Sí, ya, que poco le falta). Jason Aaron se lo sigue pasando en grande, y nosotros con él.

Iron Man: Nuevo comienzo para nuestro tío con perilla favorito. El Tony Stark cinematográfico se ha transformado en uno de los iconos por excelencia del mundo Súper, incluso fuera de su ámbito natural de la viñeta, así que el carácter socarrón y bromista es ahora también parte de la personalidad del Stark versión cómic. Preparaos para un Tony con extra de chulería encantadora, pero tan comprometido con su trabajo, hasta bordear la obsesión, como siempre. Es uno de los personajes fundamentales de Marvel, su participación ha sido decisiva en casi todos los eventos de importancia de los últimos años, con mención especial a su aportación en el final del conflicto contra los hombres X. Su futuro está en manos de Kieron Guillen, un escritor elegante e inteligente, que ha dejado su marca en “La imposible Patrulla X”, con algo de polémica. Muchos son los que critican su paso por la colección, pero a mí me ha parecido muy correcta, con momentos excelentes, y con la medallita de haber hecho algo interesante con Mr. Siniestro después de muchos bandazos por parte de guionistas menos hábiles (y más encumbrados). En los lápices, otro que no falla, Greg Land, espectáculo y realismo casi cinematográfico.

No consiste en salvar el mundo, consiste en molar mucho mientras lo haces

No consiste en salvar el mundo, consiste en molar mucho mientras lo haces

Hulk: Bruce Banner lleva toda la vida con una pesada carga sobre los hombros. Su naturaleza dual le ha traído una desgracia detrás de otra, hasta el punto de que su intelecto ha quedado en segundo lugar por culpa de sus tribulaciones como huésped de esa fuerza de la naturaleza conocida como Hulk. Ha decidido que es hora de un cambio significativo, así que se pone en manos de la nueva S.H.I.E.L.D. dirigida por Maria Hill. No sólo será de utilidad como arma viviente; además, pondrá su inteligencia e ingenio al servicio de una sociedad que necesita al mejor Banner. Una gran serie, que se toma su tiempo para situar cada una de las piezas en el tablero. Guiones en las manos de Mark Waid, el tipo que nos ofrece actualmente el mejor Daredevil que recordamos en años. Las primeras páginas de esta nueva serie de Hulk son un ejemplo de lo que es capaz de hacer este tipo: una conversación entre Banner y Hill en una cafetería de carretera, que se extiende durante unas cuantas páginas, y pone sobre la mesa la capacidad de ritmo narrativo de Waid. Prometedor este nuevo comienzo de uno de los personajes emblemáticos de Marvel, escrito con mucho sentido del humor. A los lápices, mi dibujante favorito de los últimos tiempos, Leinil Yu. Un tipo innovador, sin pasarse de listo, de línea muy marcada y reconocible, que quizá peque un poco de caótico en ciertas escenas de acción.

Jóvenes Vengadores: Hace seis años, nacían estos personajes con la intención de ser el relevo generacional de los personajes más icónicos de la casa de las ideas. La idea era actualizar el concepto de grupo adolescente, un modelo que se quemó muy pronto con el exceso propio de los 90. En esa época nacieron tantos súper grupos formados por quinceañeros que el mundo no necesitaba otro más. No. Por favor. Basta.

Bruce Banner no lleva nada bien la competencia

Bruce Banner no lleva nada bien la competencia

Es más, en el momento de su nacimiento, este grupo fue víctima de esa sobredosis, aparte de un escepticismo  bastante beligerante por parte de foros y demás fauna internauta. Esta reticencia venía de la sorpresa ante el encargado de la serie: Allan Heinberg. Un tipo que no tenía ningún tipo de contacto con el mundo del cómic, y que venía del mercado televisivo, donde sus mayores éxitos eran “Sexo en Nueva York” y “The OC” dos de las series más moñas e insoportables de la historia de la televisión moderna. Digamos que los miedos de los fans estaban justificados. Pero, para sorpresa de todos, se cerraron muchas bocas cuando descubrimos que la maxiserie “Jóvenes Vengadores” se transformaba en una de las grandes cosechadoras de críticas positivas entre medios especializados y público. Era un cómic de espíritu clásico, pero lleno de conceptos modernos extraídos de esa excelente fusión de medios narrativos que tan bien funciona en cómic en manos de escritores con habilidad. Teníamos un cómic de superhéroes a la vieja usanza, pero con un ritmo digno de la mejor serie televisiva, y, sobre todo, lleno de personajes con una personalidad tan marcada que pronto se hicieron un hueco en el corazón de los fans.

Una de las muchas genialidades que McKelvie tiene preparadas

Una de las muchas genialidades que McKelvie tiene preparadas

Ahora, más de un lustro después, y tras mil y una vueltas por otras tantas colecciones, por fin consiguen cabecera propia. El encargado, Kieron Guillen, otra vez. Se ha convertido en uno de los valores seguros de Marvel, desde luego, gracias a la seriedad y profesionalidad con la que se enfrenta a cada uno de sus trabajos. Recoge los conceptos planteados por Heinberg en la ya mítica serie inicial, y nos ofrece una historia acerca de unos jóvenes que ya han vivido mucho pese a su corta edad, que han de madurar más deprisa que el resto de los chicos y chicas de su generación, aunque en el fondo sean unos chavales que apenas han cumplido los 18 años. Relaciones entre personajes muy trabajadas, angustias post adolescentes, y mucho cariño puesto en una de las series que más va a dar que hablar en un futuro próximo. Es que son bonitas hasta las portadas, oiga. Las dos. Mención especial a uno de los mejores artistas que hay ahora mismo frente a un tablero de dibujo: Amigos, disfruten de Jamie Mckelvie. Un trazo limpio y elegante, expresivo y sorprendente. Composiciones de página atractivas y que agilizan la lectura, pero al mismo tiempo, valiente y rupturista cuando la acción lo requiere. Si no, comprobad lo que hace en una impresionante página doble en pleno ataque Skrull. Divertido y excitante, esta colección dará que hablar, y para bien.

Y con portadas así de chulísimas

Y con portadas así de chulísimas

Más o menos, esto es lo que da de sí hasta ahora Marvel Now. Algo me dejo por ahí, como el Capitán América  con guiones de Rick Remender. Pinta muy bien, sí, pero el dibujo de Romita Jr me pone muy a la defensiva respecto a lo que este cómic ofrece en el aspecto visual. Es uno de los artistas con una de las evoluciones más decepcionantes de la historia, así de claro. De ser un referente gracias a trabajos increíbles como su etapa en Iron Man, su arte a la hora de plasmar la genialidad de los guiones de Roger Stern en Spiderman, el Daredevil torturado y rodeado de seres demoniacos de su etapa junto con Ane Nocenti… una leyenda viva, que se ha decidido por la autocomplacencia y la tosquedad de sus últimos trabajos. Paso, pero mucho.

En los próximos meses, nos invaden unas cuantas nuevas colecciones o modelos de cosas ya vistas, pero reinventadas para la nueva realidad Marvel. Colecciones que espero como agua de mayo, la nueva encarnación de Nova en manos de Jeph Loeb, un tipo capaz de lo mejor casi siempre, y de la cara más amarga de lo peor cuando las cosas se le escapan de las manos. Esperemos que sea la parte más interesante la que se muestre en este renovado héroe. El plato fuerte, “Guardianes de la Galaxia”. Con la película en plena pre producción y referente de la cacareada fase 2 de los Vengadores cinematográficos, Marvel pone toda la maquinaria creativa en manos de Bendis y McNiven al servicio de una serie destinada a dar la campanada. Hablaremos hasta el hartazgo, me temo, de la nueva aventura editorial de Marvel. Y nos vamos a divertir, frikazos. Como enanos cósmicos. Palabrita de Capi Melenas.

Twitter: @SantiagoNeg

Sensación de Deja vu...

Sensación de Deja vu...