Publicado el 13 de Mayo del 2013 por Boss en Ludoteca
Estuvimos jugando a… Safranito.

Safranito

Jugadores: 2-4

Duración: 30 min.

Precio aproximado: Si sabes buscar bien, puedes encontrar este juego por poco más de 20 euros.

 

Entre todos los juegos que combinan el formato “casual” con la estrategia y la habilidad podemos encontrar esta pequeña joya llamada Safranito. Se trata de un juego de tablero con la apariencia de un vistoso puesto de especias de la India, en el que los jugadores deberán negociar para conseguir los valiosos ingredientes que necesitan para elaborar sus deliciosas recetas. La mecánica de juego es sencilla, pero elegante y divertida: cada jugador posee 6 monedas – cuya apariencia recuerda a las fichas de casino – que están numeradas de 10 a 60 en una de sus caras. Por turnos, los jugadores van lanzando monedas al tablero sin que los demás vean la cantidad numérica que tiene la moneda que lanzan. El objetivo es colocar sus monedas sobre las figuras de los cuencos que les interesan, a la vez que sacar de los mismos – o del tablero – las fichas de los rivales. Una vez se termina de lanzar las monedas, se eliminan las no válidas y se procede a voltear las demás para mostrar las cantidades. Esas cantidades marcarán el precio de compra y el de venta de cada especia, así que cada jugador debe haber calculado bien por qué cantidades está dispuesto a comprar las especias que necesita y por qué cantidades quiere vender las que ya no quiere, para lo que usará unos billetes estilo “monopoly”. El objetivo final es ser el primero en conseguir los ingredientes suficientes para completar tres recetas.

 

 

Estas son, a grandes rasgos, las reglas de Safranito. Como habrás imaginado, tiene el encanto de esos juegos que son sencillos de aprender pero en los que no es tan fácil llegar a ser un maestro jugando. Tu habilidad como lanzador de monedas, tu capacidad para observar a tus contrincantes, tu visión para la estrategia y un poquito de suerte serán las responsables de tu victoria. En cuanto al juego en sí, cabe decir que es muy bonito: tanto el tablero de especias, como las monedas y los billetes son de colores llamativos y elegantes, y las monedas son fichas dotadas de peso y de ese atractivo que hace que no seas capaz de dejar de jugar con ellas haciéndote el interesante, como en las mejores pelis de casinos.