Publicado el 26 de Mayo del 2013 por Ninja Zone en Cómic
Y: El último hombre (un clásico moderno reeditado)

Con la excusa de la reedición de la descatalogada Y:El último Hombre por ECC ediciones os vamos a ofrecer un análisis sobre lo que ofreció esta obra y por qué es imprescindible para cualquier aficionado al cómic con mayúsculas.

No voy a contenerme, esta serie me parece admirable. Es hija de una de las mentes detrás de Lost, Brian K. Vaughan, y tiene muchas de las características de la ya mítica serie de televisión: sorpresas constantes, nuevas formas de releer todo el cómic a cada nuevo hallazgo, mucha emoción y personajes carismáticos para el recuerdo. Quizá Y no fue tan rompedora como la serie porque en su medio, el cómic, ya muchos artistas habían roto las barreras tradicionales y fundacionales, pero su capacidad para comunicar es casi cinematográfica y eso no es tan común.

Pero vayamos por partes, ¿Qué nos ofrece Y: El último Hombre?

El argumento

“Todos los hombres han muerto”

Con esta frase se cierra la primera página de la obra y empiezan las preguntas. No es casualidad que la obra se llame “Y”, “Why?” si lo leemos en su lengua original. ¿Por qué? ¿Qué ha pasado? ¿Qué va a pasar? son algunas de las preguntas que asaltan al lector, pero también a los protagonistas. Compartimos con ellos la incertidumbre total, y ellos, como nosotros van lanzando hipótesis a lo largo de la obra. Esta es una de las herramientas fundamentales que tiene el argumento para atraparnos y además identificarnos con los personajes. Queremos saber la verdad, pero queremos que lo sepan ellos también.

“Todos los hombres han muerto”, todos los machos de todas las especies conocidas han perecido. Un mundo de mujeres se alza para intentar primero sobrevivir y después crear algo nuevo. La humanidad se enfrenta a la extinción pero antes que nada las supervivientes se encuentran con la urgencia de mantener la civilización.

Lo más interesante del argumento de Y es como se plantea este particular apocalipsis generocida: ¿Como es un mundo sin hombres? ¿Qué problemas aparecen y cuales desaparecen? La respuesta es categórica, lógica, y sin embargo sorprendente: No cambia NADA. En un mundo sin hombres siguen existiendo violencia, odio, egoismo y ambición. No es ningún mundo idílico ni es ningún desastre (como los textos machistas han pretendido a lo largo de la historia), sencillamente es igual. Esta ¿nueva? realidad es descrita a través de la comedia y el drama a partes iguales. A base de gags y de tragedias vamos entendiendo como este mundo tan distinto no lo es tanto.

Un momento, ¿todos los hombres murieron? No, queda uno. Y su particular road movie en busca de la salvación de la humanidad es el hilo conductor de esta historia. Sus viajes a lo largo del mundo sirven de excusa para mostrarnos este futuro-pasado (se supone que todo ocurre en 2002 y años posteriores, cuando fue publicado) apocalíptico.

 

Personajes principales

Yorick

El último hombre. Un veinteañero torpón, soñador, friki y graciosillo que debe salvar el mundo. Ojo, no es un héroe, ni un anti-héroe; es simplemente un chico vulgar y tiene mucho que aprender. Es un crío que se esconde en su humor y en sus referencias subculturales para seguir estando por encima de la realidad. Dan tantas ganas de abrazarlo como de abofetearle, y así lo consideran todos los personajes con los que se cruza. Representa fielmente a toda una generación, y a todas las venideras me temo, que tardamos un poco más que antes en romper con la adolescencia. “Los 22 son los nuevos 15” leí hace poco por ahí, y Yorick lo cumple a la perfección. Pero es un personaje que va evolucionando y parte de la gracia del asunto es ver hacia donde va, y como rompe el cascarón este pedazo de friki.

Vuelvo a traer a Lost, la serie en la que fue guionista el autor, a la palestra porque es sorprendente la cantidad de similitudes que tiene Yorick con Hurley. Su humor, su manera de hablar, sus referencias a todo tipo de frikadas…ES HURLEY. No me parece ninguna casualidad por tanto que podamos ver al personaje de Lost leyendo la edición española de Y:El último Hombre en un capítulo de la serie.

Pero su mismo nombre tiene también miga. Yorick es una referencia a un personaje de Hamlet de William Shakespeare (como se nos recuerda varias veces en el cómic). Yorick en Hamlet es un bufón muerto, mientras que en Y es un bufón vivo, el último bufón de hecho. El Yoric del cómic no sólo es un graciosete infantil, sino que su especialidad es la magia y el escapismo, el mundo del espectáculo.

355

Guardaespaldas de Yorick y miembro de la agencia secreta Culper Ring. Es un personaje que va variando de hermana mayor a buena amiga del protagonista a lo largo de la colección, y de asesina profesional a algo más humano y menos invencible.

355 además cumple el rol de mostrarnos a alguien en perpetua lucha de identidad.  En lo afectivo, Hetero-Homosexual-Bisexual son fronteras muy finas tras el generocidio y ella lo vive de forma confusa. La agente secreto sufre además la carga de tener un papel de fuerte, por lo que no puede escapar al rol de marimacho (incluso sus amigos la toman el pelo por su supuesta falta de feminidad). Esta mujer sigue viviendo en un mundo que la castiga por su rol con poder, por su color de piel y por su sexualidad.

Dra Mann

Científica genética experta en clonación que espera poder encontrar la clave del generocidio y de paso de la supervivencia de la humanidad. Su identidad racial (chino-japonesa) y sexual (lesbiana) hacen de ella una herramienta narrativa para abordar ciertos temas de interés. Sus frases lapidarias hacen de ella la ganadora de cualquier discusión.

 

Otros personajes:

Alter Tse’elon

Militar israelí que trata por todos los medios de llegar hasta el último hombre, no para salvar a la humanidad, sino para vencer una guerra. Alter encarna el odio al diferente, la ausencia de empatía y el extremismo nacionalista. Ella mejor que nadie en la narración muestra la hipótesis de que en un mundo nuevo hay quien intentaría seguir repitiendo los errores del pasado.

Las Amazonas

Si Alter es la mujer que continúa los errores de una sociedad gobernada por hombres, las Amazonas intentan romper con el patriarcado. Eso no suena nada mal, en principio, pero el problema es que las Amazonas no dejan de ser una secta pseudo-religiosa que usa la violencia para sus propios fines. Habrá quien vea en la creación del personaje de las Amazonas una crítica al feminismo, ya que al fin y al cabo los personajes míticos de los que procede su nombre intentaban representar a la mujer como un animal salvaje, sin civilización. Además podemos detectar burlas en el guión de Vaughan a algunas ideas de la segunda ola del feminismo, como que todas las mujeres tienen problemas comunes universales, y recelo hacia ritos matriarcales-new age que destacan lo mágico que es ser mujer. Pero creo que la intención del autor no es anti-feminista, sino que le veo más cercano a la tercera ola del feminismo, aquella que dijo “todas las mujeres no somos iguales, la feminidad es lo que yo quiero que sea así que metete tus ideas blancas y de clase media por el culo”. Es una crítica a la falta de amplitud de miras y a los extremismos religiosos, no a la lucha feminista.

Ampersand

Es un mono. Capuchino.

 

¿Por qué comprar Y: El último Hombre?

Ahora que se está reeditando esta obra, es el momento de descubrirla. Te abrirá las puertas a una historia post-apocalíptica que huye de los convencionalismos y es tremendamente entretenida. Es un viaje que te hará pensar sobre el mundo en el que vivimos y lo que podemos hacer para mejorarlo. Durante buena parte de la obra será simplemente un cómic de aventuras y de chistes pero cada pocos números encontarás una historia tan bien construida, tan profunda en forma y contenido que te dejará sentado. ¿Recuerdas cuando veías 3 o 4 capítulos de Lost, te dabas por satisfecho con las aventuras que contaba y entonces PAM, llegaba ese capítulo que era una bofetada de calidad y originalidad? Pues esa es la sensación que da Y.

Si lo comparamos con otros cómics de apocalipsis como Los Muertos Vivientes, esta obra es mucho más optimista. Igual que muestra lo peor de la humanidad (tropezamos siempre con la misma piedra) también muestra lo mejor.

El arte de Pia Guerra es otro motivo para lanzarte a comprar esto. Lo que hace no es realismo, es un cómic cinematográfico. Limpio, sencillo ayuda a que la narración obtenga esa cercanía e inmediatez de película.  Los personajes parecen actores y actrices, guapísimas y guapísimos todos y con cuerpazos, pero eso no hace más que acercarlo a un tipo de ficción televisiva al que estamos acostumbrados. Un trabajo más arriesgado se cargaría lo principal: la historia, esa trama que te enganchará hasta el final.

Si todo lo que te he contado no te convence quizá un poco de reconocimiento oficial lo haga:

– Premio Eisner a la mejor colección en 2008

– Premio Hugo a la mejor novela gráfica en 2009 (galardón dedicado a los cómics dentro de los clásicos premios de ciencia ficción)

Dicho todo esto, os invito a descubrir las aventuras y desventuras de Yorick y sus amigas, un viaje lleno de risas, sufrimiento, introspección personal y descubrimientos asombrosos. Un relato que intenta contestar POR QUÉ están sus protagonistas en el mundo y POR QUÉ eso a veces no importa tanto como vivir el momento. Es…bah, mejor me callo ya, como Yorick en la viñeta que os dejo como colofón de este artículo.