Publicado el 17 de Agosto del 2013 por Germánico en Cine
Estuvimos viendo: Trance.
  • Género: Thriller, Drama
  • Duración: 101 min
  • Dirigida por: Danny Boyle
  • País: United States
  • Distribuidor: Twentieth Century Fox Film Co
  • Reparto: James McAvoy, Rosario Dawson, Vincent Cassel

Nota de Frikis Reconocidos: 5/5.

Sí, Frikis Míos, nuestro querido Capitán Melenas me ha dado permiso para hablaros de la mejor película que he visto este verano (que no son pocas). He ido de cine en cine, de género en género, de película en película sin pena ni gloria buscando esa obra maestra que me diera algo en lo que pensar, algo a lo que amar. Así, casi sin querer, llegué a quedar con un grupo multikulti para ir a un cine de barrio; a un cine de El Barrio (sí, con mayúsculas) de la ciudad libre y hanseática de Bremen.

En una sala que bien podría definirse como un cuarto de estar bastante grande, con grata compañía, camisa nueva (leñador-style) y curiosidad (realmente no sabía qué película íbamos a ver) comenzó todo: se apagaron las luces, se encendió el reproductor y las imágenes comenzaron a iluminar la pantalla…

Bien, pero… de qué va la historia? Pues dejad que os cuente, queridos lectores que os molestáis en leernos: Simon es un subastador de Arte. El coleccionista (coleccionista, mafioso, malote, llámalo X) Franck le encargará un pequeño trabajo: ayudarle a robar un cuadro de Goya. Sin embargo, el simpático de Simon no se limita a seguir las instrucciones y todo acabará en un desastre: será golpeado en la cabeza, cayendo al suelo inconsciente. Al despertar no se acordará de nada, ni siquiera de lo ocurrido tras el golpe. Y resulta que antes de entregar el maletín con el cuadro, extrajo la pintura y la escondió en algún lugar. Pero claro, el bueno de Franck quiere el cuadro perdido y, tras preguntarle “amablemente” por el paradero del Goya, contratará a una psicóloga experta en Hipnosis para que les ayude a desenmarañar la mente dañada de Simon. Y pronto las cosas comenzarán a complicarse, especialmente cuando Realidad y Ficción comiencen a entremezclarse…

La descripción del atraco durará aproximadamente 20 minutos, no más, y, al igual que la sinopsis oficial, da realmente poca información sobre la temática de la película (mis compañeros pensaban que se trataba más bien de una peli políaca). Pero claro, que todo sea tan a grandes rasgos tiene un gran valor para este filme. Porque Trance es una película que sorprende. No continúa por los caminos y derroteros que todos tenemos previstos y eso, junto al final, enamoran vilmente al espectador que está ansioso por descifrar la trama. Se vive cada una de las escenas, frikis míos.

La premisa de la película recuerda eso sí un tanto a la afamada Origen protagonizada por el no menos afamado Leonardo Di Caprio. La diferencia es que si la película de Nolan trata sobre colocar ciertos recuerdos en la mente de un sujeto, en Trance es justamente lo contrario, se busca el sacarlos. Sea como fuere, la historia va creciéndose según van pasando los minutos, buscando un final que busca el cielo, busca a los dioses: tiene amor, locura, intriga, acción e incluso algo de humor negro negro.

Y, aunque lo estoy deseando, no revelaré nada más de la trama porque os merecéis quedaros ojipláticos delante de la pantalla una vez ya concluída la proyección. Sin embargo, me gustaría comentar un poco sobre los actores principales que tan bien escogidos fueron:  James McAvoy, Rosario Dawson y Vincent Cassel. Increíbles, exquisitos, perfectos para cada uno de sus papeles. La carita de James McAvoy (que siempre me hará pensar en los X-Men) tiene ese toque de chico bueno entremezclado con una pizca de picardía que le hace ideal para interpretar a un personaje que posee un transfondo dual, desequilibrado en ocasiones, que podría definirse  como bipolar. Por otra parte, Vincent Cassel contribuye con una elegancia innata y una presencia exquisita en la gran pantalla, siendo sin lugar a dudas la otra parte de la balanza que equilibra la película. Atentos a la evolución de ambos personajes, increíble. Por último quiero decir dos palabras sobre Rosario Dawson: no sólamente está impresionante, sino que interpreta un papelón en la historia, tanto es así que quizá, el más sorprendente de todos.

Recomendarla? Por supuesto, no hay nada más que decir. Y a los que la veáis: qué gran final, verdad?

En fin, Frikis Míos, vosotros que escogeríais: recordar u olvidar?

La elección es sólo vuestra.