Publicado el 8 de Octubre del 2013 por Boss en Cajón Desastre
DungeonSpain: Nueva etapa y oferta de negocio

Hace unos dias nos enteramos de que nuestro querido J.P. Betanzos, responsable de DungeonSpain, ha decidido emprender una nueva etapa en su vida que le va a requerir mucho más tiempo del que le gustaría y que, por ello, le va a impedir continuar con la labor de DungeonSpain. La noticia nos puso muy tristes, dado que DungeonSpain es, a dia de hoy, una de las mejores tiendas de escenarios para miniaturas que se pueden encontrar en el territorio nacional, ofreciendo dedicación personalizada y una atención exquisita. Sabemos que no somos los únicos y, por ello, J.P. ha decidido que DungeonSpain no muera aquí. Mediante un comunicado, ha hecho una oferta pública para ceder DungeonSpain a quien demuestre que puede gestionarlo como merece. Para nuestro regocijo, ya ha recibido bastantes proposiciones serias, pero aún puedes hacerle llegar la tuya. A nosotros no nos queda más que desearle todo lo mejor en esta nueva etapa y esperamos seguir encontrándonos con él en todos los eventos frikis a los que podamos asistir. A ti, que quieres saber más, te dejamos el comunicado. ¡Suerte!

 

 

 

CRECIMIENTO O EXTINCIÓN.

(Por favor lease hasta el final, es importante)

Queridos amigos y amigas roleros/as y del Hobby en general.

 

Quizás este anuncio os pueda sorprender pero parece que DungeonSpain llega al final de un ciclo. He tomado la decisión de parar completamente la producción y la actividad que vengo desarrollando desde hace 4 años (dos de preparación y dos de actividad propiamente dicha). Aunque también debo aclarar que espero sea sólo temporal, seguid leyendo hasta el final. No me gusta hacer este anuncio porque DungeonSpain es una de las alegrías e iniciativas más satisfactorias de mi vida, y no habría querido tener que hacerlo, pero creo que es por un bien mayor, sin duda, mío y vuestro.

 

Los motivos de este parón son bastante concretos. Como sabéis, está escrito, y siempre he explicado con total claridad, DungeonSpain es un proyecto que imaginé en solitario, cree de la nada en solitario y he desarrollado en solitario estos pasados años. Mucha gente me ha escrito dando por hecho que tenía un equipo detrás y que este era mi trabajo pero siempre he aclarado que lo hacía en mi tiempo libre, sólo y como mera afición. Curiosamente nació a la vez que mi primer hijo y ha sido bonito ver crecer a ambos a la vez. Tan bonito como lleno de sacrificios. Precisamente fines de semana, días festivos y puentes, que la gente suele utilizar para descansar de su trabajo normal son los que yo he usado para darme auténticas palizas de hacer piezas o pintar, actualizar blog, redes sociales, responder correos, montar pedidos, diseñar, hacer pruebas y un largo etc. de actividades. Es algo voluntario, que he hecho con todo gusto; jamás se me ocurriría quejarme de ello, pero también estoy seguro que en muchas ocasiones esos sacrificios míos los ha pagado mi familia también, y no me parece justo. Afortunadamente, he contado con vuestra comprensión y amabilidad en todo momento y todo ha ido bien.

 

Sin embargo, la exigencia y el sacrificio no son las principales razones de anunciaros el cese, que espero sea temporal, de la actividad de DungeonSpain. El auténtico motivo es que en los próximos meses voy a ampliar mis opciones profesionales y laborales y necesitaré todo mi tiempo disponible. Es un camino que sé dónde y cuándo empezará pero no dónde acabará, ni cómo. Como alguno quizás haya leído en mi perfil de LinkedIn, entre otras cosas soy formador profesional ocupacional y en noviembre empezaré unos cursos de especialización de cara a abrir más mis posibilidades en ese campo, a intentar apuntar más alto. Serán cursos intensos en los que tendré que volver a estudiar, bastante, presentarme a exámenes y encarar un periodo de prácticas para finalmente intentar una prueba de certificación bastante dura. Todo esto tendré que hacerlo en mi tiempo libre. Ya venía durmiendo lo justo, pero no puedo dormir menos, así que cualquiera puede imaginar que algo tiene que salir de la ecuación. El tiempo de producción de DS es ese algo.

 

Hace un mes no sabía nada de esto, no estaba en mi imaginación siquiera. Pero las oportunidades se presentan, las cosas suceden; ya sabéis… Basta que uno quiera ir por aquí para que la vida le lleve por allá. Como alguien dijo “la vida es aquello que ocurre mientras tú haces tus planes”. Así que me he encontrado con esto entre manos y no aprovechar la oportunidad sería, claramente, una estupidez. Hice un control de perspicacia y salió un 20. Así es.

 

Aquellos que seáis padres podéis imaginar mi conflicto. Por una parte el abrirte camino para conseguir lo mejor para tu familia y prosperar laboralmente en algo que te gusta, y por otra parte no perder tu esencia ni dejar a un lado las aficiones y esas cosillas que te siguen recordando que eres humano, no un simple “crash test dummy” de la cadena de montaje que parece ser la sociedad en la que vivimos.

 

Así que por causa de fuerza mayor DungeonSpain tiene que parar… ¿O no?

 

Aquí empieza lo interesante, la vuelta a esta tuerca.

 

Fijaos que al principio he dicho que acaba un ciclo, y así es, en lo que a mí respecta. Terminar por completo con este proyecto  es tan fácil como cumplir con los proyectos ahora en marcha, como DungeonSpace, y los compromisos con mis anunciantes, y luego cerrar la tienda, el blog y las redes sociales. Finalmente llamar a Bruce Hirst y decirle “That’s all folk”. Parada en seco, más en seco que echar el freno de mano en un Ford Focus del Colin McRae 2.0, fundido a negro, fin.

 

Pero resulta que DungeonSpain es el fruto de mucho, muchísimo trabajo e ilusión. Cualquiera que tenga ojos en la cara sabe que esto que he tardado 4 años en construir tiene un valor, tanto intrínseco como extrínseco. Creo, además, que la inmensa mayoría de los que estéis leyendo esto responderíais “NO” si se os preguntara simple y llanamente si pensáis que es buena idea que DungeonSpain desaparezca de la escena rolera. Mucha gente ha comprado sus productos y están contentos. A otra gente les parece una iniciativa útil, necesaria, práctica y simpática aunque no compren. Mis compradores recurrentes casi tienen ya una relación de amistad conmigo de tantos mails que hemos cruzado. Lo mismo me pasa con algunos proveedores. A algunos he tenido incluso la ocasión de conocerlos personalmente en jornadas. Lo puedo repetir hasta la saciedad: el camino hasta aquí ha sido todo un placer.

 

Por eso, y por muchas cosas más yo tampoco quiero que DungeonSpain desaparezca. Algo así no se tira a la basura y ya está. En un principio me había planteado ese chapado total y radical -no podré producir, ergo, esto se acabó porque DS soy yo-, pero luego he pensado un poco más en todo lo anterior de forma constructiva, sobre todo en lo que al valor de lo hecho se refiere y a la potencialidad futura. Todo eso no puede irse al garete sin más. Como poder puede pero sería un auténtico desperdicio absurdo desde todo punto de vista. ¿Y si DS fuera algo más que yo?

 

Por tanto, mi opción alternativa (y la preferida) para resolver esta situación es ofrecer la posibilidad de que alguna persona, grupo de personas, asociación o empresa se haga cargo de la totalidad de la parte operativa de DungeonSpain. Es decir, establecer un contrato de cesión de derechos de explotación a un equipo que pueda llevar esta iniciativa a nuevas cotas sin que problemas de tiempo o disponibilidad condicionen su productividad y su desarrollo.

Según esta fórmula yo permanecería en el proyecto como -dicho en términos internacionales- Chairman (haciendo labores comerciales, estratégicas y asesorando, cosa que sólo requiere escribir correos y algún qué otro hangout periódico) y el nuevo equipo debería designar un CEO encargado de llevar adelante el trabajo duro (y lucrativo). Como véis, con esta opción intento convertir lo que sería un adiós en una oportunidad de crecer. Quiero seguir involucrado con aquello que creé pero hacer un traspaso formal de los “bártulos” de trabajo en toda regla y legalmente, de forma que quien lo desee y cumpla unas condiciones mínimas de seriedad, compromiso e ilusión, pueda transformar DungeonSpain en un negocio completo y ganarse la vida con ello. Para empezar, creo que un equipo de 2-3 personas, dedicando sólo 3-4 horas al día de lunes a viernes podrían llevar a DungeonSpain a la estratosfera: sacar más productos nuevos, gestionar más pedidos, hacer más colaboraciones, estar más cerca del público, etc.

 

En estos tiempos que corren en España, quizás haya algún geek-emprendedor con ganas que sepa ver la oportunidad de desarrollo que ofrezco aquí y que incluso esté en paro, o lo vaya a estar, y pueda dedicar todo su tiempo a llevar a DungeonSpain a donde yo no pude. Si yo sólo lo traje hasta aquí, no me imagino el potencial que tendría la marca DungeonSpain en manos de dos o tres personas competentes. Para mi sería una inmensa alegría y un orgullo que eso sucediera.

 

En caso de que en un plazo razonable de 6 meses no apareciera ninguna persona o grupo interesado que me ofrezca ciertas garantías de hacerlo bien no me quedaría más remedio que echar el cierre tal y como he comentado al principio.

 

Para establecer los requisitos para optar a la cesión de derechos de explotación de DungeonSpain estoy terminando de redactar un documento donde aparecen las condiciones previas bien explicadas. Tanto aquellas a las que me comprometo como Chairman como aquellas a las que deberán comprometerse el nuevo equipo del proyecto.

 

Todas las personas interesadas en recibir dicho documento deberán escribirme a dungeonspain@gmail.com contándome un poco por encima 1) quién/es es/son,  2) por qué tienen interés en gestionar DungeonSpain y 3) cuáles serían sus planes a corto plazo. Quiero decir con esto que no mandaré el documento indiscriminadamente sino sólo a esa persona o grupo que muestre verdadero interés.

NOTA EXTREMADAMENTE IMPORTANTE

 

Los que me conocéis por mail o en persona sabéis que soy hombre de bien y que no he faltado jamás a mis compromisos. No lo he hecho en dos años y no voy a empezar ahora. Por eso, quiero pedir a aquellos que en este momento puedan estar preocupados por el hecho de que tengamos algo pendiente, que dejen de preocuparse. Dado que mis cursos empiezan en noviembre, antes de esa fecha estarán servidas todas las recompensas de DUNGEONSPACE, así como resueltos varios compromisos que tengo pendientes con algunas personas en particular. Eso sí, para poder conseguirlo, desde este mismo momento no acepto más pedidos. Es decir, para que no quede ninguna duda lo vuelvo a repetir en negrita y subrayado: la cesión de los derechos de explotación de DungeonSpain o su cierre sólo tendrá lugar después de que haya cumplido todos mis compromisos con el crowdfunding, con los pedidos pendientes, con mis anunciantes hasta ahora y con aquellas personas a las que he prometido el envío de algún producto por cualquier motivo.

Por último os pido que volváis a leer todo esto desde el principio, que os pongáis en mi lugar, y que luego déis a este mensaje la máxima difusión posible en vuestros muros, twitters, blogs, foros y cualquier sitio que se os ocurra. Aunque son las personas las que definen los proyectos, llega un momento en que, cuando todo está en marcha, las personas pueden cambiar. Que se lo digan a Steve Jobs.  Esa es mi esperanza con DungeonSpain. Que siga vivo y creciendo, en manos de las personas adecuadas. Se que hay mucha gente -cada vez más- que se dedica a hacer escenarios, o a esculpir miniaturas individualmente o en forma de estudios y puede que sean los primeros interesados en ampliar sus miras a través de algo que ya está hecho, que es relativamente conocido y que resulta rentable desde el minuto uno.

 

Mil gracias a todos y todas por estar siempre ahí, por apoyar a DungeonSpain y acompañarme en este viaje alucinante. Que tengamos todos tiempos interesantes.