Publicado el 9 de Octubre del 2013 por Pichon en Tecnología
EL PROYECTO MARS ONE

Buenas personas del mundo. Soy el nuevo ayudante de la sección de tecnología y para este primer artículo he pensado en una de estas cosas que solo se le puede ocurrir a un rico y que le siga un montón de gente que no tiene muy claras sus prioridades en la vida: El proyecto MARS ONE.

¿Qué qué es esto? Un proyecto privado para montar una colonia permanente de humanos en Marte allá para el año 2023, suponiendo que para entonces ningún premio Nobel de la Paz haya decidido arrasar el mundo a base del armamento nuclear que tienen todos los países malos menos el suyo. Por supuesto que toda la información la tenéis en la página web oficial, pero yo simplemente me voy a dedicar a comentar un poquito la parte del show televisivo, que la habrá y tiene pinta de no tener desperdicio, para pasar posteriormente  a comentar aspectos científicos y tecnológicos que conlleva el viaje.

EL SHOW

                Como ya he comentado esta iniciativa es privada, por tanto toca rascarse el bolsillo o tener una idea para que te financien. En este caso, se ha tirado por el segundo camino, convirtiendo la selección de candidatos y su posterior entrenamiento en un reality tipo Gran Hermano, y vendiendo los derechos de televisión por la mayor cantidad de países posibles, aparte del correspondiente merchandising de camisetas, gorras, tazas y demás. Como la simple bromita de mandar a los primeros astronautas va a salir por el módico y asumible precio de 6.000 millones de dólares, ya pueden ponerse a vender derechos.

Los candidatos para tal viaje son más de 200.000. Hay gente de todo el mundo (estadounidenses los que más), aunque no faltan españoles por supuesto, con edades comprendidas entre los 18 y los 81 años de la señora Marjorie Jean Biggers. Connotación aparte es que aún faltan 10 años hasta el lanzamiento, con lo cual no me imagino a dicha señora, con todo el respeto, a sus 91 años siendo lanzada hacia Marte. En 2015, tras las pruebas de selección  quedarán solo los 24 finalistas que serán divididos en 6 equipos de 4 personas y que serán enviados entre 2023 y 2030. El calendario completo se puede encontrar en la wikipedia.

¿Recordáis que dije que había que estar loco para apuntarse al viajecito? Todo parece “normal” hasta ahora, ser el primero en pisar Marte, fundar una colonia, pero tiene una pega… el viaje es solo de ida, el que va no vuelve. El porqué más adelante.

 

¿QUE RETOS CIENTIFICO-TECNOLOGICOS SUPONE?

Hasta ahora ha sido una introducción para lo que realmente quería contar, que son los problemas a los que se enfrenta esta misión.

1.- La duración del viaje: Marte está a más de setenta millones de kilómetros de la Tierra, lo que supone más de 180 veces la distancia a la Luna. O en tiempo un viaje entre 6 y 7 meses. Pasando por donde nadie ha pasado jamás, con lo que una avería sería fatal. Aparte del gasto de combustible.

2.- La radiación: Los elegidos estarán en el espacio exterior y posteriormente en Marte. Ninguno de los dos protege de las radiaciones del Sol, que como bien se sabe no son nada buenas, con lo que el riesgo de la aparición de cáncer aumenta bastante.

3.- Las comunicaciones: Con la tecnología actual, se dependería única y exclusivamente, de los satélites de comunicaciones. Las sondas ya  enviadas disponen de estos sistemas pero son insuficientes para una comunicación a gran escala. Otro tema importante al que se enfrentan y éste sí que es inevitable, es el retardo de propagación. Suponiendo el vacío completamente vacío (olvidémonos de materia oscura y esas cosas) y suponiendo su permitividad eléctrica uno entonces 70 millones de km / 300000km/s = 233 segundos, que redondeando son 4 minutos. Pero estamos suponiendo un caso ideal, es decir que la Tierra y Marte están a distancia mínima. ¿Qué pasa si la Tierra y Marte están en su punto más alejado? Que ya son más de 380 millones de kilómetros y no sólo eso, sino que además el  Sol está en medio, con lo que la cosa se pone realmente complicada. Se estima en este caso que el retardo de propagación sería de más de 20 minutos (vamos que si aparece el Alien de turno exterminando a diestro y siniestro, hasta que nos enteremos en la Tierra vamos listos).

4.- El planeta en sí mismo: Perogrullada, pero importante. ¿Alguno habéis visto alguna vez como están los astronautas después de pasarse un tiempo por el espacio y volver a la Tierra? No se pueden ni mover, debido a la gravedad. Para que os hagáis una idea, os propongo un medio experimento: Saltad en una cama elástica y según salís, volved a saltar. Bueno, pues estos elegidos después de 6 meses sin nada de gravedad, caerán en un planeta con una fuerza de gravedad de 3.7 m/s, entre 2 o 3 veces la de la Tierra, pero después de medio año en el espacio, a saber cómo les sienta. Los efectos de la gravedad los volveré a comentar más adelante a la hora de explicar porque este viaje es solo de ida. La presión tampoco es la misma, por lo que será necesario el traje de turno, la cabina de despresurización y todo el equipo correspondiente, que será mandado desde la Tierra con años de antelación respecto a los astronautas. También como sabéis la atmósfera marciana no tiene oxígeno sino que es rica en dióxido de carbono, con lo cual será necesario un sistema para regenerar el oxígeno y hacer posible la vida. Sin embargo esto es beneficioso para las plantas, ya que el CO2 es su principal fuente de alimento. Y ya de las temperaturas ni hablamos, solo con decir que su temperatura media es de 47 bajo cero está dicho todo.

5.- La energía: Se pretende obtener energía a través del Sol. Claramente al aumentar la distancia, la cantidad de energía que llega es bastante inferior, añadiendo que hay muchas partículas de óxido de hierro suspendidas en la atmósfera marciana, lo que complica su recepción en la superficie. Además la conversión solar-eléctrica no es perfecta. Existe un parámetro denominado eficiencia que nos da el porcentaje de energía solar convertida en eléctrica y que se sitúa entre el 40 y el 80%. Los paneles solares también serían enviados con años de antelación con respecto a la llegada de los astronautas.

6.-El propio ser humano: ¿Realmente alguien está preparado para esto? Dejar todo aquí y viajar a otro planeta sin vuelta. Solo el tiempo lo dirá. Eso sí, me gustaría ver unos análisis psicológicos de los que vayan, y que se los repitan cuando lleven un tiempo allí.

Si leéis la página web oficial del proyecto, se muestran muy seguros de que todo saldrá bien, y que con la tecnología actual es posible completar el reto. Aquí servidor es bastante escéptico con el tema, por no decir que ahora mismo lo ve imposible. Tampoco entiendo la obsesión con Marte cuando la Luna puede ser un buen campo de pruebas antes de tal magno evento.

¿POR QUÉ EL VIAJE SERÍA SOLO DE IDA?

Las razones vienen siendo fundamentalmente dos:

1.- La propia fisiología humana: Enlazando con lo comentado anteriormente, los efectos de una gravedad distinta a la de la Tierra, cambian por completo el cuerpo humano. Los huesos son porosos, y la falta de gravedad haría que estos se comprimieran más, por lo que ante una vuelta al planeta Tierra, simplemente el cuerpo no lo soportaría. También la pérdida de gravedad afecta de una manera muy importante a la masa muscular, reduciéndose ésta ostensiblemente aun haciendo grandes cantidades de ejercicio.

2.- La física: La velocidad de escape (velocidad necesaria para escapar de la gravedad de un planeta) es de 5km/s un poco menos de la mitad que la de la tierra (es directamente proporcional a la gravedad del planeta y de su radio). Como probablemente todos hayáis visto un despegue de un transbordador, os podéis imaginar la cantidad necesaria de energía y combustible para producir dicho despegue. Con la tecnología y recursos que se piensan enviar inicialmente esto resultaría imposible, aunque si el proyecto prospera con el paso de los años (muchos), podría realizarse sin problemas.

Bueno y con todo este tocho soltado. Espero que no os haya aburrido. Espero vuestras críticas, tanto para bien como para mal. Así que hasta la próxima.

PD: Hoy mismo ha salido una noticia de que la NASA quiere hacer un viaje de ida y vuelta con estancia en Marte en tan solo 210 días basándose en un cohete alimentado por fusión nuclear, tal y como sucede en las estrellas.

 

Fuentes:

www.es.wikipedia.org

www.mars-one.com

www.metalocus.es/content/es/blog/200000-candidatos-para-poblar-marte

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/10/08/ciencia/1381224406.html

http://aldea-irreductible.blogspot.com.es/2013/05/esa-gran-tomadura-de-pelo-llamada-mars.html