Publicado el 19 de Octubre del 2013 por Pichon en Tecnología
¿El final del dinero en efectivo?

Buenas de nuevo gente. El artículo es algo extensillo, así que espero no aburrir a nadie. Hoy hablaré del que sea probablemente el peor invento en la historia de la humanidad y por el que más crímenes se cometen: el dinero. Primero divagaré un poco sobre términos económicos y a continuación me meteré en la parte tecnológica que es para lo que me tienen aquí.

Lo primero es el “cash” (soy un autentico tikismikis con el tema de usar palabras inglesas cuando hay españolas, pero está es mi debilidad, suena demasiado bien). Como bien sabréis no existe todo el dinero en efectivo en papel y moneda, como pone en la suma de las cuentas corrientes del mundo. Ni siquiera si bajáis al banco de vuestra calle tienen suficiente dinero para atender a todas las cuentas corrientes de dicha oficina. De hecho creo que si se quiere sacar más de 3.000 euros hay que avisar con tiempo de antelación para que el banco tenga el dinero disponible. Por tanto si todo el país quisiera sacar el dinero de golpe del banco, no habría suficiente, con lo que la panda de incompetentes que nos dirige, el Gobierno tendría que decretar una máxima retirada de fondos por persona, lo que se conoce con el nombre de “corralito”.

 

A estos tampoco les gustaría que el dinero en efectivo desapareciese

A partir de aquí lo que os cuento viene publicado en la revista IEEE Spectrum, y bueno algunas partes son impropias de una revista científica como tal.

Evidentemente hay un amplio lobby que no está para nada interesado en el fin del dinero en efectivo. Políticos (sobres, contabilidad B, sobornos… typical Spanish), traficantes de drogas, traficantes de personas. Pero lo curioso es que susodicha revista incluye en estos grupos a anarquistas, niñeras y caminantes de perros. Lo de los anarquistas podría entenderse (yo no), ¿pero que han hecho las pobres niñeras? ¿Querer sacarse unos dólares o euros cuidando a un niño y cobrando por ello? Como siempre el problema es la gente normal. Según la estimación de 2011 de un par de economistas, Richard Cebula y Edgar Feige, entre el 18 y el 19% de la economía de los Estados Unidos es sumergida, lo que viene dando 500.000.000.000 $ de impuestos no pagados.

¿Dinero electrónico o fichas de casino?

Bien, ¿cuáles son las alternativas? Evidentemente tarjetas de crédito, débito, prepago, por todos conocidos. Por otro lado tenemos las “criptomonedas”, cuyo máximo exponente es Bitcoin, que no está respaldado por ningún gobierno, y cuyo valor está ligado en parte a la escasez que está matemáticamente predeterminada. Lo malo es que si perdemos estas monedas o se destruyen, no se pueden recuperar.

 

La mayor amenaza actual para el dinero en efectivo proviene seguramente del pago a través de móviles. Aquí el tema está muy extendido por todo el mundo, pero centrándonos en quien manda, Google, a través de Google Wallet, está salvando los muebles para Estados Unidos. En estos móviles, el teléfono sustituye simplemente a la tarjeta de crédito, almacenando sus datos y comunicándose con un terminal de tarjetas de crédito (aka un cajero virtual) mediante una tecnología radio llamada Near Field Communication. Aparte de Google, Verizon, AT&T, T-Mobile, y otras empresas están inmersas en este mercado.

Esta pregunta es para ti amigo lector, ¿te parece bien este nuevo, a mi parecer, intento de controlar al mundo? ¿Por qué tiene que saber el mundo (la NSA) cuánto dinero le doy a mi sobrino el día de su cumpleaños?¿Que pasa si quiero contratar una canguro?¿Tienen que saber si compro una barra o dos de pan?

Un primer país en poner algunos intentos para acabar con el dinero en efectivo ha sido Canadá, mediante la creación de un circuito integrado llamado MintChip, que permite realizar pequeñas transacciones entre dos usuarios intercambiando la información que contiene dicho circuito integrado vía smarthpone. A diferencia de BitCoin, la moneda que se sigue utilizando es la propia del país (el dólar canadiense), lo cual en caso de implementación en más países seguiría llevando la posible especulación del cambio de divisas

Y ahora pasemos a los otros que no pueden faltar en esta fiesta tecnológica: los japoneses. Primero una breve historia como introducción: Allá por el año 2004 en un club de golf, una banda de ladrones, entre las que se incluía un propio empleado del club, instaló minicámaras que grababan la combinación de la cerradura de la taquilla del vestuario. Cuando el golfista salía los ladrones entrabar al vestuario y copiaban los datos de las bandas magnéticas de las tarjetas  de los clientes que estaban en la taquilla. Transferían estos datos a tarjetas blancas y testeaban utilizando microcontroladores ATM y utilizaban el número de la taquilla que habían grabado como número PIN. El resultado:100% de efectividad. En menos de un año consiguieron  más de 300 millones de yenes (casi 4 millones de dólares).

Resulta que dicho microcontrolador no solo estaba envuelto en ese caso, sino en 800 más, con lo que la compañía fue demandada por todos lados. Para frenar esta sangría y debido a la importancia de ATM en la sociedad japonesa, el gobierno pidió ayuda a las dos principales empresas tecnológicas del país: Hitachi y Fujitsu. Y su respuesta fue el análisis de venas.

Antes de entrar en este tema propiamente dicho, voy a analizar en la siguiente tabla otros tipos de reconocimientos, los cuales muchos os sonarán de películas en torno a una serie de parámetros importantes:

 RetinaVozCaraHuella Dactilar
Fácil de usarNoSiSiSi
BaratoNoSiSiSi
PrecisiónSiNoNoSi
SeguridadSiNoNoNo

 

Para el sistema de reconocimiento por venas, la respuesta sería si a estos cuatro parámetros. ¿Qué cómo funciona esto? Pues al igual que con las huellas dactilares sería poner la mano delante de un escáner y aplicar luz cercana al infrarrojo. Las venas que absorben dicha luz aparecerían como líneas oscuras, y una vez reconocido te realizan el correspondiente cobro. ¿Es seguro? Al parecer sí, ya que no hay dos personas con el mismo dibujo. ¿Es preciso? Sí, pero no. Hasta ahora se han hecho pruebas utilizando únicamente un banco de personas de 5 millones resultando un 100% de efectividad con un retraso de 1.34 segundos, e intentando ampliar los resultados a 10 millones, lo cual está suponiendo un reto muy importante.

 

Este es resultado del análisis de venas

Este es resultado del análisis de venas

 

Pero como siempre la tecnología no es el problema. También el escepticismo de usuarios y empresas a implantarlos es grande. Hay que tener en cuenta que todos nuestros datos personales se almacenarán en una enorme base de datos, que contará con una seguridad temible, pero siempre hay gente dispuesta a atacar. Sin embargo en algunos bancos de Turquía y Brasil, parece que ya se están empezando a animar con el tema.

Y con esto me despido. Hasta la próxima.