Publicado el 11 de Enero del 2014 por Pichon en Series
[Lo mejor de 2013][Series]: Dos capítulos grabados en la retina

Es difícil escribir esta reseña sin caer en dos capítulos que a todos nos han dejado una huella en este año. Lo mejor del año han sido sin duda el noveno capítulo de la temporada de Juego de Tronos, y el sexto de la segunda tanda de la quinta temporada de Breaking Bad

 

Allá cuando se desvelaron los títulos de los capítulos de la tercera temporada de Juego de Tronos, y vimos el noveno, ” The Rains of Castamere“, a los lectores se nos hizo la luz, y preveíamos con acierto, lo que iba a ocurrir.Y llego el día esperado, pasaban los minutos del capítulo, entrabamos en Los Gemelos, y el resto es conocido. Como vamos a olvidar el apuñalamiento de la mujer de Robb, la mirada de Viento Gris a Arya, el ambiente tétrico, a Bolton matando a Robb, y sobre todo el grito final de Catelyn.

Esta carita se les quedó a los que no sabían lo que iba a pasar

 

Al capítulo en sí le veo unicamente dos defectos: La frase de Roose Bolton, cuando dice los Lannister envían recuerdos, no como la original, que dice explicitamente Jaime Lannister te envía recuerdos, y el spoiler gordo que nos autohace la serie, y creo que no es el primero (ahora explico esto). ¿Realmente nos tenían que adelanartar que el personaje de Jeyne Westerling (Talysa no, por favor) es intrascendente a partir de ahora? Una de las dudas que teníamos en los libros es si la criatura se había quedado embarazada o no. Ahora ya sabemos que no. Me refiero a que no es el primer spoiler, ya que según mi modesta opinión, y en este momento me podéis dar cera, el anterior spoiler gordo está al final de la segunda temporada. ¿Recordáis cuando en el libro Daenerys entra en la casa de los Eternos? Precisamente lo que ve en ella, es lo que sucede en este capítulo. Pues según mi interpretación, y repito solo mía, en ese capítulo ella ve el futuro y tiene dos opciones: Morir en el Norte defendiendo los siete Reinos, y reunirse con su marido y su hijo, o reinar en un mundo destruido y con el invierno permanente.

Aparte la temporada dio de sí para la presentación del %&$%$·# (rellene el lector con los adjetivos que considere oportunos) de Ramsay Bolton, que nos ha dejado auténticos momentos, de una Reina de las Espinas a la altura del personaje, y de las confirmaciones de Margaery como ama, dueña y señora de Joffrey, y del trío de Rocadragón.

 

Creíamos que este iba a ser el momento del año, pero no. Faltaba la joya de la corona. Mediados de septiembre. Faltan 3 capítulos para poner fin a una de las mejores series de la historia. El título promete, ya que según nos habían avisado en el teaser de la temporada basado en un soneto con el mismo nombre, “Ozymandias“,que todos los imperios terminan cayendo solos por su propio peso con el paso del tiempo. Un capítulo con una media de 10 según mas de 40000 votos en imdb. Breaking Bad estaba haciendo historia y ese día se superó hasta un punto inimaginable. La ejecución de Hank, la confesión de Walter a Jesse de como dejó morir a Jane, la revelación de la verdad de Skyler a Walter Jr, la pelea doméstica, los lloros de Holly. Walter empieza el capítulo millonario, con su familia unida y al completo, y en un suspiro, pierde a su cuñado, su familia deja de apoyarle, pierde casi todo el dinero, y se  ve obligado a coger el salvoconducto que le ofrece el “bueno” de Saul. La temporada fue espectacular en general, aunque como ya comenté en la reseña sobre lo peor, el final personalmente no me convenció mucho.

La mejor pareja televisiva de la historia

 

Aparte de esto el año nos ha ofrecido lo siguiente:

Orange is the new black.

Esta serie o te encanta, como a mi, o te parece un bodrio infumable. Es nunca mejor dicho una dramedia. Una mujer, Piper Chapman, debe cumplir 10 años después de su crimen, transportar dinero procedente de la droga para su por aquel entonces novia, 15 meses en prisión. Fuera deja a su novio, enorme Jason Biggs y su guiño brutal al personaje que le hizo saltar a la fama (“Yo te conté todo sobre mi pasado, incluyendo aquel accidente con la webcam y una depilación de mis partes íntimas”). Una vez en prisión, las cosas se complican cuando aparece la ex-novia, a la que llamaré cejas turbias, porque me ponen nerviosisímo, cumpliendo condena. Vemos como se va desarrollando su vida en prisión, con los diferentes grupos: las blancas [Piper, cejas turbias, una rusa encargada de la cocina, una drogadicta…], las latinas, las negras (ojos saltones), las católicas (cuidado que aquí hay alguna que se cree la Elegida por Dios)y las místicas, aparte de otros personajes de la prisión como el guardia Pornstache, un auténtico cretino, el señor Healy que tiene mucho más de lo que aparenta; y por otro lado la vida fuera de prisión de su novio. Además en cada capítulo vamos viendo flashbacks de como cada una de las presas llegó a la prisión.

Entre esas cejas y las de la hija de Phil Collins.... que mal lo paso

 

La sexta temporada de Sons of Anarchy

Otros que también se han lucido en este final de temporada. La cosa ya venía muy muy fuerte desde los capítulos anteriores, pero el último ya ha sido pasarse. Siempre ha sido una serie con una dosis de violencia elevada, pero lo del último capítulo excede, tanto por lo sorpresivo, como por lo duro. Solo falta supuestamente una temporada (ya sabes como va aquello de la máquina de generar dinero) que se verá el año que viene. Habrá que ver el papelón que se le presenta a Jax después de lo ocurrido. Pero más que a Jax (Charlie Hunnam), quiero destacar a su madre gemma (Katey Sagal), la cual va camino de ser otro de esos personajes femeninos inolvidables.

 

Hannibal

Era sin duda la apuesta más arriesgada del año. Todos hemos visto “El silencio de los corderos”, y olvidar a Anthony Hopkins es algo realmente complicado, y más teniendo en cuenta las secuelas/ precuelas que se hicieron posteriormente de la saga. Y entonces llega un director atrevido y dice que quiere hacer ¡¡7!! temporadas sobre Hannibal Lecter. Para ello escogió a Mads Mikkelsen, al que yo solo había visto haciendo de malo en Casino Royale, y la verdad es que el tío lo hace bastante bien. La única duda será saber si será capaz de aguantar tantas temporadas en pie.

 

En fin, por mí esto ha sido lo mejor del año. Me niego absolutamente, ya que esto es a elección del autor, a incluir “Utopia” en lo mejor del año. Por mucho que la alabe la crítica a mi se me hizo larga, muy desagradable (la escena de la tortura en los ojos) y con un final simplemente para aumentar caja.

 

En cuanto pueda os dejaré lo que nos espera para el 2014, que ya a lo tonto tenemos fecha para Juego de Tronos entre otras.