Publicado el 12 de Enero del 2014 por Kurtz en Cine
[Lo Peor de 2013] Las películas del año (a su manera).

Criticar películas no es fácil. Vale que tampoco es bajar a la mina a dejarse la riñonada, pero es algo que exige cierta labor, cierto criterio y cierto tacto. Cuando estás en plan “amateur”, siempre puedes dejar un poco de lado aspectos más técnicos para hacer hincapié en eso de los gustos personales de cada uno (bueno, Carlos Boyero viene a hacer más o menos lo mismo), pero procurando tener claro cuales son tus bases y cómo las utilizas. También sé que hacer una película no es fácil, es más, supone un esfuerzo titánico, pero eso no exime al resultado de sufrir críticas. Y aunque uno debe procurar ser algo comprensivo, hay cosas que escapan a mi entendimiento. Y esas cosas son las que trataré de mentar. Hace poco hice una lista de “lo mejor”…¿porqué no una de “lo peor”? No todo van a ser alabanzas y loas.  Y ya que estamos, también nos echamos unas risas…o no.

Los Últimos Días

Pepe ¿qué hemos hecho?

El trailer prometía, la base argumental no es muy novedosa, pero también tenía su aquél. ¿Una película del fin del mundo española, con aspecto de película de gran estudio y con José Coronado? Pues a priori la cosa pinta bien. Pues no, un pufo sensacional, previsible hasta la náusea, aburrida como ella sola y con un final tontaco. Encima la publicidad de “Barcelona, como nunca antes la has visto”. Yo no, en efecto, pero los ciegos de la Ciudad Condal la ven así todos los días, porque apenas se ve nada salvo al final, cuando a una calle le meten algunos hierbajos tan ideales y una iluminación tan etérea que por momentos me aterrorizó la idea de que apareciera Matthew McConaughey a venderme una colonia.

Asalto al Poder y Ataque a la Casa Blanca

Obama en plan brotha diplomatic style 4U

He tenido que buscar la información porque hubiera jurado que eran la misma película. Resulta que no, pero eso tiene una parte muy buena, por el precio de un mojón tenemos dos mojones. Acción de relumbrón con primeras filas de la taquilla norteamericana. Las dos van de lo mismo. Unos terroristas malísimos atacan la casa blanca, a partir de ahí tenemos algo que nunca antes se ha visto, un agente solitario que no debería estar ahí va el solo contra todos los malos y los mata mientras suelta frases ingeniosas. ¿A qué parece algo calcado a “La Jungla de Cristal”? Pues hay una gran diferencia, en esta hay un presidente negro llevando un bazooka y una niña entrometida. Cualquier parecido es pura coincidencia, aunque alguna secuencia de helicópteros sea literalmente calcada. Cine ideal para ligar. Invitas a la afortunada/o a casa, se la pones y aunque seas más feo que un pie, se ira contigo al catre solo por no estar soportando eso.

Guerra Mundial Z

¿Zombies?¿Lemmings?¿La puerta de Zara en rebajas?

Mira, una cosa es adaptar un libro libremente, y otra es arrancar cada una de sus hojas y utilzarlas para momentos de apretura. Y lo de esta película sólo puede explicarse por una diarrea masiva de todo un gran estudio. Para evitar búsquedas entre páginas tratando de hallar parecidos os ahorraré trabajo, basta con leer el título del libro. Ahí acaba cualquier semejanza. Eso por no comentar que no hay sangre, no hay masacres explícitas y parece que a los cámaras les iban dando de capones. Este género no debería tocarse para el gran público porque queda totalmente desnaturalizado. O empiezan a acostumbrar al gran público a la sangre y las vísceras (que basta con ponerles el telediario) o estamos a un paso de “Zombidisney”.

Capitán Philips

Tom Hanks disfrutando durante la proyección

Tom Hanks es un capitán de barco mercante que traza una peligrosa ruta marítima frente a las costas de Somalia cuando de pronto sufre el ataque de unos piratas somalíes que zzzzzz…zzzz…zzzz..zz…zzzzZZZZZZZZZZZ…ZZZZZZZ. Trepidante, la palabra es trepidante.

After Earth

Los Smith, gozando durante el estreno de la cosa esta

Will Smith y su hijo, ese que se pasa la vida mirando al sol, se van de viaje estelar desde su planeta cuando su nave es derribada por una tormenta de zorrovastios intrufalores pseudobálticos (vale tanto esto como lo que dicen en la peli) y acaban por caer en la tierra, antiguo hogar de la humanidad.  “Aquí todo ha evolucionado para matarnos”, le dice el padre al hijo sobre un lugar en el que hace millones de años que no hay humanos, mientras tanto,  Charles Darwin llora en su tumba. Will queda herido, entonces el pequeño debe realizar un viaje por el planeta tratando de llegar nosedonde. Pero aunque Jaden parte en solitario, no está solo en su viaje, lleva en su auricular la voz de su papi, que se tira todo el film ofreciéndole unos sabios consejos que podrían ser dignos de cualquier libro escrito por Paulo Coelho o Jorge Bucay de bajón total. Bueno, que me enrollo, es tan mala que por momentos resulta psicotrópica. No veía un timo tan grande desde que fui a ver “Avatar” y la seguridad del cine me echó porque me puse a gritar “Es Pocahontas! Soy el único que lo ve??!! Soilent Green es gente!!” (esto último es broma ¿quién pondría seguratas en un sitio al que no va nadie?)

Riddick

Lo de esta imagen es más que nada por joder

Sólo diré una cosa. Dolor. Bueno, qué sean dos. Dolor y Jordi Mollà. Lo de Vin Diesel era previsible, y puede que lo del dolor también. ¿Pero a que lo de Jordi Mollà mola?

Trance

Una tarde cualquiera con el equipo de guionistas de "Trance"

Danny Boyle a los mandos, con James McAvoy, Vicent Cassel y Rosario Dawson. Sin duda tiene que ser interesante. Pues sí que es interesante si, sobretodo intentar averiguar de quién eran los pelos de sobaco que se fumó Boyle para parir semejante argumento. Vale que las películas de giros inesperados están de moda, pero esto es pasarse. Es como levantar el más lujoso de los rascacielos sobre unos cimientos son capas alternas de excremento canino, tweets de Esperanza Aguirre y textos de Sánchez Dragó (bueno, sobre un gran montón de *****, se entiende). Todo el edificio se viene abajo en el último cuarto de hora. Tiene sus bondades, visualmente está muy trabajada, la banda sonora mola y hay una imagen de Rosario Dawson que espero que sea la última que vean mis ojos antes de abandonar este mundo. ¿Basta esto para salvarla? NO.

La Jungla: Un buen Día para Morir

Si alguien ve a este tipo en la película que me avise, por favor

Bruce ¿qué estás haciendo? Esta es la cosa más innecesaria de la historia del cine. La cuarta ya lo era, pero al menos estaba bien resuelta y era un espectáculo la mar de entretenido. Pero esto es un truño con mayúsculas. Ese hijo que nos venden porque sí no cuela, el argumento es irrisorio, los malos de opereta, los giros una patata, y esas escenas de acción las hemos visto mil millones de veces sin efectos digitales, y eso tiene bastante más mérito que un sesentón bailando delante de una pantalla verde. Ya está bien!!

The Host

El trono adecuado sobre el que sentarse para el visionado.

No confundir con la estupenda película Coreana que salió hace unos años. No, esto es otra adaptación de Stephenie Meyer, la tarada emocional con síndrome de princesa que ya perpetró la saga “Crepúsculo”. Si, esa que vende mucho por la misma razón que vende Belén Esteban o hace ya años que nos gobiernan los que nos gobiernan. Esta no creo que decepcione a su público, para qué engañarnos. Pero a diferencia de las de “Crepúsculo”, no da ni para reírse. Infumable

El Hobbit: La Desolación de Smaug

Sabio, Gruñón, Mocoso, Tímido, Mudito, Dormilón, Feliz, Truñito, Sonrisitas y el cantante de los ZZ-Top.

Un Hobbit entre enanos qué se comporta como un enano, unos enanos que parecen internos de un geriátrico secuestrados por Ágata Ruiz de la Prada, la historia de amor más imposible e innecesaria del mundo, Légolas matando 100 orcos por segundo de metraje, un dragón muy chulo y una tontería detrás de otra. Ese es el resumen de esta película. Ah, y un director que tiende a hipertrofiar todo lo que se le pone por delante. Casi se carga “King-Kong” a base de meter kilos y kilos de metraje como quien compra gallumbos a peso en un mercadillo. No es necesario, sobra. No hay necesidad de hacer grande, grandilocuente, gigante, titánico, pantagruélico, mayestático y épico un cuento. No da para eso y se nota. Eso si, a nivel de imagen es tremenda, debieron gastarse tanta pasta en ese apartado que luego ya no les alcanzó para evitar que Gandalf no parezca unos 150 años más viejo que en la trilogía de “El Señor de los Anillos”, que es posterior en el tiempo. Pero al César lo que es del César, hay diálogos calcados al libro y el dragón mola. Las otras seis horas de película eran innecesarias.

La elección ha sido dura. Vale que soy un gran aficionado al cine-caca. Como tal sé que no es de recibo meter cualquier película de The Asylum, son malas a dolor, si, pero no quieren tomarle el pelo a nadie. Ninguna persona en sus cabales se baja “Sharknado” y la anuncia a sus amistades como la nueva “Apocalypse Now”. En general trato de evitar estas cosas y si veo algo malo, es de forma consciente, ahí queda mi deleite con cosas como “Yo Compré una Moto Vampiro”. En cambio, con algunas de estas cosas la cara que se me quedaba era de libro. Sabía que Riddick  iba a ser mala, pero no tanto. Admito que “The Host” la vi por puro cachondeo (me tragué en dos días todas las de “Crepúsculo”, y confieso que disfruté y me reí muchísimo) y “After Earth” olía como las bragas de Carmen de Mairena ya desde el poster, pero cosas como “Trance” o “Los Últimos Días” me pillaron con la guardia bajada y a contrapie. Tenía muchas dudas sobre incluir o no “El Hombre de Acero”. Al final no ha entrado de milagro, se salva porque al menos las tomas falsas que han utilizado de la primera versión de “Thor” están metidas con disimulo, pero es un desastre si hablamos de cómo contar una historia. Entre la confusión narrativa, los trajes ajustados y las apariciones del padre en plan Iker Jiménez, yo ya no sabía si estaba viendo la historia de Superman o una versión de “Hamlet” financiada por Decathlon.

PD: Si, “Los Amantes Pasajeros”, pero de momento voy a omitirla porque no tengo demasiado claro que eso sea una película.

Kurtz