Publicado el 10 de Abril del 2014 por Keron en Gamers
Hearthstone, el juego de cartas de Blizzard

En esta época de juegos donde destaca la evolución gráfica (nueva generación de consolas con PS4 y XBOX ONE), y de los modos cooperativos online (Titanfall, LoL, etc.), surge un juego “nuevo” de manos de Blizzard, la compañía que ya nos trajo con mucho éxito juegos como el Warcraft, Starcraft, Diablo o su archiconocido World of Warcraft (WoW).

Se trata de un juego de cartas para ordenador. Por compararlo con algo, sería una especie de Magic. Pero esto lo aclararemos y diferenciaremos más adelante.

Hace unos años, la maquinaria de Blizzard ideó un juego de cartas bastante sencillo y fácil de jugar intentando aprovechar el tirón de su juego más conocido, el WoW. Basándose en dicho juego, las cartas plasman su historia, personajes, criaturas, armas, eventos, habilidades de las distintas clases y razas, etc. Cualquiera que hubiese jugado un poco habría reconocido fácilmente cada una de estas cosas con los distintos elementos del juego. El juego gustó y tuvo cierta repercusión, aunque al igual que tantas cosas terminó por desaparecer.

Desde entonces Blizzard ha seguido tramando hasta que nuevamente ha sacado este juego a través del pc. Conviene destacar que es GRATUITO, aunque contiene micropagos. Es decir, se puede jugar a todo lo que ofrece de forma libre con solo bajártelo de su página oficial. Pero al igual que Magic, se trata de un juego de cartas coleccionables, y para conseguir estas debemos comprar sobres. ¿Cómo? Se puede hacer por medio de dinero del juego realizando misiones, ganando partidas, jugando arenas, etc., o bien pagar una cantidad de dinero real. Una vez adquiridos los abriremos y veremos qué cartas nos han salido. Como en todo este tipo de juego de cartas, las hay de distinta importancia en función de su rareza o su poder.

Faltan las calses de Abogado, Encofrador, Panadero...

Faltan las calses de Abogado, Encofrador, Panadero…

El juego en si es muy sencillo. Cada carta tiene un coste para ser jugada ya sean criaturas, armas, conjuros, etc. En cada una de estas cartas viene explicado qué hace y cuáles son sus atributos o habilidades (fuerza y vida de la criatura, durabilidad de las armas, capacidades especiales, etc.). Esta breve pero clara explicación hace que sea accesible para prácticamente todo el mundo. Se juega por turnos, alternándose entre el nuestro y el del contrincante, sumándose un cristal de maná a nuestra reserva, lo que nos permitirá jugar las cartas en función de su coste. Con estas cartas tendremos que conseguir vencer a nuestro rival quitándole los puntos de vida antes que él a nosotros.

Las partidas suelen ser rápidas, en torno a los 10 minutos. Puede haber partidas de 5 minutos porque le has pasado por encima o de 20 si nos están ganando y nos defendemos panza arriba.

Adorable y tierno Alamuerte...

Adorable y tierno Alamuerte…

En cuanto a modos de juego por ahora hay varios. Existe el sencillo juego contra el pc, o IA, pero resulta sencillo una vez has jugado varias partidas. Luego podremos jugar partidas contra otros jugadores sin clasificación alguna, y otra en la que sí lo hay, descendiendo desde el nivel 25 hasta el nivel 1. Y por último destacamos un modo de juego muy divertido, LA ARENA. Para acceder a él deberemos pagar una pequeña cantidad de dinero de juego (conseguido jugando o bien pagando dinero real). En ella deberemos confeccionar un mazo según nos van ofreciendo cartas en tandas de tres en tres. La curiosidad es que estas cartas no son solo las que nosotros tenemos, si no todas las que existen en el juego. Una vez creado lucharemos contra otros jugadores que también han confeccionado sus mazos de juego. Jugaremos hasta conseguir 12 victorias o 3 derrotas, lo que antes ocurra. No tenemos la obligación de jugar todas estas partidas en el mismo momento, si no que podremos abandonar la arena entre partida y partida para retomarla cuando nos vaya mejor. En función del número de victorias obtendremos recompensas en forma de sobres, cartas o dinero.

Una de las cosas más entretenidas de estos juegos de cartas coleccionables es el intercambio de cartas con otros jugadores. Aquí no podremos, si no, el negocio de jugar y comprar sobres se quebraría como ya ocurrió con la subasta del Diablo 3. Para el que no lo sepa, ahí Blizzard incorporó una subasta de objetos donde uno podía pujar con dinero del juego o incluso dinero real. Se corrompió en exceso, hasta tal punto que en Marzo de este año ha sido suprimido.

Para compensar esta ausencia de intercambio de cartas, han añadido otra opción, la de crear las susodichas cartas en función de lo que queramos. En el menú de juego podremos “desencantar” las cartas, y en función de su rareza nos darán una cantidad de polvos mágicos con los que podremos crear otras cartas del juego. Eso sí, no costará lo mismo crear una carta que destruirla. Por ejemplo, las cartas más raras cuesta crearlas 1600, mientras que si las destruimos tan solo nos dará 400.

Por último, comentar que está completamente traducido y doblado al castellano.

"Campo de batalla"

“Campo de batalla”

Existen más factores y puntos a tratar, pero no quiero alargarme tanto para un juego tan sencillo y bien hecho. Os animo a probarlo ya que es gratuito, fácil y rápido.

¡Nos vemos en los campos de batalla!