1384451904_sw_x_wing
Publicado el 29 de abril del 2014 por Keron en Ludoteca
X-WING, el juego de miniaturas

Juegos de Star Wars hay muchos. Muchísimos. De rol, de miniaturas, de tableros, de cartas, de pc/consola, etc. Muchos de ellos han triunfado mientras que otros tantos han quedado completamente en el olvido por su poca calidad o su complejo sistema de juego.

Tengo buen recuerdo de varios de pc así como del de rol con sistema D6. De ese hablaremos otro día porque creo que lo merece.

Ahora hablaremos sobre el nuevo juego surgido hace casi dos años, en abril de 2012. Desde entonces ha ido recibiendo alabanzas y críticas positivas (también negativas, como todo), y poco a poco se ha ido asentando en el mercado con nuevas expansiones en forma de naves. Y con cada nave, reglas nuevas, equipo, personajes, misiones, etc.

Todo lo que trae una nave individual

Todo lo que trae una nave individual

El juego está basado en otro juego, Wings of War, ambientado en cazas de la Segunda Guerra Mundial. Unos amigos lo compraron y pudimos comprobar que las miniaturas estaban bien detalladas y pintadas, y que el sistema era sencillo y atractivo. Y sobre todo, que cada partida requería de cierta dosis de estrategia.

Siguiendo un esquema similar, X-Wing mejoró en todo. Y sobre todo, se basó en el universo de Star Wars, lo que aumentaba su popularidad.

El sistema de juego es sencillo, más que el asa de un cubo. El libro de instrucciones es de 28 páginas, es pequeño y se lee muy rápido.

Cada nave tiene valores de daño, defensa, índice de habilidad, puntos de vida y puntos de escudos.

A la hora de jugar tendremos que confeccionar o construir nuestra “flota” en función de unos puntos establecidos (como Warhammer o Heroclix, por ejemplo). De este modo deberemos incluir naves, pudiendo mejorarlas con cartas de equipo, tripulación, armamento, etc. Una vez en juego debemos destacar que consta de 4 fases:

1. En la fase de planificación tendremos que planear qué harán nuestras naves. Cada una de ellas tendrá un dial de maniobras. En función del tipo de nave podrán mover más o menos, será más fácil maniobrar con ellas, o lo que sea que le caracterice. Una vez escogida la maniobra, el dial lo pondremos boca abajo para que nadie sepa qué hemos escogido. Estas maniobras corresponden a unos cartones que incluye el juego básico, pudiendo ser giros de distintos ángulos, línea recta más o menos larga en función de lo que elijamos, etc.

2. Durante la fase de movimiento y acciones debemos mover nuestras naves. Para ello empezaremos por los pilotos que menos índice de habilidad tienen, levantar su dial de movimiento y ejecutar la maniobra establecida. Si os dais cuenta, no hablamos de turnos porque no los hay. Ejecutan movimiento, acciones, disparos y demás en función del índice de habilidad. Por ello es posible que primero mueva un rebelde, luego dos imperiales, y más tarde nuevamente otro rebelde.

Tras efectuar la maniobra, cada nave podrá llevar a cabo una acción de las que le permite su nave (fijar blanco, concentración, etc.). Son muy importantes porque añaden estrategia al juego ya que en muchos casos modifican las tiradas de dados, disminuyendo la aleatoriedad.

3. La Fase de Combate. Aquí es donde nos pegamos, por supuesto. Al contrario que en la fase anterior, aquí actúan en primer lugar los que tienen un mayor índice de habilidad. Existe una regla que nos sirve para establecer la distancia entre las naves entre tres posibles rangos: corto, medio o largo. En corto tendremos más daño, y en largo la nave objetivo de los disparos podrá esquivar mejor.

4. El fin de ronda, donde nos limitaremos a recoger diales, limpiar la mesa de indicadores y prepararnos para la siguiente ronda. Y así hasta que un bando haya sido aniquilado o hasta que se cumplan los objetivos de la misión si es que estamos en una.

box_presentacion

Respecto al sistema, destacamos además un par de cosas. Por un lado que hay daño normal y críticos que vienen especificados en unas cartas que podremos robar y tienen efectos especiales. Y el ángulo de visión de las naves. Generalmente las naves pequeñas tienen un rango de 90º. Es decir, el frontal, y tan solo podrán dispararse a naves que se vean en dicho ángulo. Por lo tanto, la gran estrategia y dificultad del juego es a la hora de moverse. Debemos ser capaces de anticiparnos a los movimientos de las naves enemigas para o quedarnos encarados y poder abrir fuego o intentar salir de su ángulo de tiro. Olvidad eso de naves moviéndose a lo loco por la mesa. Muchas de las naves cohesionan entre ellas, otorgándose beneficios a la hora de moverse, de disparar o de llevar a cabo más acciones. La idea es moverse en formación, en escuadrones si contamos con varias naves, intentando buscar las espaldas, emboscando a las naves enemigas, etc. ¡Agarraos que vienen curvas!

Ah, y no hay un tablero o un tapete. Te recomiendan un tamaño de juego en función de las naves de las que dispongas, por lo que en cualquier mesa, tablero o en el suelo (anda que no he jugado ahí), podremos llevar a cabo nuestras partidas.

El acabado del juego es muy bueno. Naves muy bien representadas y detalladas, aunque con un nivel de pintura sencillo. Tarjetas lo suficientemente visibles, cartones duros, dados de colores para diferenciar ataque y defensa, etc. Pero como pega, hemos de decir que de primeras es caro. La caja básica apenas trae 3 naves (1 X-Wing y 2 Tie) por un precio de 39,95€. Para poder jugar con escuadrones y por lo tanto explotar el sistema táctico del juego necesitaremos más naves. Además del juego básico podremos comprar naves individuales por 14,95€, que incluyen tarjetas de equipo nuevas, fichas de pilotos que pueden manejar la nueva nave, y en el caso de naves más grandes como el Halcón Milenario, misiones, nuevas reglas, etc. Esta última, como la Nave de Esclavos y la Lanzadera cuestan 29,95€.

Existen bastantes naves y podréis encontrarlas todas en http://www.edgeent.com. X-Wing, Y-Wing, A-Wing, Halcón Milenario, Lanzadera Imperial, Nave de Esclavos, Tie Advance, Tie, Tie Interceptor, y más. Pero ya han anunciado una nueva oleada con naves aún más grandes como es una Corbeta donde viaja Leia Organa, o un Transporte Rebelde. Estos últimos ya están anunciados por precios bastante más elevados, 89,95€ y 59,95€ respectivamente.

Voy a necesitar un garaje para esto...

Voy a necesitar un garaje para esto…

Eso sí, en cuanto tienes tus naves ya no hay quien te pare. En mi caso me compré dos cajas básicas y varias de las pequeñas. Y poco a poco voy adquiriendo alguna más para tener las tarjetas y personajes, así como nuevas posibilidades.

Personalmente el juego me encanta. Lo compré por las miniaturas cuando aún no había leído ninguna referencia, pero pronto me enganchó. Es muy bueno y tiene altas dosis de estrategia y diversión. Cada partida es distinta a otra. Puede haber partidas de 2 horas, que tampoco es lo normal, y de 50 minutos. Os lo recomiendo, o que al menos lo probéis si tenéis ocasión.

¡Que la Fuerza te acompañe!