Pitufo
Publicado el 5 de junio del 2014 por Capitan_Melenas en Cómic
Reyes de papel
Yo no abdico ni de coña!! Soy el Rey del pollo frito!!

Yo no abdico ni de coña!! Soy el Rey del pollo frito!!

Esssssspaña ante el cataclismo, amigos. De nuevo, la nación se enfrenta a una encrucijada histórica que puede romper las más sagradas instituciones de este sacrosanto país; por lo menos, la quinta desde la semana pasada. Otra vez se requebraja la nación, colegas, que a estas alturas ya debería parecer la chupa de un Heavy de Argüelles con tanto parche. Otra cosa no, pero escandalosos somos un rato en esta tierra de dios, así que ya tenemos tema para hablar. Más bien berrear, claro, que nuestras teles se han llenado de “demócratas” y “constitucionalistas” que lo son hasta que hay que aplicar la democracia o la constitución. Entonces, ya, se usa el diccionario de eufemismos para el perfecto facha encubierto (próximamente a la venta en cualquier delegación de Telemadrid). Lo cierto es que es hasta divertido ver a arrastrados, que hace diez días se mataban por una exclusiva con Chabelita, ir de plató en plató bajo la medallita de “Experto en casa real”, esto es “A veces acampaba delante de Zarzuela y los seguratas me lanzaban las cáscaras de los bogavantes”.

Periodista y con poderes. La Clark Kent española

Periodista y con poderes. La Clark Kent española

Así está el panorama. Trabaja uno un día (23F, la leyenda) y se monta este sarao cuando se jubila. Espero que hagan lo mismo el día que lo deje Ibañez (en mi opinión, bastante más ha hecho por este país).

Me cansa y me aburre toda esta movida, con fulanos de tal lanzando artículos de la constitución como si fuese un “Expelliarmus”, o Jaime Peñafiel llorando tras cada intervención televisiva porque ya no podrá ser reina, como él quería. Yo, aburrido tengo mucho peligro, así que mi imaginación se fue un rato de paseo por las fabulosas posibilidades que este vacío de poder regala a las frikimentes inquietas como la mía. Me preguntaba, oh verdaderos creyentes, cual de mis personajes favoritos de la viñeta serían buenos candidatos para acceder al trono y servir de guía al pueblo español (señoras lloran, niños sueltan palomas).

Lo cierto es que en los cómics tenemos más de un ejemplo de poderosas ramas dinásticas con solera, aunque, claro, vista la monarquía como algo exótico y viejuno, extraído del imaginario que nuestro amigo americano tiene de un concepto que manejan por obra y gracia de Disney. Con su abolengo republicano, lo de tener un rey les da bastante repelús, así que retratan la monarquía como pueden en sus ficciones.

Vamos a hacer un repaso por mandamases sangre azul sacados de la magia comiquera. Amigos, amigas, empieza…

MONARQUÍA EN VIÑETAS.

Dinastía mutante

Nuestro primer candidato es Erik Lehnsherr, el artista conocido como Magneto. ¿Cómo? ¿Qué tiene este tío de rey? Pues sí, ha llegado a ostentar auténtico poder, más allá de partirse la cara con los X-Men. En la saga conocida como Dinastía de M, la Bruja Escarlata pone ojos de loca por enésima vez, y hace un cubo de Rubick con la realidad. El resultado es un tiempo alternativo. En este desastre, el bueno de Erik es el benebolente lider de la orgullosa nación mutante de Genosha. Por supuesto, esta fantasía duró un suspiro, hasta que los héroes de siempre le aguaron la fiesta monárquica en cuanto recuperaron los recuerdos de la realidad anterior (cortesía de Layla Miller, que sabe cosas) (De hecho, Layla Miller y John Nieve deberían conocerse).

La foto de la polémica

La foto de la polémica

De toda aquella batallita más bien algo anodina, surgió una curiosa anécdota que tiene como protagonista a nuestro campechano cazador y ex monarca, Don Juan Carlos de Borbón (de los Borbón de toda la vida). Resulta que Marvel usó como referente en sus diseños para el Magneto rey la referencia de las fotos oficiales del ya ex jefe del estado. La lozanía de aquel esbelto y engalanado monarca pre caídas tontas puso muy brutos a los estadounidenses, que se tenían que conformar con un tío con tan poco porte como George W. Bush (ha sido decir su nombre y sentir ganas de estacarme un Bourbon). Magneto ganaba la esencia de lo más rancio extirpado de la historia del viejo continente, una especie de niño de comunión cabreado y muy siniestro.

Por supuesto, hubo protestas por parte de la casa real, que no veía con buenos ojos que se relacionase la imagen de Juan Carlos I de España (y ya. Que soso, ni V de Bostwana, ni nada) con la de un terrorista genocida y con un poco de rollo supremacista. Nuestro antiguo monarca no hacía gala de ninguna de estas características, y siempre ha mostrado un carácter más que democrático. Se la traemos al pairo todos por igual.

Marvel retiró la imagen, claro, pero eso no evitó que se convirtiese en noticia a nivel nacional. Para una vez que se habla de tebeos en horario de máxima audiencia, es para esta chorrada.En fin, dudamos mucho, de todas formas, que Magneto quisiera ocupar el trono de España. De momento, que sepamos, aquí no tenemos mutantes (aunque hay muchos MUTONTOS… aplaudid, soy un dios del humor)

AQUAMAN: Desde Atlantis con Amor

Las míticas tierras de las leyendas de antaño son campo fértil para la imaginación del creador de mitos modernos (imagina esa frase que acabo de escribir dicha por Sánchez Dragó, y lo flipas). Atlantis ha sido revisitada con alegría por narradores de todas las épocas, como símbolo de la sabiduría perdida. En los cómics es un lugar recurrente, y tanto Marvel como DC tienen en nómina a sendos monarcas del reino submarino. Namor, el chico de Marvel, me cae bastante gordo, así que, como éste es mi artículo, le someto a un boicot informativo que ríase usted de lo de Corea del Norte (otro sitio que parece de tebeo, pero que no lo es, y por eso da cosica. Aunque si Dennis Rodman ha consentido ser su seleccionador de basket, me la sensación de que el “alpiste” local debe ser de “cualité”) (Niños, no drogarse, que mirad como se acaba).

¿Republicanos? ¿Donde? ¿DONDE?

¿Republicanos? ¿Donde? ¿DONDE?

El actual Aquaman, producto del nuevo universo DC, tiene una relación más que tormentosa con su condición real. Se las ha visto rudas con su propio reino, que los atlantes son monárquicos de categoría. El hecho de ser un mestizo, el no haber sido criado en Atlantis, y que hay más pretendientes al trono que en Mujeres, Hombres y Viceversa, han puesto en jaque a nuestro héroe acuático, hasta que no ha tenido más remedio que aceptar a regañadientes su coronación como Rey de lo que antiguamente era el lugar mas brillante sobre la faz del planeta. Y ni eso ha traído la tranquilidad al bueno de Arthur, porque la sombra de la rebelión y el peso de la historia de Atlantis amenazan con un reinado movidito. Un intento de golpe de estado casi a diario… madre mía, pues no daría para coñas de Jordi Evole.

También dudamos que quiera las responsabilidades del trono español, que bastante tiene con su oposición local como para enfrentarse a la ajena. imagina como se pondrían ciertos buitres mediáticos si tuviesen a Mera como carnaza en lugar de a Leti. Casi nada.

Rayo Negro: Silencio, se gobierna

Otro clásico de esto de las monarquías con solera. Desde hace ya muchos años, este lacónico ser rige con sabiduría y sosiego el destino de los Inhumanos, la raza de seres muy poderosos que siempre se han movido a escondidas de la sociedad humana. Rayo Negro y los Inhumanos fue una de esas creaciones imperecederas que el duo Stan Lee/Jack kirby regaló al género humano, hasta el punto de que el concepto sigue vigente hoy más que nunca. Los inhumanos se han transformado en grandes protagonistas de los últimos acontecimientos de la Casa de las Ideas, y una parte importante de lo que ocurre en todas las colecciones está supeditado al devenir de esta poderosa raza. Para que su gente prevalezca, Rayo Negro ha renunciado a un reino, sí, pero debido a sus planes, la población de inhumanos se ha incrementado a niveles nunca vistos.

Jae Lee dibuja así de bien, todo el rato.

Jae Lee dibuja así de bien, todo el rato.

Así que ahora está en el paro, suponemos. Con una plaza de rey vacante, lo mismo le interesa el curro, aunque tampoco damos un duro por él. Más que nada, por su característico poder. Su voz es un arma de destrucción masiva, así que el discurso de nochebuena puede ser una fiesta. Antes de que acabe el típico “Queridos españoles, me llena de orgullo y satisfacción…” ya ha reventado medio país. Y el otro medio mosqueado en Twitter: “#Kemierdanano, que no ponen al José Mota por no se ke de unos muertos”

Que estrés para este pobre tipo.

Pantera Negra: No estamos para Wakas Wakas

Otro que se ha quedado sin curro monárquico. Lo cierto es que no gana para disgustos. En unos meses han dejado su país, Wakanda, hecho unos zorros, le ha abandonado la churri (Tormenta, que volvía al redil X para arrimarse al tío con las patillas más sexys a este lado del Pecos, Lobezno) y su propio pueblo le quita del trono por traición (anda, mira, un pueblo soberano que puede juzgar a su rey. Cosas de países incivilizados, claro, no como en nuestra democracia. So rojos). Resultado de pactar con el diablo, puesto que por razones muy complejas que Jonathan Hickman está contando en “Nuevos Vengadores”, ha tenido que compartir despacho con Namor, causante principal de la caída de Wakanda (si cuando digo que el Imperium Rex este es un capullo de cuidado, lo digo por algo). Cuando los Wakandeses han descubierto que su rey comparte cenas de empresa con el enemigo, no han tenido más remedio que cesar en funciones a T´Challa (Que curioso, en Wakanda está T´Challa y nosotros tenemos a MariT´challar…¿Casualidad? No lo creo).

Anda que no molaría que el mensaje de navidad lo diesen vestidos así

Anda que no molaría que el mensaje de navidad lo diesen vestidos así

El caso es que es un tío inteligente, preparado y con juicio, pero no le veo yo de rey de España. Este páis, si hay algo para lo que no está preparado NI DE COÑA es para un rey negro.  Me imagino a los tertulianos de las cadenas “liberales y librepensadoras” en plan “No, si yo soy muy monárquico, pero es que el rey este huele mal”. Teniendo en cuenta como se las gasta el Ministerio del Interior con los subsaharianos, como mucho le hacen rey del CETI de Melilla. A veces da un poquito de vergüenza, y tal, lo mutable que es el concepto de ser humano para algunos. Y digo vergüenza por no decir asco.

Doctor Doom: Rey no es, pero se lo explicas tú, majo

En realidad, Victor Von Doom no tiene sangre real, y está considerado un dictador de los de pura cepa. Pero tiene poder absoluto, se ha hecho con el gobierno eliminando al que estaba antes y vive en un castillo, así que a mí me cuadra en la definición tradicional de rey. Gobierna con puño de acero, literalmente, el pequeño país de Latveria. Lo cierto es que su pueblo no tiene muchos problemas con el buen doctor, porque la región ha prosperado cosa mala. Claro que, pasar de un régimen medieval a la eclosión tecnológica de un genio como Von Doom, los ha dejado ojipláticos.

En realidad, cuando Hermann Tertsch se viste de tirolés, esté pensando en este tío

En realidad, cuando Hermann Tertsch se viste de tirolés, está pensando en este tío

El problema viene con el concepto de relaciones internacionales que tiene el gobernante latveriano, y su irritante manía de la conquista y el poder a toda costa. Cada uno tiene sus hobbys, claro, pero las intenciones poco sanas de esclavizar naciones chocan con los intereses de otros tipos que tienen las mismas ideas, pero mejor camufladas. Con un buen comunity manager, lo mismo ganaba alguna simpatía, pero es que es muy bruto, y se pierde en el odio y la ira homicida, el pobre. No le veo como rey, de todas formas, porque es muy Heavy. Aunque alguno estaría contento con este señor en el trono, ya que todas sus fantasías de poder y autoridad se encarnarían en un tipo tan, tan, tan obsesionado con el control y el dominio que no se corta en usar expeditivos métodos para cerrar bocas disidentes. Vamos, que éste vuelve monárquico a Pablo Iglesias.
Mejor, que se quede en Latveria.

En fin, que esto es lo que da el mundo viñeta en cuanto a gobernantes en mayas. Nosotros nos tenemos que conformar con cosas más mundanas. Mientras el debate (como si existiese de verdad. Se resolverá todo con un golpe de ese sistema que nos hemos inventado por aquí, conocido como “democracia por huevos” o “Las cosas son así y si no te gusta vete a Cuba”, u otro argumentario de madurez sin igual) sigue, nosotros nos refugiamos del circo mediático con esta versión más simpática y manejable del poder. Por desgracia, las cosas en el mundo real no suelen ser tan amables.

Aclaración 1: Sí, es cierto, no he metido a ninguna mujer, y las hay. Pero nuestra “avanzadísima” legislación sobre derecho de sucesión deja bien claro que hereda el varón sea como fuere la cosa. Quejas a Zarzuela, lectores/as. Yo me amoldo a la legalidad vigente (formas ruines de escurrir el bulto, toma primera).

Aclaración 2: Las opiniones vertidas en este artículo son mías y de nadie más. Es decir, no tienen que ver con el resto de mis compañeros en Frikis, ni con los responsables de la página, ni marca una línea editorial. Es producto de mi individualidad y juicios propios. A diferencia de lo que sucede habitualmente, respetamos profundamente a la persona y sus opiniones, a la pluralidad y a la diversidad que forma este fabuloso grupo. Por si acaso.

Que hay mucho cafre con tiempo libre.

Y se quejaba Felipe. Miradme a mí, que voy a ser príncipe toda mi vida...

Y se quejaba Felipe. Miradme a mí, que voy a ser príncipe toda mi vida…