Screen Shot 2013-05-28 at 19.17.25
Publicado el 4 de julio del 2014 por Germánico en Ludoteca
Jugando que es Gerundio: Galaxy Trucker.

1655879_10202805028474007_1993505434_n4.5/5

En una galaxia muy, muy lejana… también necesitan alcantarillado y “Construcciones Móviles” lo construye. Todos conocen a sus pilotos, hombres y mujeres valientes, sin miedo al peligro que si la paga es buena, volarán a través del infierno.

¡Bienvenidos, frikis míos, al espacio! Ese lugar del que tanto habla la NASA, George Lucas y Leonard Nimoy y que muy pocos han cabalgado tan bien como Malcom Reynolds al mando de una destartalada Serenity.

Y es que aquí somos un poco Mal Reynolds, porque de lo que se trata este juego es de ser un “contrabandista”, el mejor transportista, ese que consigue más dinero (y a la chica en caso de haberla) al final de la partida. Para ello no sólo deberemos ser los primeros en llegar, sino aquellos que más cargamento puedan tener a bordo de sus preciosas naves.

Este divertidísimo juego que, además de servir para pasar una tarde divertida (valga la redundancia) o para prepararse para un juego más serio, se divide en dos fases y/o etapas más que diferenciadas.

– La primera, y la más divertida a mi parecer, es montar tu propia nave. Todas las piezas con las que se podría formar esta nave en una plantilla que tendremos frente a nosotros (con una pieza de puesto de mando de la que partirán todas las demás), se encontrarán esparcidas sobre la mesa boca abajo. Los cowboys espaciales deberán coger piezas e intentar conectarlas a ese núcleo siguiendo unas estrictas reglas de conexiones y colocación con el ánimo de tener espacio para carga, cañones para atacar y pulverizar asteroides, escudos, grandes motores, reservas de batería, compartimentos de carga y habitaciones para aliens (más majos ellos) y tripulantes (que me recuerdan a un robot depresivo de nombre llamado Marvin). Tenemos a nuestro lado un hermoso reloj de arena que estará ahí para que, en el momento en el que algún jugador así lo quiera, se le puede girar para meter presión a los constructores y que se den errores, errores que pueden llevarte a que media nave se desestabilice o a perder partes de la misma en galaxias más allá de Orión.

1940003_10202805028514008_1746923512_n

Vlaada Chvátil nos presenta un juego divertido, dinámico, fácil y resultón, un filler gracioso sin grandes pretensiones que, sin embargo, se convierte en un juego divertido en el que la fase de construcción asegurará más de una carcajada, sobretodo al acabarla y comprobar la debilidad de tu nave, o la poca capacidad de carga o, quién sabe, lo que mola. Ya os digo desde aquí que conseguir una nave que ocupe toda la plantilla es prácticamente imposible. De 2 a 4 jugadores (cuentan las malas lenguas que también se puede jugar uno sólo, pero no es tan divertido, por supuesto), Galaxy Trucker (publicado en español por Homoludicus) es una mezcla de agudeza visual y estrategia apta para todos los públicos y en el que se divierten hasta los menos jugones. La duración de una partida completica dura aproximadamente una hora en la que la distensión, las risas y la buena compañía harán de la sesión de juego una sesión amena y relajada sin discusiones entre amigos.

El Universo, frikis míos, nunca fue tan divertido.