Unbenannt
Publicado el 29 de julio del 2014 por Germánico en Libros
Hablemos de Libros: Neverwhere.

5/5

(Gaiman Neil) NEverwhereA veces, nos encontramos con algún libro que yace, casi maldito, en nuestra estantería por tanto tiempo que ya no llegas a recordar cómo llegó un día a ti. No sólo eso: tampoco sabes el por qué de esa soledad literaria, del por qué ha estado tanto tiempo cogiendo polvo sin llegar a ser leído nunca, maldición únicamente rota por ese primer capítulo que empecé tantos días.

Eso me pasó a mí con esta deliciosa obra del magnífico escritor Neil Gaiman. He ido pasando a través de sus novelas con tranquilidad inusitada, he ido leyendo sus nuevas obras mientras uno de sus clásicos siempre resonaba en mi cabeza, casi casi como el cuervo de Edgar Allan Poe: Neverwhere, Neverwhere… Tardé tiempo en decidirme a comprarlo, y más tiempo aún en leerlo.

Pero ayer, por fin, terminé su lectura tan emocionado como si hubiera cumplido una profecía que flotaba sobre nuestras cabezas (o páginas). Y por supuesto he vuelto a quedar maravillado bajo el influjo de Gaiman quien, hace ya años, me conquistó con American Gods.

There is another reality… NEVERWHERE.

El caso es que en esta novela, Gaiman os presenta a un joven escocés llamado Richard Mayhew que se muda a Londres para buscar un trabajo. En Londres, este hombre sencillo y que nada tiene de particular salvo quizá un gran corazón, vive una vida normal: tiene un buen trabajo, una novia que adora, un pisito que no está nada mal… Pero todo eso cambia cuando se encuentra a una chica sangrando en mitad de una calle, una chica que más tarde resultará llamarse Lady Door. Desde ese momento, la vida de Richard sufrirá un giro tan enorme en los que habrá momentos que no sabrá si es real o no. Sin beberlo ni tomarlo perderá de un plumazo su tranquila forma de vida y se verá sumido en un mundo de sombras, en una oscura subcultura que crece debajo de Londres a través de estaciones de metro abandonadas y túneles de pasado olvidado, peligrosa y repleta de magia. Conocerá la historia de este mundo y también a la joven Lady Door, hará tratos con the Marquis de Carabas (alguien muy interesante…), hablará con Old Bayley (un personaje que, por alguna razón, me parece amor), será salvado por la bella Hunter y perseguido por Mr Vandemar y Mr Crouch, …

Neverwhere es una historia deliciosa escrita con la pureza casi infantil de la que es capaz Gaiman de usar en todos sus escritos, una ingenuidad y una sencillez que se ve convertida a frases que dan ganas de leer una y otra vez, a capítulos apasionantes y a un libro, en general, necesario. Entre oscurantista y aventurera, Neverwhere es toda una oda a las leyendas urbanas y al imaginario popular, mezclando el peculiar humor de Neil con fantasía, cyberpunk y ciencia ficción. No sólo la historia, la trama y el hilo argumental son una maravilla (con esos momentos de intriga y sorpresa), si no que este nuestro querido autor crea a su vez un mundo extraño pero interesante habitado por unos personajes tan vivos que bien podrían ser parte de tu vida un día cualquiera.

En fin, esta novela que muchos han comparado como una versión contemporánea y perturbadora de “Alicia en el País de las Maravillas”, tan visual y sublime, con épica y ternura, con sangre, muerte y desolación,  me ha gustado y mucho. La recomendaría, por supuesto, como haría con todas las obras de Gaiman.

And remember: Mind the Gap!