Dawn-of-the-Planet-of-the-Apes-Caesar1
Publicado el 26 de agosto del 2014 por Ninja Zone en Cine
“El Amanecer del Planeta de los Simios”: Doctor Zaius, Doctor Zaius

En primer lugar, perdón por sacar la crítica como un mes después del estreno. En segundo lugar, hay que decir que esta película es un caso extraño: un blockbuster que es la secuela de una precuela/reboot y que, sorprendentemente, no apesta. Al contrario, es una peli espectacular y divertida.

"Necesito tu ropa, tus botas y tu motocicleta".

“Necesito tu ropa, tus botas y tu motocicleta”.

Seré sincero. Yo creo que la primera película gustó tanto porque al principio parecía que iba a ser una basura y todos íbamos con bajas expectativas. Un reboot que nadie había pedido, con un director poco personal y con monos digitales y James Franco por ahí. Pero al final lo que vimos fue algo resultón, un espectáculo bien hecho con un simio protagonista muy carismático, ese César al que interpreta el gran Andy Serkis. La pega que yo le vi es más bien algo externo a la película: el tráiler. ¡Te contaba la peli entera! Cuando fui a verla resulta que todas las grandes escenas ya las había visto y me conocía el principio, el nudo y el desenlace.

Esta segunda parte, con Matt Reeves detrás de las cámaras, amplía y mejora la anterior. Se sitúa ocho años después de que se liberase el virus aquel que mataba a los humanos y hacía listos a los monos. Ahora, los simios se están alzando, creando su propia sociedad en la naturaleza y viviendo en paz y todo eso, mientras que los humanos se ven a sí mismos abocados a la extinción. El tema central de la película será la relación entre ambos bandos y un último intento por encontrar cierta coexistencia.

¡Alabado sea el Simio!

¡Alabado sea el Simio!

Los primeros minutos empiezan con los simios. Sin necesidad de diálogos vemos su sociedad, su jerarquía, sus hábitos y cómo César está al frente de todo eso. Hasta que llegan los humanos, que siempre lo joden todo (y más aún si son humanos yankis). El protagonista humano es el típico héroe mediador interracial que busca la paz entre culturas y que hemos visto en Avatar o El último Mohicano. Los protagonistas simios son en realidad quienes más carisma y presencia tienen (César y su hijo, el villano Koba, el orangutan aquél), mientras que los humanos son un poco planos, aunque Gary Oldman es bastante carismático durante los dos minutos que sale en la película (el caso de Walter White en Godzilla). Al igual que en la primera parte, los personajes femeninos son un pegote: la novia del protagonista a nadie le importa y la mujer de César solo está para parir monetes adorables y poner cara de pena. Los guionistas de Hollywood y su arte para escribir mujeres.

monets

El protagonista tiene una cara rarísima, pero cumple.

Aún así, todo lo demás está muy cuidado, como los decorados: las casas en los árboles de los simios, los edificios polvorientos y ruinosos de los humanos… Aunque obviamente lo más destacable son los efectos especiales que saben dotar de realismo y vida a los simios, y de espectacularidad a las escenas de acción, como la batalla final. Parece que el director ha aprendido a manejar la cámara después de aquella cosa llamada “Monstruoso” (je, je, ¿os acordáis de esa?).

Hola, soy Gary Oldman y salgo dos minutos.

Hola, soy Gary Oldman y salgo dos minutos.

Otro punto interesante es que, aunque sin pasarse, desprende cierto mensaje. Es muy acertada la idea de no mostrar a ningún bando como los malos de la película. Tanto humanos como simios tienen héroes y capullos en sus filas. Cuando pelean entre sí, no podemos ponernos de parte de ninguno. Y además, son capaces de meter un plano de un simio cabalgando entre las llamas con una ametralladora en cada mano y que no quede estúpido.

“El Amanecer del Planeta de los Simios” es una película estimable, bastante seria y cuidada. Tiene el carisma de Andy Serkis, buenas escenas de acción y una ambientación interesante. Esperemos que en la próxima salga el Doctor Zaius, que a mí me molaba un montón.

P.D.: Esta es la única crítica que encontrarás en Internet sobre “El Amanecer del Planeta de los Simios” que no menciona que la de Tim Burton era una puta mierda.

P.D.2: No me puedo resistir a poner el musical de Troy McClure, lo siento.