Captura
Publicado el 30 de agosto del 2014 por Ninja Zone en Series
“Doctor Who – Deep Breath”: No más pajaritas

Soy el Doctor. He vivido mas de 2000 años. He cometido muchos errores, y ya es hora de hacer algo al respecto

Doctor-Who-Series-8-Peter-Capaldi

“Puedo con todos tus p#tos Vengadores juntos”

Este sábado 23 fue el estreno mundial del nuevo capítulo de Doctor Who, y obviamente corrí a verlo al cine. El inicio de la octava temporada marca un nuevo hito en la serie: la llegada del nuevo Doctor. La era moderna de Doctor Who comenzó en el año 2005 con el infravalorado Christopher Eccleston como el Doctor, que luego daría paso al joven y encantador David Tennant y al más joven y más encantador Matt Smith. Con la salida de Smith de la serie, se buscó darle un giro al personaje: el nuevo Doctor estaría interpretado, como los doctores clásicos que empezaron en los 60, por un hombre mayor, de mirada aviesa e intenciones ambiguas.

Peter Capaldi se convierte en el primer Doctor con un Oscar a sus espaldas (como director del cortometraje Franz Kafka’s It’s a Wonderful Life). Las admiradoras del risueño Matt Smith, que hacen cosplay de su Doctor en Expomangas y Comic-con varias, lloran de tristeza ante la llegada de un Doctor canoso, arrugado, inestable y con un humor extraño. Aún así, los fans españoles no podemos perdernos la cita con el nuevo Doctor en un Londres victoriano con dinosaurios, hombres-robots, y mujeres lagarto detectives, y fuimos al Cinesa como si de una invasión furiosa de Daleks se tratara. Geronimo!

I am the new Doctah, bitches.

I am the new Doctah, bitches.

Para quien se aventure a leer esto sin saber nada de la serie, digamos que ésta parte de una sencilla premisa: el Doctor es un ser extraterrestre de unos 2000 años de edad que viaja por el tiempo y el espacio en una nave con forma de cabina telefónica. Para burlar a la muerte y tener excusa argumental para cambiar de actor cada cierto tiempo, el Doctor se regenera cambiando de aspecto físico, lo que hace que cada actor lo interprete de una forma y ofrezca un matiz diferente de su personalidad. Teniendo en cuenta todo lo anterior, decir que Peter Capaldi interpreta a un Doctor especialmente extraño comparado con los anteriores, es hablar de que esta vez han rizado el rizo y han hecho algo original.

Pero primero hablemos del capítulo en sí, cuya extensión (unos 80 minutos) hace que casi cuente como una película. Últimamente mi criterio con los capítulos de Doctor Who es el siguiente: cuanto más se parece a los seriales clásicos más me gusta. La ambientación de este primer capítulo me recordó precisamente a la época del cuarto y más famoso Doctor, Tom Baker: ambiente victoriano pero con monstruos imposibles de ciencia-ficción, y con grandes momentos de terror. 56faa630c0274ea6ce95bd7379482dbe

Todo empieza después de la regeneración del Doctor en el especial de navidad. Un dinosaurio aparece en el Londres victoriano (!), escupiendo la Tardis. Madame Vastra, Jenny y Strax (tres de los mejores personajes que ha dado la serie, cuya aparición ya es obligatoria en los capítulos victorianos), están allí para encontrarse con el Doctor y su acompañante Clara. El Doctor, que se ha regenerado con grandes lagunas en la memoria, tendrá que investigar unos asesinatos relacionados con la combustión espontánea y unos androides steampunk. Para el que no lo haya visto, hasta ahí puedo contar.

La trama es resultona aunque lo verdaderamente destacable es el nuevo Doctor de Capaldi. Es lo mejor del episodio y tiene todas las papeletas para convertirse en uno de los mejores Doctores de la serie. Así de claro. Sus tics, su caracter impredecible, su humor mezclado con seriedad… ha creado un personaje que nunca sabes por donde va a salir. Si los Doctores modernos se preocupaban de ser molones y transmitir buen rollo, este es oscuro, de mirada extraña, y no ha venido a caerte simpático. Ya no lleva pajarita, ni tirantes, ni zapatillas, ni sombreritos. No le importa llevar ropa de mendigo o llamar cerebros de púdin a toda la raza humana.

"El Tridente Catacroker"

“El Tridente Catacroker”

Los demás personajes no son para menos. La relación con Clara ha dado un giro: su Doctor ha cambiado y ya no está segura de conocerle. Se pregunta qué ha salido mal, por qué está arrugado y canoso. Lo sentimos, Clara, ya no podrás flirtear con él. Pero eh, tiene 2000 años, ¿qué coño esperabas? Bastante joven parece para esa edad. Parece una especie de mensaje de Steven Moffat, el showrunner, para todas las fangirls: eh, chicas, no estáis aquí para ver chicos guapos ni relaciones amorosas, esto no es puto Supernatural. Tambien andan por ahí, como ya dije, Vastra, Jenny y Strax, que, como en todos los capítulos en los que aparecen, se salen. Vastra, la mujer lagarto detective (cuyas aventuras se dice que inspiró a Arthur Conan Doyle a crear cierto personaje suyo), su ayudante y esposa Jenny (sí, son lesbianas, ¿y qué?), experta en artes marciales, y Strax, un ser creado para la guerra y la destrucción que ejerce como mayordomo. Es increíble como personajes tan estrafalarios son a la vez tan cercanos.

Doctor Homeless y Clara.

Doctor Homeless y Clara.

Entonces, tenemos una ambientación y trama interesantes y unos personajes e interpretaciones perfectos, pero otro punto interesante es todo lo que está por venir. Esta nueva temporada no es tanto un reinicio como lo fue la llegada de Matt Smith, con un Doctor que casi empezaba de cero. Aquí vemos algunos personajes y referencias de temporadas anteriores, pero también hay un montón de nuevas preguntas. ¿Qué es lo que no consigue recordar el Doctor? ¿Por qué le suena tanto su nueva cara? ¿como será su relación con Clara? ¿quien es esa mujer rara del final? La serie está llena de vida de nuevo después de una séptima temporada regulera, donde ni siquiera Neil Gaiman llegó a cautivarnos. Ahora se abren un montón de nuevas tramas y escenarios, dejándonos con muchas, muchas ganas de más.

Y aunque aún sea pronto para juzgarlo, voy a arriesgarme: Peter Capaldi es cojonudo.