Oscars
Publicado el 22 de febrero del 2015 por Capitan_Melenas en Cine
[Oscars 2015] Esta es nuestra apuesta

Hola, cinéfilos. Supongo que a estas alturas ya tenéis las palomitas compradas, y habéis elegido ya el pijama a tope de glamour con el que vais a competir con los modelitos de la alfombra roja esta noche. Sí, nenes y nenas, porque esta noche la industria del cine estadounidense saca la artillería pesada para la Gala de los Oscars 2015.

Lo cierto es que este año hay donde elegir, y tenemos entre las nominadas a algunas de las mejores películas que se han rodado en los últimos tiempos. En esta ocasión, no hace falta elegir entre lo menos malo, porque hay artillería cinematográfica de sobra para que surjan las dudas en la mayoría de las categorías más importantes.

Chavales, que nos la han colado hasta con la invitación.. Esto no es el teatro Kodak.

Chavales, que nos la han colado hasta con la invitación.. Esto no es el teatro Kodak.

Aún así, por mi parte tengo mi ración de mosqueo, por las notables ausencias. Las más sonadas, el 13/14 que le han hecho a Interstellar, relegada a los premios técnicos, o el olvido bastante miserable hacia Angelina Jolie, que se ha marcado un debut como directora bastante potable. No sé porque Unbroken es peor película que La Teoría del Todo o The Imitation Game, llorosos biopics de los que tanto gustan en Hollywood y que, por mi parte, me han dicho más bien poco (lo mismo que Unbroken, por otra parte). A lo mejor estamos hablando de otro caso de evidente machismo entre los rancios académicos, añadido que Jolie se va a tener que ganar los galones por ser quien es. En fin. Fariseismos varios.

Otro que se ha llevado una palmadita y poco más en Paul Thomas Anderson. La jugada que ha supuesto Puro Vicio (basada en una obra de Thomas Pynchon) parece que ha descolocado a los académicos, por lo que un habitual en las listas de ganadores se ha quedado como mero espectador de la gala. Curioso.

En todo caso, aquí tenéis mi apuesta sobre lo que sucederá esta noche en las categorías más sonadas. Una apuesta que se basa en mi opinión personal, en mis deseos como cinéfilo y en mucha cafeína que me tiene a tope. Nos ponemos las gafas psicotrónicas de Sandro Rey, y al lío.

MEJOR PELÍCULA

Nuestra apuesta es este Gran Hotel

Nuestra apuesta es este Gran Hotel

Tengo mis dudas con esta categoría, porque puede pasar de todo. En mi opinión, hay tres grandes favoritas: Birdman, Gran HoteL Budapest y Boyhood. Dicho esto, me espero un esguince de cerebro por parte de la Academia americana y que le den la estatuilla a El Francotirador y su arenga beligerante y rancia, o peor, a las biografías petardas de Turing y Hawking. Todos sabemos que en USA se pirran por los biopics de superación y tal, así que lo mismo nos la cuelan por toda la escuadra con dos películas que ni fu ni fa, una por moñas (la de Hawking) y otra por cobarde (la de Turing, que se queda muy a medias con la tragedia del defenestrado matemático). Lo que más me molaría es que todo el mundo se volviese loco y se la dieran a Whiplash, película que me ha encantado, pero vamos a ser serios y diremos que “The Oscar goes to” (redoble de tambores): Gran Hotel Budapest.

Me encanta Wes Anderson, y ha perpetrado una deliciosa fábula que es auténtica celebración de la vida, con su estilo inconfundible y sabor clásico que me tiene ganado. Boyhood se queda a medias en su órdago y de Birdman ya voy a hablar un poco más abajo, así que la propuesta de Anderson me parece la más completa de la categoría.

MEJOR DIRECTOR

Aquí no tengo duda. González Iñárritu. Birdman es un espectáculo visual y un ejercicio de maestría detrás de la cámara. Es, de lejos, la más valiente en su concepto de las presentadas, y creo que no hay discusión posible en esta categoría.

Y al mismo tiempo digo, que Birdman es una película tramposa, llena de superioridad moral y que tapa muchas vergüenzas, precisamente, por su excelencia técnica. Admito también que no soporto el cine de Iñárritu en general, pero hasta yo me rindo a la evidencia.

MEJOR ACTOR

Hago Chas y aparezco a tu lado, que estoy muy loco

Hago Chas y aparezco a tu lado, que estoy muy loco

Otra categoría sobre la que no tengo muchas dudas. Michael Keaton es mi hombre, nenes y nenas. Su papel es complejo, contradictorio, enervante y entrañable. Se merienda a todos sus compañeros de reparto, que están a un nivel magnífico. Hay mucho de redención, de deuda consigo mismo, de mirarse en un espejo y aprender a vivir con el peso del pasado. Keaton se interpreta sin miedo a sí mismo, con la habilidad del tío que no tiene nada que perder, sin pánico a desnudar su propia carrera y gritar al mundo “se lo que soy y me da igual lo que pensáis de mí”. Birdman hará por Keaton lo que Lost in Traslation hizo por Bill Murray, trascender al actor de género para convertirlo en actor, a secas, con todas las de la ley.

Los demás nominados, pues quedan bien como atrezo y para que aplaudan cuando Keaton suba a por su estatuilla.

MEJOR ACTRIZ

Una categoría sosa de más este año. No me gustan especialmente ninguna de las implicadas, pero son papeles muy golosos para que Hollywood saque su lado moñas. Si fuesen unos destroyers, se lo daban a Rosamund Pike por su papel de LOCA de libro (y por ende, pesadilla masculina recurrente) en Perdida, pero teniendo algodón de azúcar como Reese Witherspoon o Felicity Jones, el espíritu macarra se lo dejarán (como siempre) para otro año. Yo digo que se lo lleva Jones, porque tiene un papel muy del gusto de Hollywood, de mujer abnegada, amorosa y sacrificada. Un rollo.

MEJOR ACTOR SECUNDARIO

Me encanta esta categoría. Aquí es donde se ven actores de verdad, veteranos y con una capacidad de adaptación que deja descolocado. Actores de raza, capaces de hacer suya la película aún con las limitaciones de su rol. Y este año no decepciona. No sé quién se merece más la estatuílla de estos monstruos. Todos los implicados son parte fundamental del éxito de la película que representan, y, gane quien gane, será al mismo tiempo un acierto y una injusticia para los demás. Si me tengo que mojar, voto por Edward Norton, que hace la réplica a Keaton en Birdman de manera bestial. Tienes ganas de partir la cara a su personaje desde el minuto uno, y al mismo tiempo te sientes absolutamente fascinado por ese canalla insufrible que representa.

Sería una sorpresa muy agradable que se lo concediesen a J.K Simmons por Whiplash. Yo aplaudiría mucho.

MEJOR ACTRIZ SECUNDARIA

In Patricia We trust

In Patricia We trust

Pasa lo mismo que con los actores secundarios, que para encontrar un rol femenino con algo de chicha hay que asomarse por esta categoría. Aunque este año tampoco es que sea para dar saltos de alegría, porque tampoco son papeles especialmente arriesgados, salvo por dos mujeres que, para mí, tienen todas las papeletas. Por un lado, la juventud de Enma Stone, que está destinada a ser una de las mejores actrices de su generación. Su rol en Birdman está lleno de matices, de cambios, de desequilibrios geniales que ella maneja con soltura y madurez.

Lo que pasa es que al otro lado del ring tienen a Patricia Arquette, absolutamente maravillosa en Boyhood. Da un recital de adaptación, de dramatismo y, sobre todo, de aceptación.

Ambas son mujeres reales en medio de papeles prefabricados. Si tengo que elegir, me quedo con Arquette. Pero ambas están a años luz de sus competidoras. Tanto, que no sé que narices pinta Keira Knightley en todo esto.

Estas categorías son las que darán más que hablar, pero nosotros vamos a continuar la quiniela con dos categorías que nos molan especialmente. No son tan carne de polémica, pero son parte de nosotros, como frikazos de pro y cinéfilos.

MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN

Hay que ver lo que nos gustan las pelis de animación, chicos y chicas, afición que seguro compartes. Este año la cosa está difícil, porque hay tres que, para mí, tienen todas las papeletas. Por un lado, la poesía y la magia de El Cuento de la Princesa Kaguya, que además cuenta con el punto extra del exotismo del folclore japonés.

Queremos una categoría al mejor malo molón

Queremos una categoría al mejor malo molón

Por otro lado, una propuesta muy diferente, más comercial y dirigida, pero no por ello menos interesante. Big Hero 6, espectáculo inteligente, con un villano absolutamente genial y protagonistas de esos que molan todo el rato. Me ha dado uno de los mejores momentos en la sala de cine de la temporada pasada, y por eso la pongo en mi quiniela.

Ahora suelto la bomba, y digo cual es, para mí, la ganadora de este año. Song of the Sea es maravillosa, entrañable, armada de la belleza clásica que huye de efectismos. Pocas cosas iguales vais a ver tan hermosas como este cuento anclado en la tradición celta. Si gana, me quedo loco de contento.

Tráiler al canto

MEJOR PELÍCULA EXTRANJERA

Otro refugio donde encontrar buen cine. Hollywood y sus fuegos artificiales no son suficiente para que los que amamos el cine nos sintamos completamente cegados, y esta categoría nos llama a voces. Como siempre, el premio a la mejor película extranjera esconde joyas de la cinematografía mundial a los que hay que prestar atención. Es una pena que para ver estas películas tengamos que hacer mil malabares, porque no se estrenan aquí ni de broma, o en salas muy alternativas, de esas que desaparecen sin dejar ni rastro (y ya, si eres de provincias como el que suscribe, ni te cuento). Por aquí hemos visto Relatos Salvajes, que me gustó, pero que poco o nada tiene que hacer con el tonelaje de calidad que tenemos en disputa por la dorada estatuílla. Me quedo con dos: Tangerine, Fabuloso drama de contexto bélico, y Leviatán, una de las mejores películas del año pasado.

Ambas son preciosistas, calmadas, reflexivas y humanas, esa clase de cine que parece cada vez más olvidado. Especies en extinción que a algunos todavía nos emocionan. Pero, si tengo que elegir, Leviatán es mi película.

A ver que tal. Si acierto, lo celebramos de cañas. Eso sí, primero hemos de sobrevivir a la ceremonia, que cada año es más escasa y poco imaginativa. Sería muy bonito que le dedicasen la gala a todos esos que todavía siguen dormidos en el cine porque fueron a ver Birdman pensando que era una peli de superhéroes.

¡Que extiendan la alfombra roja!