índice
Publicado el 4 de marzo del 2015 por Doktor Freak en Series
El Ministerio Del Tiempo

Hola a tod@s, ya estoy de vuelta. Como podéis ver he estado un tiempo ausente, y no me ha sido posible reseñar antes, pero hoy lo remedio hablando de: El Ministerio del Tiempo. No sé que os parecerá a vosotros, pero todo el mundo la equipara con Dr Who. Es más la denominan el Dr Who Español, pues yo creo que no pueden estar más equivocados. Veréis: Dr Who es una serie de ciencia ficción en la que hay viajes por el tiempo, pero también por el espacio, razas alienígenas y una cabina de teléfonos llamada: La Tardis; en el Ministerio del Tiempo hay una estancia, y dentro puertas: Puertas que abren ventanas al pasado, asique a mi parecer en ese sentido son bastante diferentes, pero no es lo que nos ocupa ahora, sólo quería establecer las diferencias entre una y otra. Pero si diré que se parece bastante más a cierta serie: Através del Tiempo.

2965771
La nueva ficción de Tve se ha establecido y asentado de manera exitosa. Si bien es divertida, y con muchos guiños y unas críticas sociales muy acertadas, le falta un pelín de chispa. Los personajes están muy bien seleccionados, pero les falta algo de química (que seguramente se vaya desarrollando a lo largo de la serie) de entre los tres, los más destacados son los personajes de Alonso de Entrerríos y Amelia Folch, el personaje de Julián interpretado por Sancho, es muy divertido y simpático, lo interpreta con naturalidad pero le falta carisma.
Los secundarios, interpretados por monstruos interpretativos como Gea o Blanch dan la sensación de no aportar nada a la serie ( al menos de momento) pero su presencia es de agradecer, ya que son el nexo entre lo que ocurre en El Ministerio y los portagonistas. Por cierto, hay que decir también que algunos díalogos y escenas son muy forzadas e incluso poco creíbles.

imagese

La cabecera de la serie y la música quizás sea el punto más flojo de toda la serie, sobre todo la cabecera, que habiendo animadores tan buenos, se haya elaborado una intro tan pobre. en lo que a la música respecta, falta algo menos lineal. Más rica en matices y acertada en diversos momentos. Lo que sí diré es que tras dos episodios ya es una serie con identidad propia, y merece la pena darle una oportunidad, quizás al tiempo llegue a ser junto a Águila Roja, una de las ficciones de la cadena que encandile al espectador.