imagesd
Publicado el 17 de marzo del 2015 por Doktor Freak en Series
House of Cards

La serie producida por David Fincher House of Cards, basada en la novela de Michael Dobbs y que ya tuvo una adaptación en forma de miniserie en 1990, nos presenta al congresista Frank Underwood y su escalada al poder. Los maniqueos políticos, las intrigas y las manipulaciones están a la orden del día en esta serie.

houseof3
Frank Underwood está dispuesto a todo tras su rechazo como secretario de estado, ese es el momento clave en el que empiezan los tejemanejes de Underwood y su ascenso casi meteórico hasta el poder.

images

Episodio tras episodio, el propio Underwood hace partícipe al espectador de cada paso que da, de cada manipulación de todo cuanto ocurre, tanto a el como a quienes le rodean, incluso su mujer (una excelente Robin Wright). Tiene esa complicidad con los espectadores y pese a lo ruín que llega a ser, empatiza con el, quiere saber cual va a ser el proximo movimiento, lo que se le pasa por la cabeza y lo que va a decir Frank Underwood.
Lo que más llama la atención de Underwood es que el no busca el vil metal, le mueve su ambición hacia el poder, pero es consciente de todo lo que conlleva. La manipulación de los medios, las cortinas de humo, las relaciones, los pactos…, Frank está dispuesto a todo, y cuando decimos a todo es a todo. Ya sea mediante seducción, falsificación de pruebas e incluso traicionar a sus allegados.

house-of-cards-trailer
Creo que todo el mundo debería de conocer a Frank Underwood, seguramente el mejor papel que haya realizado Kevin Spacey en toda su carrera. Es tan bueno que no creo que de con otro igual, sólo por su interpretación la serie ya merece la pena. Esa música que crea ambiente de intriga, de tensión y que rodea a los personajes creando expectación al espectador, es tan genial como la propia serie. Se podría decir en cierto sentido que trata sobre la condición y mezquindad humana.