ñe
Publicado el 16 de octubre del 2015 por Germánico en Ludoteca
[Estuvimos en…] HELMANTICON

“Lo que la naturaleza no da, Salamanca no presta” reza un antiguo dicho que todo el mundo conoce y comprende en la capital charra. La naturaleza me otorgó un vicio, uno sano, el de los juegos de mesa y el frikismo y Salamanca respondió a la llamada: nos prestó a todos un finde increíble en lo que serían las primeras jornadas de rol, estrategia y ocio alternativo  de la ciudad, las Helmanticon.

Siempre es agradable volver a ver a ciertas personas (y echar de menos a quienes, por avatares del destino, no pudieron compartir estos días con nosotros. Para esas personas grabamos vídeos dedicados con amor y cariño), conocer gente nueva, jugar, probar, crear, reír y, en definitiva, pasarlo en grande. Ahora, descansado y tranquilo (aunque ronco) desde mi casa una semana después de aquel glorioso puente, miro la pantalla del ordenador y sigo pensando en cómo escribir este artículo que me gustaría, de alguna manera, que fuera especial.

En fin, sea como fuere para mí todo comenzó el día  10 a las 9:30 de la mañana en el Polideportivo la Salud. Llegaba justo para comenzar un torneo de Catán para el que, si me descuido, no tengo plaza. Pero lo primero era lo primero: había que saludar a la Organización: hola, mi camiseta (ahora mismo la llevo puesta) y mi tarjeta de inscripción. Como estamos en el año 2015, decidieron que me darían el 15 como número, la niña bonita, los años que tiene mi amor… Hummm, ¿me estarían tirando los trastos y no me di cuenta?

IMG_20151010_114351

Sin trastos y sin ligoteo, me fijé en su ludoteca: había una variedad de juegos amplia e interesante. Clásicos como el Dominion, Carcassone y Catán se juntaban con otros más clásicos si caben, como el Risk, el Stratego, o La Herencia de Tía Agatha (una lagrimilla surcó mi rostro lleno de emoción al ver este mítico juego de mi infancia); no faltaban juegos como el Smallworld, Pandemia, la Fuga de Colditz, la Danza del Huevo, Saboteur, el Juego de Tablero de Juego de Tronos, Diskwars, Colt Express, Bang!, Mundodisco: Ankh-Morpork, Virus, Aventureros al Tren… Vamos, que cargadito cargadito todo.

IMG_20151010_141114Desde la Ludoteca me encaminé a las rondas clasificatorias de Colonos de Catán. Sin recursos y sin puntos, humillado en mi primera partida por culpa de la hija del Diablo, chica que me crucé en varias partidas y a la que nada más verla sentía un escalofrío recorriéndome el espinazo sabiendo que ella supondría mi más triste derrota (eso sí, con los enanos no pasó lo mismo, eh? Como Saboteador soy un genio), acabé el torneo sin pena ni gloria. Aunque probaría otros más corriendo la misma suerte, o falta de la misma.

Y después, tocó el momento de seguir curioseando, tanto Sábado como Domingo.

Se celebraron numerosos torneos, como el de Carcassone (ay de mis pequeños campesinos recogedores de algodón en tierras yermas…), Catán, Magic, King of Tokio (pasando de la Gloria a la derrota en sólo una partida), X-Wing, Krossmaster, Las Vegas Quiz e incluso una Gymkana friki con pruebas de lo más curiosas (algunos hasta acabaron en calzoncillos, no digo más). También hubo mucho softcombat y mucho Jugger, todos los días, a todas horas,… La Guardia Helmántica no descansó y lanzó su guante para retarnos a todos los presentes a más de un duelo. Incluso organizaron un interesante taller de armas del que saqué un mandoble más para mi propia colección (realmente fue un obsequio de un buen amigo).

IMG_20151010_112328

Por otra parte, hubo grupos que disfrutaron también de Wargames, de roles en vivo y de partidas de rol clásico mientras comían una manzana y paseaban entre las mesas observando.

IMG_20151010_112644

El domingo pudimos conocer a las Kinkicharras, un grupo de patinadoras que practicaban una suerte de rugby sobre patines de origen de lo más curioso. Fuimos testigos de su exhibición de lo más curiosa (si supiera patinar me habría animado… pero mejor lo dejé en ser espectador) y terminé con una camiseta de su grupo.

IMG_20151011_182416

Kinkicharras en acción.

IMG_20151011_002832

Aquí aprendiendo de un momento a jugar al Diskwars. Sólo decir que mi primera batalla como general fue épicamente desastrosa.

Pero creo que lo que más se movieron fueron los juegos de mesa. No sólo los torneos, con sus rondas clasificatorias y finales, sino también con las pruebas de gente que desconocía las reglas, de grupos variopintos que se juntaban buscando aprender nuevos juegos o jugar a otros ya conocidos en intentos desesperados de vengarse por sus malas actuaciones en distintos torneos; incluso a las cinco de la mañana, en el vestuario de las chicas, Ankh-Morpork fue gobernada y razas distintas lucharon por el control en Smallworld. Así tuve la suerte de probar juegos como Viento del Norte, Colt Express, Smallworld, Diskwars, The Big Fat Tomato Game (sí, un juego de cosechar tomates…) y de jugar otros ya conocidos y trillados.

El lunes, ya cansados, semiresacosos, con menos horas de sueño que el compañero de habitación de Hanníbal Lécter, llegó la hora de la despedida. Se improvisaron canciones (lástima de no grabarlas, nos quedaron realmente bien), se disfrutó todavía de un par de partidas, de distintas formas de frikismo, de combates y bolos suecos para, tras una comida conjunta, celebrar la gala de clausura.

Con el primo loco de Alf tomando el cuerpo de un agente de los Mossos In Black, con numerosos sorteos (tantos que hasta un servidor se llevó para casa el Kingsport Festival, juego que ya estoy deseando probar), todos fuimos Luis durante la hora que duró la ceremonia que incluyó, además, discurso emotivo de la organización y los premios para los ganadores de los distintos torneos.

El día terminó con el concurso de Cosplay y la entrega de su galardón.

11222381_1676739222571018_2237462701393348463_o

Ya os estoy echando de menos… sólo resta esperar a la segunda edición.

IMG_20151012_164652

¡Gracias por hacer esto posible!