Publicado el 9 de Febrero del 2017 por EstaMujer en AniManga
¿Ola de frío? Yuri!!! on Ice

Aprovechando la susodicha ola de frío polar que nos ha pasado hace nada (y que aún colea), y como pequeño homenaje a Javier Fernández (pentacampeón de Europa y bicampeón del mundo de patinaje artístico), os voy a hablar de Yuri!!! on Ice, anime de finales de 2016, que me resistía a catar, pero que por consejo de mi amiga Leydhen le eché un ojo… y cayó en un día. Y aun me veo alguno de los capítulos. Y vídeos del último mundial.

Yuri decidido

Con decisión.

Es cortita, como viene siendo habitual en las series anime desde 2010: 12 episodios para contarte a buen ritmo las peripecias del patinador japonés Yuri Katsuki, en un año decisivo para su carrera. Es creación original del estudio de animación MAPPA, con guión de Mitsurô Kubo (forofo del patinaje artístico, por lo visto), y con dirección de la multi-premiada Sayo Yamamoto.

Sobre el género de la serie: deportes (ya sabéis que los japoneses tienen mogollón de etiquetas para los géneros de manga/anime), pero una vez vista y conocidas las discusiones otakus en el proceloso mar de internet, yo añadiría que es josei: es decir, que el público objetivo es más bien mujeres de entre 20 y 35. No quiere decir esto que no sea apropiada para otros públicos o buena en general (que lo es), pero me da la sensación de que a la gente que la ha visto se le han olvidado dos cosas: 1, en las series de deportes con protagonistas masculinos hay muchos chistes/clichés estéticos que vienen del yaoi (homo) y que están a posta, como si es Haikyû. 2, que las series de deportes suelen tener un enfoque adicional a parte del básico: son shôjo como Juana y Sergio, o shônen como Campeones, o ecchi como Chicho Terremoto… Dicho esto, sí, hay bastante rollo homo/bromance (según como se mire), y es una serie con una construcción de personajes compleja y realista, además de tener muchos puntos cómicos. No creo que esté demasiado alejada de la realidad del consumidor medio de este deporte (no nos engañemos, las mujeres lo vemos más, en cualquiera de sus categorías), aspecto que queda reflejado a lo largo de toda la serie en los personajes femeninos que también aparecen.

La producción a mi me ha parecido espectacular: las coreografías son de Kenji Miyamoto, ex-patinador por parejas japonés y actual coreógrafo de muchas estrellas del sector (por ejemplo del actual campeón del Grand Prix, Yuzuru Hanyu), y cada personaje patinador de la serie tenía su propio animador, para que los movimientos fuesen ligeramente distintos y conseguir la sensación de que tienen distintos estilos. Tuvieron que grabar expresamente a Miyamoto patinando en diferentes pistas para poder grabar el sonido de los patines en el hielo, porque en las competiciones no se escucha por la música… Todo el sonido de la serie en general está muy bien, y siendo el tema que es, la banda sonora no desmerece en absoluto: muchas de las piezas te las puedes imaginar funcionando de verdad en una competición de patinaje. El diseño de los personajes es muy bueno, el dibujo y el color son espectaculares (me daba miedo que fuesen cutres, y para nada), y la animación de las coreografías está genial, a mi me ha enganchado un montón. Hay gente que opina que la calidad es irregular, pero yo no se lo he notado.

#ninja

#ninja

También me ha parecido muy buena la representación de ciertos aspectos de la vida cotidiana de los atletas: muchas redes sociales, todos se conocen (aunque no todos se lleven bien), aprenden palabrejas de los otros idiomas, hacen todo el turismo que pueden aprovechando los viajes… que la final fuese en Barcelona es otro puntazo, pues la ciudad condal ha sido la sede de un par Grand Prix muy recientemente. Que todos los entrenadores son casi los mismos que van de un jugador a otro también está muy bien. Y también me gusta que en general son muy físicos: si de normal en un japonés no te esperas que haya mucho contacto, del aparentemente tímido Yuri Katsuki al principio choca un montón… pero hasta donde yo sé por las entrevistas a los deportistas olímpicos (por ejemplo), o a actores y bailarines también, al estar muy acostumbrados a usar su cuerpo, tienen relaciones más físicas de lo normal sin demasiado problema. Esto es algo que se explota muchísimo en la serie para el equívoco sexual con el que se juega entre varios de los personajes, lo cual ha incendiado las redes más de lo normal si cabe.

Yuri-on-Ice-05-1

Me siento identificada.

De qué va: Yuri Katsuki es un patinador profesional japonés de 23 años (algo mayor), fan del campeón absoluto de este deporte (en la serie) Victor Nikiforov, de Rusia y que tiene ya 27 años, por lo que la gente está que no sabe si se va a retirar. Consigue como campeón de Japón entrar en el circuito del Grand Prix, pero en la final (hay que quedar bien en dos de las seis pruebas en total a lo largo del mundo para llegar) falla y queda el último, por un tema de falta de confianza. Se hunde en una depresión, pierde otras competiciones, engorda, su entrenador cambia de atleta… total, que se vuelve a casa con sus padres en Hasetsu (Kyushû), para decidir qué hacer con su vida. Allí resulta que vemos que no ha

Son un peligro.

Qué peligro.

dejado de patinar: ha vuelto a imitar a Victor para cogerle el gusto de nuevo al patinaje… y las hijas de su mejor amiga cuelgan el vídeo en internet (las niñas son un terremoto). Victor ve el vídeo y decide plantarse en el onsen de sus padres para entrenarle y que gane el Grand Prix. Hasta aquí el primer episodio XD

Me encanta el ritmo de este capítulo, explica

¡Amazing!

¡Amazing!

muchas cosas en muy poquito tiempo, te muestra unos personajes que rodean a Yuri K. con unas pinceladas, pero muy reales y comprensibles; te hace una introducción al tipo sicológico de Yuri que también está muy bien (hay más miga de lo que puede parecer leyendo estas líneas), y ya tiene una escena bastante larga de patinaje para que te sitúes. Francamente, muy bueno. Incluso si no queréis ver más pero queréis saber un poco cómo es la serie anime que más premios se ha llevado del 2016, os veis el primer episodio (incluyendo el Opening y el Ending, que también están muy bien), y si no os engancháis pues lo dejáis.

YoI-E03-03

Divaza.

Durante los meses siguientes se sucederán rivalidades, temas personales envueltos en las competiciones internacionales, y sobre todo muchos detalles para fans de este deporte, que ha sido uno de los secretos del éxito de este anime tanto fuera como dentro de Japón: las referencias a patinadores, trajes, coreografías, premios… es constante. Los propios personajes patinadores y sus ejercicios están compuestos como si fuesen puzzles, con formas de ser de unos y formas de patinar de otros, y de múltiples nacionalidades (lo de los tipos fisiológicos en la serie es otro plus, tanto de patinadores como del resto). Hay cameos de gente grande de este deporte, como Stéphane Lambiel y Nobunari Oda en el último episodio como comentaristas, o directamente fotos que se han convertido en fotogramas, como la corona de Victor que está sacada de las que le daban a Johnny Weir (uno de los pocos patinadores abiertamente homosexual durante su carrera, que sufrió cierta discriminación por ello). Total, que no es de extrañar que la otaku Evgenia Medvedeva (campeona del mundo de patinaje artístico femenino) estuviese enganchadísima y le dijese a todos los demás que se vieran la serie, con retuits del mítico Evgeni Plushenko mediante; o que el propio Lambiel haya hecho hace nada un dúo con el japonés Daisuke Takahashi homenajeando la serie… muy en plan Yuri!!! on Ice.

Stéphane Lambel

Stéphane Lambiel en Barcelona.

yuri_on_ice__victor_nikiforov_by_irenbee-dakg37y.png

Cómo no iba a gustarles…

Dentro de las rivalidades está muy bien que el trío no es romántico, sino competitivo: Yuri Plisetsky, otro ruso pero de 16 años, también admira a Victor, y quiere entrenar con él por el tema de la competitividad. Obviamente y por lo de los clichés estéticos del yaoi mencionados antes, hay alguna escena un tanto equívoca, pero no se sustenta con el resto de la serie (al menos en mi opinión).

resort

Verídico.

Sobre el rollo romántico: como es una serie de deportes, todo lo demás es subtexto, mal que le pese a la gente. Es decir, que los temas románticos y de flirteos son aprovechados en la narrativa, como lo LGTB, pero al no ser centrales, no tienen por qué ser explícitos… algo que se le ha criticado a la serie, porque resulta evidente la relación entre Victor y Yuri K. a partir de cierto momento, pero a la vez no aparecen ciertas imágenes, por probable autocensura. A mi personalmente, que ya tengo una edad, estos agujeros (siempre que estén bien hechos) ya no me molestan, porque dejan al receptor que los rellene como quiera (ejem). ¿Son pareja? ¿no lo son? ¿cuáles de todos ellos son gays? ¿son gays o son bi? ¿lo de los italianos será por los Borgia?… sinceramente, me parece innecesario explicarlo de manera explícita. Me gusta sin embargo lo que dice mucha gente acerca de que son un ruso y un japonés juntos, sociedades que son bastante conservadoras y que no aceptan este tipo de relaciones, al menos abiertamente.

Última recomendación si os lanzáis a ver este título: el capítulo 10 os lo veis entero, incluyendo todos los créditos del final. Como dicen los patinadores en las entrevistas, ¿quién les ha contado todo esto?

Otra serie que sale de la escala, por la historia, la producción y el hype. Porque sí, parece que habrá segunda temporada… y claro, las redes incendiadas con lo que debería o no aparecer. Yo solo digo que en Barcelona podría haber boda, que para eso tenemos una ley chachi, y que a ver si cae un personaje de Javier Fernández, que oye, el hombre está que lo peta (en múltiples sentidos), y es muy majete.

Eso sí que es un misterio, ¿habrá visto la serie? ¿la comentará con Yuzuru cuando entrenan en Toronto?¿alguien con maña puede hacer un fanart de estos dos haciendo un dúo, please XD? #modoadolescenciaON

yurionice11

Maduritas FTW.

Nota: Me he puesto el Ending en bucle mientras escribía el artículo (así ha salido…)

Nota2: He hecho un par de correcciones de errores, y ahora que me he visto la serie tres veces en una semana, tengo que deciros que tenéis que veros también el post-créditos del episodio 11. Por ampliar información, hubo otra serie de patinaje artístico, shôjo, de 2006, llamada Ginban Kaleidoscope… a parte del tono, la animación es bastante peor, más propia de mediados de los noventa que de una serie pasada el 2000. Pero bueno, por si queréis ahondar en el tema (esta me la mencionó Ilyasbel).